En directo
    América Latina
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La dirigente política uruguaya Beatriz Argimón, una escribana feminista de 58 años que impulsó normas como la cuota de género en las listas electorales, asumirá como la primera vicepresidenta electa del país sudamericano.

    Argimón tomará posesión de su cargo junto a Luis Lacalle Pou, ambos del Partido Nacional (PN, centroderecha), quienes lideran la llamada Coalición multicolor junto a integrantes del Partido Colorado y otras agrupaciones políticas de derecha.

    La coalición se formó tras la victoria de la fórmula en las elecciones nacionales de noviembre pasado, en la que derrotaron al gobernante Frente Amplio (FA, centroizquierda).

    La futura vicepresidenta milita en el PN desde que era adolescente y tuvo su primer cargo político en 1989, cuando fue electa edila en Montevideo.

    Además de feminista, es católica, madre de dos hijos y abuela, y estuvo casada tres veces.

    En tiempos de "la resistencia a la dictadura (1973-1985), ella era militante de la coordinadora de la juventud, era empleada y sindicalista en OSE (Obras Sanitarias del Estado)", contó a Sputnik su correligionario Luis Alberto Heber, quien este 1 de marzo asume como ministro de Trabajo y Seguridad Social.

    Diputada entre 2000 y 2010, Argimón libró batallas por los derechos de las mujeres dentro y fuera de su partido.

    Una de ellas fue la que terminó en 2009 con la aprobación de la ley de cuotas, que obliga a incluir a personas de distinto género cada tres lugares en las listas electorales, y que supuso una dura lucha dentro del PN.

    La dirigente fue impulsora del Observatorio de Género de su partido, creado en 2014, y que tiene por objetivo fiscalizar que se cumpla la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la estructura partidaria.

    Asimismo, en abril de 2018 se convirtió en la primera mujer en presidir el directorio del PN en 182 años de existencia de la agrupación política.

    "Ella había tenido una actividad muy intensa en el directorio que yo presidí (por siete años); fue mi mano derecha, con muchas ideas, con mucho entusiasmo, con mucha fuerza, eso lo vio todo el partido y en especial Luis Lacalle Pou", explicó Heber, quien conoce a Argimón desde hace varias décadas.

    La futura vicepresidenta "no fue un miembro más, ayudó realmente en la conducción de una serie de cambios en el partido, fue una figura principalísima en todos los cambios, su elección [para integrar la fórmula presidencial] fue dándose naturalmente por su trabajo y su tenacidad", dijo el histórico dirigente nacionalista.

    Heber describió a Argimón como "muy serena, pero muy firme; inteligente, preparada, con amplia experiencia en el diálogo con otros partidos, adentro del partido, lo que no le quita firmeza en sus posiciones".

    "Es una gran dirigente", agregó.

    Cambiar la sociedad

    En las elecciones del 27 de octubre el PN quedó segundo con 28,6% de los votos, frente al FA que obtuvo 39,02%.

    Argimón fue entonces postulada como candidata a la vicepresidencia y quedó encargada de coordinar las reuniones con los demás partidos políticos opositores que integran la coalición que apoyó a Lacalle Pou en noviembre pasado.

    En esas negociaciones se debatió y redactó un compromiso programático común del PN de los partidos Colorado (PC, centroderecha), Independiente (PI, centroizquierda), Cabildo Abierto (CA, derecha) y De la Gente (PdG, centroderecha), que luego llevaría el nombre de Coalición multicolor.

    El eje programático de esta recién creada coalición está contenido en un proyecto de ley de "urgente consideración" (que obliga al Parlamento a tratarlo en plazos perentorios) conformado por más de 450 artículos con reformas a la seguridad, la educación, la economía, las reglas financieras y el sistema penal.

    Esa propuesta, cuyo borrador el Gobierno enviaría al Parlamento en la primera quincena de marzo, ha despertado rechazos del FA, que pasará a ser oposición, de sindicatos y de sectores de pequeños productores rurales, entre otros.

    A mediados de noviembre, Argimón firmó junto a dirigentes del resto de los partidos de la coalición, lo que denominaron "Compromiso por las mujeres", en el que se comprometen a lograr igualdad salarial y más apoyo a jefas de hogar y a víctimas de violencia de género.

    "La mirada del 52% de la sociedad no puede estar afuera si queremos cambiar, no hay cambio de la sociedad uruguaya si las mujeres no estamos", dijo Argimón en la presentación del documento.

    Actualmente Uruguay tiene de hecho una vicepresidenta, la senadora Lucía Topolansky, quien asumió el cargo en 2017 tras la renuncia del vicepresidente Raúl Sendic.

    Pero este 1 de marzo asumirá Argimón como la primera mujer electa para ocupar la vicepresidencia de Uruguay.

    La ceremonia de asunción del nuevo Gobierno no contará con la presencia de los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela, Miguel Díaz-Canel, de Cuba, y Daniel Ortega, de Nicaragua.

    El presidente electo alegó que no se codearía con "dictadores".

    Quien sí fue invitada es la mandataria transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, que asumió el poder tras la caída del presidente Evo Morales (2006-2019); Áñez no concurrirá a la ceremonia.

    El mandato del nuevo Gobierno se extenderá hasta el 1 de marzo de 2025.

    Etiquetas:
    feminismo, gobierno, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook