En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    2121
    Síguenos en

    La plataforma de video digital Netflix anunció que adaptará el famoso cómic, un símbolo cultural y político local, que fue escrito por Héctor Germán Oesterheld, desaparecido por la dictadura militar (1976-1983) a la par de sus cuatro hijas, y dibujado por Francisco Solano López.

    El Eternauta, la historieta más famosa de la gran tradición del cómic en Argentina, cobrará nuevamente vida a través de un proyecto audiovisual en formato serie para la resignificación de las nuevas generaciones, una noticia esperada y celebrada por miles de lectores, luego de varios intentos frustrados en el pasado.

    La plataforma de video digital Netflix anunció una inversión millonaria para la producción y distribución internacional de la adaptación de la obra maestra escrita en la década de los 50 por Héctor Germán Oesterheld, revolucionaria por ser la primera historieta de ciencia ficción en usar como locación la ciudad de Buenos Aires y por transformarse durante los 70 en un símbolo de la resistencia ante el terrorismo de Estado.

    La serie se estrenaría a finales de 2021 y será dirigida por Bruno Stagnaro, reconocido por la película Pizza, Birra, Faso y las tiras unitarias para la TV argentina Okupas y Un gallo para Esculapio. La producción estará a cargo de empresas que han realizado películas premiadas como Relatos salvajes, El clan y El ángel.

    Símbolo político, hito cultural

    La primera tira de El Eternauta apareció por primera vez el 4 de septiembre de 1957 en la revista de ilustraciones semanal Hora Cero, de la editorial Frontera, propiedad del propio Oesterheld, y se publicó hasta 1959, período histórico posterior al derrocamiento de la primera presidencia de Juan Domingo Perón (1946-1955).

    "La primera edición aparece en el contexto de la llamada Revolución Libertadora (1955-1958), un año muy fuerte de resistencia peronista. En la historieta aparecen elementos de resistencia en escenas muy emblemáticas en la cancha de River Plate o el Congreso, que están siendo ocupados por seres extraños, ajenos. Claramente, la historia se resignificó en su ediciones siguientes", contó a Sputnik el historiador argentino Felipe Pigna.

    View this post on Instagram

    A post shared by doedytores (@doedytores) on

    El cómic narra una invasión extraterrestre a través del personaje Juan Salvo, héroe anónimo y colectivo que se une a una oposición civil y militariza a esta ocupación alienígena. Enclavado en la estética y las temáticas típicas de la ciencia ficción distópica de la Guerra Fría, El Eternauta se volvió un éxito instantáneo.

    "La resistencia peronista usaba genéricamente el concepto de 'ejército de ocupación' para hablar de las fuerzas armadas argentinas, de las dictaduras sucesivas, que respondían a intereses fundamentalmente norteamericanos en aquel momento", explicó Pigna.

    Compromiso político y víctima del terror

    ​En las décadas posteriores, Oesterheld profundiza su compromiso político, que se refleja en su obra. En 1968, participó en la redacción de historietas biográficas sobre Ernesto "Che" Guevara y Eva Perón, que fueron prohibidos por la censura. En 1969, inició una reedición de El Eternauta con un tono más crítico para otra revista, pero no prosperó por inconformidad de la editorial.

    En 1976, con el inicio del llamado Proceso de Reorganización Nacional, se reeditó El Eternauta de forma de libro, llamando la atención de una nueva generación de jóvenes idealistas, y Oesterheld comenzó la publicación de una secuela, en la que el personaje de Juan Salvo se transforma en un luchador por la liberación de los pueblos de la opresión.

    Ese mismo año, Oesterheld y sus cuatro hijas se unieron a la agrupación armada peronista Montoneros y pasó a vivir en la clandestinidad. Las jóvenes, dos de ellas embarazadas, fueron secuestradas y asesinadas por los militares, al igual que tres de los yernos del escritor, quien fue el último en la familia en ser detenido, en 1977. Su cuerpo nunca fue encontrado y es uno de los miles de desaparecidos que dejó la última dictadura cívico-militar (1976-1983).

    Nestornauta y el legado cultural de El Eternauta

    Banderas con la imagen de Néstor Kirchner como El Eternauta
    Banderas con la imagen de Néstor Kirchner como El Eternauta

    La llegada a la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007) significó la recuperación de las consignas de las juventudes peronistas de los años 70. Los símbolos de la resistencia fueron incorporados a la plataforma política de un Gobierno que se ganó el clamor popular con la eliminación de los indultos y protecciones a los exmiembros de las cúpulas militares y policiales, que comenzaron a ser juzgados por sus crímenes de lesa humanidad.

    ​A partir de la muerte del expresidente en 2010, agrupaciones militantes del kirchnerismo fundieron la imagen del personaje de Juan Salvo, vestido en su traje aislante y máscara con respirador, pero reemplazándola con el rostro del líder político.

    Así nació el Nestornauta y los grafitti se replicaron en las calles de todo el país. "Néstor es 'El Eternauta' en el sentido que se le da al héroe social, al héroe colectivo, no individual", explicó Pigna.

    La versión original de la historieta ha pasado a ser material obligatorio en diferentes currículas de la escuela secundaria y una de las obras culturales más destacadas del país por su calidad artística y su densidad política. El 4 de septiembre se celebra el Día de la Historieta, fecha que recuerda el día de la publicación de la primera tira.

    Se han realizado diferentes reediciones y secuelas gráficas de El Eternauta, incluso algunas posteriores a la muerte de Oesterheld. Además, han habido intentos de adaptación audiovisual de larga duración, pero han fracasado hasta ahora por los altos costos para llevarla a cabo, aunque existen varios cortometrajes de homenaje.

    Etiquetas:
    serie, teleserie, adaptación, Netflix, Netflix, Ernesto Che Guevara, Eva Perón, dictadura, artista, historieta, cómics, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook