En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Argentina (370)
    2837
    Síguenos en

    Un vídeo de la actriz y modelo venezolano-argentina Catherine Fulop en el que se burla de su empleada doméstica despertó indignación en Argentina y puso sobre la mesa otro de los aspectos delicados de la cuarentena: la difícil situación de las trabajadoras domésticas en medio de la pandemia.

    En el vídeo, Fulop se filma en bikini saliendo de la piscina de su casa y enfoca a Juana, su empleada doméstica, para bromear con su presencia en la casa. "¿Qué pasa Juana? Ella dijo 'yo me voy a quedar acá con ustedes' ¿Por qué te quedaste? ¡Loca!".

    "Pero si era lo mismo...", alcanza a decir la trabajadora, antes de que Fulop remate con un "¡Que Alberto no se entere", en referencia al presidente argentino, Alberto Fernández, quien decretó una cuarentena obligatoria en el país que rige desde el 20 de marzo.

    Fulop no está totalmente ajena al coronavirus dado que su hija, Oriana Sabatini, fue diagnosticada con COVID-19 y se mantiene en cuarentena en Italia junto a su pareja, el futbolista argentino de Juventus Paulo Dybala.

    Fulop no fue la única figura argentina cuestionada por su relación con el trabajo doméstico en la pandemia de coronavirus. Días antes, la modelo Silvina Luna fue criticada por dar una entrevista desde su casa y mostrar a "Norma, que es la chica que limpia" que continuaba con sus tareas habituales, aunque con un barbijo.

    Si bien en ese momento el Gobierno argentino aún no había decretado la cuarentena, ya existían recomendaciones de autoridades y especialistas sobre la importancia de que los trabajadores domésticos no concurrieran a trabajar a los domicilios de empleadores que se encuentran haciendo aislamiento preventivo, estuvieran o no diagnosticados con COVID-19.

    Aún así, las irregularidades continuaron sucediendo en Argentina, llegando en algunos casos a límites insólitos. Apenas un par de días después de que comenzara a regir la cuarentena obligatoria, un empresario de la localidad de Tandil (provincia de Buenos Aires) fue sorprendido al intentar ingresar al barrio privado en el que vive con una trabajadora doméstica escondida en el baúl de su vehículo.

    Al ser detenido, el empresario intentó justificar su acción exhibiendo un certificado de que la mujer cumplía "actividades de producción agropecuaria, suministro y comercialización de alimentos" para su empresa cerealera, una actividad habilitada como excepción por el Gobierno. Sin embargo, no era cierto.

    En ese marco, la Unión del Personal Auxiliar de Casas Particulares (Upacp) aclaró a través de un comunicado que únicamente deben continuar realizando su tarea los trabajadores dedicados "al cuidado de niños, adultos mayores y/o personas enfermas". Esas tareas, además, deben reorganizarse, afirma el sindicato, sin "disminución alguna del salario".

    Además, los empleadores deben entregarle al trabajador doméstico el certificado necesario para que la Policía argentina no los detenga en la vía pública por haber violado la cuarentena obligatoria.

    Los trabajadores domésticos que no estén dedicados al cuidado de las personas vulnerables no deben concurrir a la casa de sus empleadores, según dispone la reglamentación. El propio sindicato distribuye entre sus afiliados un telegrama para enviar a los empleadores que los hagan seguir concurriendo a pesar de las restricciones de circulación.

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (370)
    Etiquetas:
    Argentina, servicio doméstico, pandemia de coronavirus, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook