En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La economía boliviana acumuló un crecimiento de apenas 0,55% en el primer trimestre de este año, en comparación con similar período de 2019, según un reporte preliminar publicado por el Instituto Nacional de Estadística.

    El reporte basado en el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE), un indicador que suele diferir levemente con el del Producto Interno Bruto, confirmó previsiones del Gobierno boliviano y de organismos internacionales sobre una inminente recesión como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

    El IGAE acumulado en el trimestre resultó afectado principalmente por la caída de la actividad en marzo, que se contrajo en 2,63% frente al mismo mes del año anterior.

    El Gobierno transitorio boliviano y organismos multilaterales han pronosticado que el país, al igual que el resto de Latinoamérica, sufrirá una fuerte disminución de su actividad económica por la pandemia, que provoca desde mediados de marzo una paralización de gran parte de las actividades de producción y de servicios.

    Los sectores más afectados por la contracción en marzo, primer mes de cuarentena contra la pandemia, fueron los de la minería, parte de las industrias, la construcción y las comunicaciones, según el INE.

    El PIB de Bolivia había crecido apenas 2,2% en 2019, el índice más bajo en casi dos décadas, debido a la inestabilidad política y a una desfavorable coyuntura internacional.

    Para este año, el pronóstico oficial de crecimiento ajustado en enero era de 3,5%, pero tras el advenimiento de la pandemia de COVID-19 el Gobierno transitorio ha advertido que será inevitable una fuerte caída, aunque sin señalar cifras.

    El Fondo Monetario Internacional ha previsto para 2020 que la economía boliviana decrecerá 2,9%, en tanto que el Banco Mundial calculó un achicamiento de 3,4%.

    Etiquetas:
    recesión, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook