En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Argentina (368)
    0 10
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Un total de 7.854.316 personas cobrarán el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) lanzado por el Gobierno para paliar el impacto económico que ha provocado el nuevo coronavirus (causante de la enfermedad COVID-19), anunció el director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli.

    "Se le ha otorgado el IFE a 7.854.316 argentinos y argentinas", señaló el funcionario durante una comparecencia pública desde la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

    Esta prestación social, que contempla de momento un único pago de 10.000 pesos (154 dólares), está destinado a trabajadores informales, independientes y trabajadoras en casas particulares

    "Estamos hablando de un ingreso monetario de emergencia que es una política inédita en Argentina, y yo diría en América Latina por su cobertura geográfica, su amplitud y por lo que requiere del Estado", aseveró Vanoli.

    El Estado deberá invertir casi 80.000 millones de pesos (1.198 millones de dólares) para garantizar esta asignación, que representa "una política social sin precedentes en Argentina y en la región", según el director de la Anses.

    En la principal provincia del país, Buenos Aires, 2,9 millones de personas cobrarán este Ingreso Familiar de Emergencia.

    En la jurisdicción de Córdoba (centro) recibirán esta prestación unas 650.000 personas, que se suman a otros 608.000 beneficiarios en la jurisdicción de Santa Fe (centro-este) y a otros 300.000 en los distritos de Tucumán (noroeste) y Mendoza (centro-oeste).

    En total más de 11,3 millones de personas en todo el país se inscribieron para solicitar el IFE.

    La ayuda no la recibirán ni jubilados ni beneficiarios de otras prestaciones estatales, que ya fueron alcanzados por otras medidas.

    El Gobierno de Alberto Fernández anunció diversas iniciativas que demandarán 700.000 millones de pesos (10.769 millones de dólares) del Estado para asistir a las empresas damnificadas por la disminución de la actividad y para contener a la población más postergada a fin de pueda hacer frente al descalabro que están generando las medidas de prevención del COVID-19.

    Algunas de esas disposiciones son la suspensión temporal de aportes patronales y el aumento presupuestario para obras viales, además de lanzar créditos para construcción o refacciones de casas e incentivos para estimular la producción industrial.

    El Estado también se hará cargo de una parte de los salarios de quienes estén trabajando en el marco del Programa de Recuperación Productiva.

    En su informe matutino de este lunes, el Ministerio de Salud informó de 2.208 casos de COVID-19 en todo el país, con 95 fallecidos.

    La ciudad de Buenos Aires presenta el mayor número de afectados, con 586 casos (ocho nuevos), seguido de la provincia de Buenos Aires, con 572 detectados en las últimas horas (28 nuevos).

    Tres de los 24 distritos del país no presentan ningún infectado con el virus SARS-CoV-2.

    El presidente, Alberto Fernández, anunció el viernes que el confinamiento obligatorio vigente desde el 20 de marzo se prolongará hasta el 26 de abril.

    El mandatario estableció algunas excepciones a la cuarentena que atañen a determinadas actividades esenciales, como bancos, talleres de automóviles, y gomerías.

    El Ejecutivo también autorizó los paseos de personas discapacitadas con un acompañante.

    Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo existen 1.773.084 casos confirmados de contagio y 111.652 muertos por el COVID-19, enfermedad respiratoria que deriva en pulmonía y cuyo foco comenzó en diciembre pasado en la ciudad china de Wuhan.

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (368)
    Etiquetas:
    ayuda financiera, COVID-19, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook