En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 122
    Síguenos en

    La decisión del presidente de Argentina, Alberto Fernández, de aumentar las alícuotas de los derechos de exportación de los productos agropecuarios volverá a elevar a 30% los impuestos sobre la soja, principal grano comerciado. La reacción negativa de las entidades rurales fue inevitable.

    En una imagen que recuerda el conflicto con el campo que afectó durante más de 100 días al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en 2008, productores agropecuarios de diferentes ciudades rurales de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos se manifestaron en las rutas este 15 de diciembre en reclamo por el aumento de retenciones decretado el día anterior.

    En menos de una semana de Gobierno y a través de un decreto, el presidente argentino, Alberto Fernández, eliminó el tope de 4 pesos argentinos por cada dólar exportado, establecido por su antecesor, Mauricio Macri, y que se había devaluado junto con la moneda local. Ahora, las retenciones se asemejan a niveles cercanos a los de 2015 para la exportación de granos y sus derivados, carnes y productos regionales.

    De esta manera, la soja, el grano para comercialización internacional por excelencia en el país, que ya cuenta con un 18 % de impuesto fijo, sumaría otro 12 % por derechos de exportación para pasar de 25 % (promedio de noviembre de 2019) a un total de 30 %. Asimismo:

    • las retenciones al trigo, el maíz y el girasol, que rondaban el 7 %, pasarán a alrededor de 12 %;
    • las de las carnes (res, cerdo, pollo, pescado) y legumbres, al 9%;
    • las de los lácteos y frutas, a cerca del 5 %.

    En diciembre de 2015, cuando asumió Macri, la soja contaba con 35 % de impuestos; el girasol, 32 %; trigo, 23 %, maíz, 20 %, y la carne, 15 %.

    Argentina es uno de los principales países exportadores de soja en forma de granos, aceite y harina, con el complejo agroexportador más grande del mundo ubicado en los puertos de Rosario. Su principal comprador es China, el mayor consumidor de este commodity del mundo y que mantiene una tensa guerra comercial con EEUU.

    El "esfuerzo" del campo

    Instalaciones de procesamiento de soja en una terminal portuaria del Gran Rosario, Argentina
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Instalaciones de procesamiento de soja en una terminal portuaria del Gran Rosario, Argentina

    "Macri había puesto una limitación con una fórmula de 4 pesos por dólar en un momento donde el dólar valía menos de la mitad de lo que vale hoy. Hay que entender que todos tenemos que hacer un esfuerzo, el campo también", respondió Alberto Fernández en entrevista radial luego del anuncio de la medida el sábado.

    La Mesa de Enlace, que componen las cuatro principales entidades rurales de Argentina, se reunió este lunes con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Los productores rechazaron las retenciones, aunque no anunciaron medidas de fuerza y reafirmaron seguir por el camino del diálogo.

    Es cierto que siete de cada 10 empresarios agrarios ya consideraban antes de las elecciones nacionales que las retenciones aumentarían sin importar quién ganara, según una encuesta de la consultora Zorraquín y Meneses. Sin embargo, la medida tomada por decreto durante el fin de semana no fue bien recibida por las las entidades rurales, cuyos referentes aseguraron que no fueron avisados de antemano.

    "Cuando era candidato [Alberto Fernández] dijo que nos iba a consultar aunque no nos gustara, pero no sucedió. Con el ministro [de Agricultura, Luis] Basterra, nos juntamos y no comentó nada. Esto tendrá un impacto grande", dijo Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina, en entrevista radiofónica.

    Por su parte, el presidente de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, se manifestó en un comunicado de prensa. "No tuvimos ningún contacto con Basterra por el momento. Nos tendría que recibir el Gobierno para intercambiar cómo se sigue para adelante. Es fundamental que nos escuchen. El impacto sobre la rentabilidad es muy fuerte. La historia en Argentina marca que cuando se han cobrado retenciones, la actividad se para".

    La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que el área sembrada para la cosecha gruesa será de 34 millones de hectáreas en el período 2019-2020, con una producción total de 131,7 millones de toneladas.

    Etiquetas:
    impuesto, soja, agroindustria, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Alberto Fernández, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook