En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en México (73)
    0 50
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Militares mexicanos dirigirán 10 hospitales recién terminados de construir el año pasado, que serán equipados para atender pacientes del nuevo coronavirus, que causa la enfermedad de COVID-19, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    "Hay una propuesta de utilizar 10 hospitales, que estarían manejandos por las Fuerzas Armadas, hospitales que están terminados, que ha llevado tiempo terminar, que dejaron abandonados [durante el Gobierno anterior], pero no equipados, vamos a aprovechar para equiparlos pronto", informó el mandatario en conferencia de prensa.

    Además de equipar los hospitales, las autoridades federales también asignarán personal, médicos y enfermeras "en al menos 10 grandes hospitales nuevos, exclusivos para una emergencia", como la propagación del virus SARS-Cov-2, detalló.

    El jefe del Ejecutivo hizo el anuncio en presencia del general Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa, quien ofreció un balance en materia de seguridad pública, pero ignoraba esa propuesta.

    Los hospitales "los manejaría el Ejército, no lo sabe muy bien todavía el general [Sandoval], porque estaba esperando la reunión de esta mañana [el 23 de marzo] ya tenemos los recursos y el presupuesto", detalló el presidente, dirigiéndose al titular de la Defensa que respondió con una sonrisa.

    Autoridades federales sostendrán este lunes una reunión dedicada al manejo de la pandemia, tras el regreso a la capital de López Obrador, quien realizó una gira en comunidades indígenas el fin de semana, para conmemorar el natalicio de Benito Juárez, quien fue presidente de México entre 1858 y 1872.

    La noche del 22 de marzo, las autoridades de salud informaron que los nuevos casos confirmados de COVID-19 en México aumentaron 65 en 24 horas, elevando el total a 316, y los fallecidos se mantienen en dos.

    Proteger a los más débiles

    El Gobierno mexicano ha decidido, en primer lugar, mantener los programas sociales, sobre todos para ocho millones de adultos mayores, adelantando las pensiones para los primeros cuatro meses del año, que suman 5.240 pesos (unos 210 dólares).

    "Estamos protegiendo a los pobres, a los débiles, porque se mantienen los programas del bienestar y en algunos casos se van a fortalecer", dijo el presidente a periodistas.

    El monto total del presupuesto para las pensiones es de unos 1.640 millones de dólares (al cambio actual de 25 pesos por dólar).

    En segundo lugar, "el Gobierno se aprieta el cinturón" en el gasto público, pero garantizando los programas sociales y la atención del Instituto de Salud y Bienestar (Insabi).

    En tercer orden, "vamos a ser más estrictos en el combate a la corrupción y se va a aplicar con obediencia total la ley de austeridad republicana", prosiguió.

    Finalmente, en cuarto lugar mencionó que su administración va a mantener los cuatro proyectos económicos estratégicos.

    Esas obras estratégicas incluyen el llamado Tren Maya, de unos 1.500 kilómetros de ferrovías, con inversión de unos 6.000 millones de dólares, que conectará sitios arqueológicos y playas del Caribe en la península de Yucatán (sureste).

    Otra obra es la nueva refinería en el puerto petrolero de Dos Bocas que costará 8.000 millones de dólares.

    "Seguiremos con el plan del Istmo de Tehuantepec" para rehabilitar dos puertos en costas del Pacífico y el Golfo de México, y una vía de ferrocarril; y con la construcción de un nuevo aeropuerto en la base militar de Santa Lucía, por otros 4.000 millones de dólares, detalló.

    El jefe del Ejecutivo dijo que el 24 de marzo informará a la población de dos planes en materia de atención a enfermos.

    Los planes los prepara el Insabi con gobiernos estatales; y un "plan especial emergente" de la secretarías de Marina y la Defensa, con 10 hospitales.

    En esta fase llamada de "sana distancia", disminuyen en forma progresiva la actividades y actos masivos.

    López Obrador pidió a "quien tenga calentura [fiebre], dificultades para trabajar, tos seca, que se retire, se espere en casa y se atienda , que se haga la prueba" de coronavirus.

    "Cada Gobierno tiene su manejo [de la pandemia] porque cada país tiene características específicas", dijo el gobernante para defender la falta de acciones drásticas, como toques de queda.

    Agregó que las autoridades federales se esfuerzan en "no alarmar, actuar por etapas, no desgastarnos, no promover el amarillismo, ni la exageración".

    El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, principal vocero oficial sobre la pandemia, dijo que este país podría llegar a tener 10.500 pacientes graves con necesidad de hospitalización.

    El total de camas de terapia intensiva en los hospitales mexicanos es de unas 4.300, y menos de la mitad tiene ventiladores para casos graves, según el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias. 

    Tema:
    El coronavirus en México (73)
    Etiquetas:
    coronavirus, hospital, militares, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook