En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, consideró que la lucha global contra el nuevo coronavirus, que causa la enfermedad respiratoria COVID-19, constituye una nueva guerra mundial.

    "Algunos aún no se han dado cuenta, pero ya inició la Tercera Guerra Mundial", publicó el mandatario en su cuenta de la red social Twitter, junto a una captura con el mapa de infección global por el virus SARS-CoV-2.

    ​En El Salvador impera una cuarentena domiciliaria desde el 21 de marzo y por 30 días como parte de las medidas de la administración de Bukele para contener la enfermedad, que hasta el momento solo ha sido detectada en tres personas de esta nación centroamericana.

    Las autoridades sanitarias han realizado unas 400 pruebas para detectar este coronavirus, y las 97 hechas el 22 de marzo a personas con riesgo de contacto, sin ser sospechosas de estar contagiadas, dieron un resultado negativo.

    En el país funciona una red de centros de contención donde guardan cuarentena los salvadoreños que llegaron recientemente del extranjero, así como las personas con las que han tenido contacto, y todos son monitoreados por médicos y personal del sistema nacional de salud pública.

    "Las medidas han sido muy exitosas, el nivel de lo que logramos retener la enfermedad nos dio tiempo de educar a la población", enfatizó el gobernante al anunciar la cuarentena domiciliaria.

    A raíz de la violación de esa cuarentena han sido detenidas 374 personas en menos de 48 horas.

    "El número de restringidos hasta las 06:00 hora local (12:00 GTM) de hoy por no acatar la cuarentena ascendía a 374; la mayoría de restricciones se han hecho en el departamento de San Salvador (centro) con 76, le sigue Santa Ana (norte) con 74; los restringidos son: 339 hombres y 35 mujeres", publicó la PNC en su cuenta de Twitter.

    ​El director general de la PNC, Mauricio Arriaza, aseguró que 23.000 policías fueron desplegados para verificar el cumplimiento de las medidas decretadas el pasado sábado por el presidente Nayib Bukele, y agregó que los detenidos han sido distribuidos en 62 centros de contención.

    El fiscal general de la República, Raúl Melara, advirtió que quienes incumplan las medidas serán procesados por la Ley, y los transgresores enfrentan posibles penas de hasta 3 años de cárcel.

    Bukele insistió desde sus redes sociales en lo sensato de acatar la cuarentena, por salud y por sentido común: los detenidos tendrán que pasar un mes en un centro de contención rodeado de desconocidos, en lugar de pasarlo en casa con sus familias.

    "En nuestro país, tenemos casi 100 veces más personas queriéndose contagiar con el virus y transmitirlo a los demás, que casos confirmados. Y la mayoría son hombres [porque ellos son los más "listos"]. ¿Qué parte de mucha gente va a morir por su irresponsabilidad no entienden?", reiteró el jefe de Estado desde su cuenta en la red social Twitter.

    El Salvador registró el 18 de marzo su primer caso importado de COVID-19, y el 19 de marzo fueron confirmados dos más.

    De acuerdo al último reporte de la Organización Mundial de la Salud, publicado el 22 de marzo, hay 292.142 casos confirmados en todo el mundo, al tiempo que 12.784 personas han muerto a causa del COVID-19.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, coronavirus, Nayib Bukele, El Salvador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook