En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — Cerraron con una marcha de antorchas los homenajes realizados por los movimientos sociales de Honduras para recordar el cuarto aniversario del asesinato de la activista Berta Cáceres, ocurrido en 2016 tras una serie de denuncias a un proyecto hidroeléctrico que amenazaba a las comunidades indígenas de la etnia lenca.

    "Cerramos las actividades de este día con una marcha de antorchas en la Esperanza, Intibucá exigiendo Justicia para Berta. ¡Berta no se murió, se multiplicó!", publicó en un comunicado el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), que aún reclama acciones legales contra los responsables intelectuales del crimen.

    El Copinh organizó vigilias, performances e iniciativas para homenajear a Cáceres, en las que fue exigida la captura de varios miembros de la familia acaudalada Atala Zablah, a quienes responsabiliza por ser los autores intelectuales del asesinato de la líder.

    En febrero pasado el Copinh acompañó a familiares de Cáceres en un nuevo reclamo a la justicia, al considerar que 4 años ha sido tiempo "prudente y suficiente para que el Estado de Honduras, a través del Ministerio Público, tuviese deducidas las responsabilidades e implementado acciones legales para sancionar a esta estructura criminal".

    Cáceres, ganadora del Premio Goldman 2015 por su labor ambiental, fue asesinada a balazos, pese a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había pedido al Estado hondureño medidas cautelares de protección para su vida.

    La familia de Cáceres y el Copinh denunciaron, durante el proceso, reiteradas irregularidades en el desarrollo del caso, tanto contra la Fiscalía como con el Tribunal.

    La Sala Primera del Tribunal de Sentencia hondureño falló en 2018, en el primer juicio por el asesinato de la activista, determinando que el crimen fue cometido "con conocimiento y consentimiento de los ejecutivos de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA)" con el objetivo de poner fin a la resistencia al proyecto Agua Zarca.

    El Copinh hace énfasis en la poca voluntad política reiterada en procesos negligentes e ineficientes es la que dio pie a la impunidad de Daniel Atala Midence, José Eduardo Atala, Pedro Atala y Jacobo Atala.

    Ellos "hoy siguen caminando con la tranquilidad sin ninguna consecuencia por haber motorizado y decidido la ejecución del crimen que intentaba frenar la lucha de Berta Cáceres y de Copinh en defensa del Río Gualcarque, tal como lo demuestra la sentencia emitida en diciembre pasado", sentenció la organización.

    El tribunal declaró culpables el 29 de noviembre de 2018 a siete de los ocho acusados como ejecutores del asesinato de la activista: Sergio Rodríguez, Mariano Díaz, Douglas Bustillo, Henry Hernández, Elvin Rápalo, Óscar Torres y Edilson Duarte y la sentencia fue leída por el tribunal recién el 2 de diciembre de 2019.

    Etiquetas:
    Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), asesinato, Honduras, indígenas, activista, Berta Cáceres
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook