En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 100
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — En una casa grande y silenciosa, con piso impecable y olor a hogar, aguardan 12 pequeños que se encuentran en una lista para ser adoptados en Venezuela.

    "¡Mira la casa que estoy pintando!", exclama uno. "¡Mira mi dibujo!", dice una pequeña, mientras colorea una reina y un rey. A leguas se entiende, aunque no te lo digan, que es una forma de llamar la atención, esa que sus padres o familiares les negaron.

    Las trabajadoras del hogar 'Ruiseñor de Catuche' no portan uniformes. La idea es que los niños las vean como sus tías. De pronto, se siente un sabroso aroma a comida que impregna toda la casa, avisando la hora del almuerzo.

    Aunque en Venezuela no se habla mucho de la adopción de niños y niñas, actualmente 456 parejas esperan para ser padres adoptivos.

    Las dificultades económicas o la pandemia no han sido obstáculos para que estas personas continúen con los procedimientos, contó a Sputnik la presidenta del Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Idenna), Luisaura Ravicini.

    "Ni con el bloqueo, ni con la pandemia se ha disminuido ese proceso, porque aparte de que es un procedimiento legal, lo que prevalece es el sentimiento, y el sentimiento no tiene que ver con que tengas que comer o no. La adopción no tiene como limitante la condición económica de una persona del adoptante. Son otros criterios que se evalúan ahí", señaló.

    En busca de familia

    En 2019, 100 menores fueron adoptados en Venezuela, y en lo que va de este año el Idenna evalúa a 82 parejas para realizar el mismo procedimiento con 27 menores que se encuentran esperando adopción.

    Los niños y adolescentes son ubicados en las instituciones del Estado de acuerdo con sus edades, debido a que la ley establece que los espacios tienen que ser diferenciados para atender todo lo relacionado con su desarrollo.

    Los chicos que se encuentran en esta casa fueron abandonados en hospitales, en la calle o entregados por sus propios madres o padres que se encuentran privados de libertad, por lo que pasaron a la protección del Estado.

    A los pequeños les encanta recibir visitas. Aunque no se les ve la sonrisa porque todos llevan barbijos puestos, sus ojos sí expresan la alegría que sienten cuando ven a alguien diferente del entorno con el que a diario conviven.

    Una de las trabajadoras de la casa hogar tiene sus propios hijos, pero no por ello deja de sentir y tratar a estos como si también lo fuesen.

    Orígenes

    Una vez que los niños llegan a estas entidades del Estado, se activa una medida de protección temporal de 30 días, en los que el Consejo de Protección realiza todas las indagatorias necesarias para saber si el niño tiene familia de origen.

    "En principio el origen es papá y mamá, pero si no existe papá y mamá, pueden existir tíos o abuelos que pueden hacerse cargo de ese niño que es lo que llamamos la familia extendida", expresó la experta.

    En el proceso también actúan otras instituciones como el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), el Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), encargados de conseguir los vínculos familiares.

    Algunos pequeños corren con la fortuna de ser adoptados por su propia familia, y en este caso el tribunal dicta la medida de colocación en familia extendida.

    Muchas mujeres viven el proceso del preparto con mucho miedo y angustia; la humanización del momento de dar a luz, el antes y el después busca borrar eso
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Las familias sustitutas también juegan un papel muy importante en este proceso, debido a que existen muchos casos en los que la madre ha dejado a su hijo con algún vecino por varios años y luego con el tiempo vuelve para reclamarlo.

    "El plan de familias sustitutas lo estamos llevando a los senos de todas las comunidades para que conozcan qué es lo que hay y cómo acceder a estos mecanismos de administración de justicia por la infancia. Por ejemplo: dejé a mi hijo de cinco años con mi vecina. Llegué, mi vecina no lo quiere entregar porque ya hay un emparentamiento. Yo como padre puedo denunciar, porque la otra persona no tiene un instrumento legal que le avale", señaló Ravicini.

    Fases

    Los procedimientos de adopción pueden durar hasta un año, ya que tienen dos fases:

    1. la administrativa, que lleva a cabo el Idenna,
    2. y la judicial, que se refiere a la presentación de la solicitud ante el tribunal.

    También hay personas de otros países que acuden a Venezuela para adoptar niño. En lo que va de este año se han registrado dos casos concretados, siendo España una de las naciones con más solicitudes.

    La adopción es un proceso irrevocable. Cuando un niño es adoptado es como un hijo de sangre tiene los mismos derechos de otro hijo que la pareja pueda tener.

    Mientras, en 'Ruiseñor de Catuche', los 12 pequeños juegan a hacer galletas y deportes, y aunque las trabajadoras tratan de hacerlos sentir en familia, nada se compara con la emoción que sienten cuando una pareja los adopta y les brinda el amor de padres que tanto necesitan.

    Etiquetas:
    niños, adopción, partos, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook