En directo
    América Latina
    URL corto
    1391
    Síguenos en

    Durante la presidencia de Felipe Calderón, la Secretaría de la Función Pública (SFP) de México recibió 12 denuncias y quejas contra el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, todas las cuales fueron archivadas.

    Las acusaciones contra el exfuncionario van desde enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad, vínculos con el crimen organizado, negligencia, ejercicio indebido de funciones, desacato, así como descuido y falta de atención en el cumplimiento de sus obligaciones como funcionario público.

    Los documentos analizados en la investigación de El Universal también señalan que esas denuncias fueron archivadas luego de que la SFP las evaluara como "improcedentes" o "carentes de elementos para continuar la investigación". Asimismo, las denuncias iniciaron desde el sexenio de Vicente Fox (2000-2006), en el que García Luna sirvió como director de la Agencia Federal de Investigación, y continuaron durante la administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

    Una de las denuncias que destaca la investigación se realizó en 2010, la cual fue firmada por colaboradores de la extinta Policía Federal Preventiva (PFP). En ella, los acusadores anexaron mensajes encontrados en mantas y cartulinas colgadas en los estados de Guerrero, Michoacán y Coahuila, los cuales hacían mención del nexo entre García Luna y el crimen organizado.

    Sin embargo, esta denuncia se realizó de forma anónima, lo cual llevó a la SFP a descartar los dichos de los expolicías, quienes no pudieron comprobar los señalamientos de los mensajes recabados.

    Otra denuncia fue realizada en 2008 por Javier Herrera Valles, entonces director de la PFP, quien acusó a García Luna por actos de corrupción. En una entrevista con el medio mexicano, Herrera Valles aseguró que dentro de esa corporación policiaca existía inconformidad por el liderazgo del secretario de Seguridad Pública, pero que nadie se atrevía a denunciar porque había amenazas y reprensiones.

    Incluso, el exdirector afirmó que envió una carta al entonces presidente Calderón para alertarlo de las quejas contra García Luna. Sin embargo, tras el encarcelamiento de Herrera Valles en noviembre de 2008 —el cual atribuye a García Luna—, las denuncias cesaron.

    Actualmente, el exsecretario de Seguridad Pública de México enfrenta tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína, así como un cargo por declaraciones falsas en la corte de Nueva York. Felipe Calderón, por su parte, negó el 3 de mayo haber sabido sobre los nexos de García Luna con el Cartel de Sinaloa, tal como señaló la exembajadora de Estados Unidos, Roberta Jacobson.

    Etiquetas:
    Felipe Calderón, Genaro García Luna
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook