En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Los productores de maíz de Brasil piden cautela en el conflicto entre EEUU-Irán por miedo a las sanciones que el país norteamericano pueda aplicar al país persa, lo que complicaría aún más las exportaciones de este cereal, el principal bien que el país sudamericano exporta a Irán.

    "Ya hemos tenido algún problema anterior en función de las restricciones que se imponen a Irán en la discusión del problema nuclear (…) Nos preocupa que las restricciones puedan aumentar, y sobre todo que haya un embargo mayor, es un momento de cautela", comentó en una entrevista con Sputnik el presidente de la Asociación Brasileña de Productores de Maíz (Abramilho), Alysson Paolinelli.

    Las exportaciones agrícolas de Brasil a Irán representan el 2,7% del total que exporta al mundo, pero en el caso de los cereales, y especialmente del maíz, la dependencia es mayor, y creció en los últimos años.

    En 2016, Brasil exportó 4.800 toneladas de maíz por valor de 796 millones de dólares, pero el año pasado ya fueron 5.422 toneladas, el equivalente a casi 1.000 millones de dólares, según datos oficiales del Ministerio de Agricultura.

    En total, en 2019, Brasil exportó al mundo 43.200 toneladas de maíz (7.344 millones de dólares), por lo que en términos monetarios, Irán representa aproximadamente una novena parte del total de las exportaciones de este cereal.

    El representante del sector asegura que no puede verificar si el actual conflicto con EEUU hizo disminuir las exportaciones, dado que en esta época del año no suelen realizarse muchos envíos debido a las duras condiciones climáticas del invierno iraní.

    No obstante, remarca que la política de sanciones ya provocaron varias "situaciones incómodas", ya que a pesar de que las sanciones teóricamente no afectan a alimentos, para no perjudicar a la población, el marco legal no es claro, porque el maíz también se usa para alimentar animales.

    Por ello, los productores brasileños se vieron obligados a recurrir al trueque para evitar las prohibiciones: importan urea de Irán (un fertilizante) y a cambio mandan maíz de vuelta.

    Aun así, este sistema también tuvo que superar obstáculos: el pasado mes de julio, dos barcos iraníes estuvieron parados durante casi 50 días frente a la costa brasileña, lo que estuvo a punto de provocar un conflicto diplomático.

    Los barcos habían traído urea a Brasil y pretendían volver con un cargamento de maíz, pero no podían hacerlo porque se quedaron sin combustible y la petrolera semiestatal Petrobras se negaba a abastecerles por miedo a estar sujeta a sanciones en EEUU.

    Finalmente, el impasse se solucionó cuando el Tribunal Supremo Federal de Brasil obligó a la petrolera a abastecer los barcos, argumentando que la empresa brasileña que había fletado los barcos no está en la lista de agentes sujetos a sanciones por parte de EEUU.

    El Gobierno brasileño se mantuvo en un segundo plano en ese episodio, pero tuvo una postura más firme recientemente, después de que EEUU matara al general iraní Qasem Soleimaní, alineándose totalmente con la administración de Donald Trump al hablar de lucha contra el terrorismo.

    Esto provocó el malestar iraní, que llamó a consultas a la representante de Brasil en Teherán; no obstante, el portavoz de los exportadores de maíz, valora positivamente la gestión del conflicto que está haciendo el Gobierno de Jair Bolsonaro y no teme boicot de Irán a los productos brasileños.

    "La posición brasileña fue correcta, mantuvo una posición de lado de EEUU", manifestó el ingeniero agrónomo, al tiempo que destacó que el Gobierno quiere seguir comerciando con todos los pueblos de la región.

    Paolinelli valora de forma especialmente positiva a la ministra de Agricultura, Tereza Cristina da Costa, quien "ayuda a mantener el equilibrio".

    En los últimos meses, la ministra destacó por su papel a la hora de apaciguar los ánimos entre los países árabes (grandes importadores de alimentos brasileños) tras declaraciones o gestos del presidente Bolsonaro en favor de Israel y EEUU que causaron cierto malestar.

    Etiquetas:
    maíz, Irán, EEUU, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik