05:28 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    El pez león es una especie invasora que está causando estragos en las aguas del Caribe

    Las plagas extranjeras que se expanden por América Latina

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 120
    Síguenos en

    Las plagas son especies exóticas de otras regiones o continentes, que el ser humano ha introducido en nuevos ambientes, y que se reproducen en grandes números generando impacto para la biodiversidad. En América Latina este impacto está cada día más presente.

    El ser humano es responsable de la introducción de animales en nuevos hábitats y regiones del mundo, de donde estos no pertenecieron. Algunos logran adaptarse muy bien y se convierten en plagas para las especie nativas. 

    "Las especies exóticas invasoras están aumentando en las Américas y en particular en Sudamérica", dijo a BBC, Aníbal Pauchard, fundador y director del Laboratorio de Invasiones Biológicas (LIB) en Chile.

    La actividad humana sobre el continente sudamericano va en aumento, con nuevos caminos, áreas de cultivos y ciudades lo que hace que el continente se vuelva más propenso a estas invasiones.  

    Castor Canadensis

    Los castores son un género de roedores semiacuáticos nativos de Norteamérica y Eurasia, que fueron introducidos en Argentina y Chile en la década del 40. Hoy ocupan gran parte de Tierra del Fuego, donde la creación de sus diques ha destruido el 5% de los bosque nativos.

    View this post on Instagram

    A post shared by 3RA Intercâmbio (@3raintercambio) on

    Los diques construidos por estos animales han provocado severas inundaciones en estas tierras, lo que ha generado problemas ambientales, económicos y de salud por el estancamiento de las aguas.

    La Armada de Argentina introdujo los primeros 20 castores en esta zona con la idea de generar un comercio local con sus pieles, pero la ausencia de depredadores naturales como lobos y osos de su hábitat en Canadá, el castor encontró el mejor el escenario ideal para multiplicarse. Su población supera los 100.000 individuos.

    Árboles y arbustos invasores

    La mimosa, el retamo espinoso y el marabú son algunas de las especies introducidas con fines ornamentales, forestales o para controlar la erosión. Algunas crecen de forma descontrolada y aplastan a la vegetación nativa.

    En el caso de la mimosa, es una planta originaria de Australia que fue introducida como planta ornamental para jardines por sus flores amarillas. El árbol crece rápidamente, se adapta a cualquier tipo de suelo y segrega una sustancia que dificulta el crecimiento de otras plantas en sus alrededores, devastando toda especie a su alrededor.

    View this post on Instagram

    A post shared by Marta Carreño (@mcarrenoguerra) on

    El retamo es originario de Europa, y forma densos matorrales difíciles de erradicar. Es causante de propagar incendios por tener una resina muy inflamable.

    Caracol africano

    Los simpáticos caracoles africanos y caracoles venenosos de mar son un riesgo latente para Sudamérica, pues cargan con parásitos en sus tejidos que pueden provocar peligrosas reacciones a su contacto como la enfermedad de la meningo.

    View this post on Instagram

    A post shared by Agrotendencia (@agrotendencia) on

    Esta plaga llegó a Cuba en 2014, y desde entonces, gracias al húmedo clima del país beneficioso para su especie, se ha expandido por casi toda la isla. También es considerado una amenaza para la sanidad vegetal y la biodiversidad.

    Los primeros registros de esta especie invasora datan de 1977, cuando fue introducido en Brasil.  Desde ahí se ha propagado por a diferentes países de Sudamérica como Perú, Colombia, Venezuela y Ecuador.

    Es una de las 100 plagas agrícolas más perjudiciales del mundo, y además de su impacto en la agricultura y la fauna de caracoles nativos, también causa daño en el ambiente por no encontrar enemigos naturales.

    Pez León

    De su cabeza emergen brillantes y venenosas espinas. Fue introducido en la región en los años ochenta como pez de un acuario, pero fue liberado en el Caribe y se ha dispersado hacia el Golfo de México y el Atlántico Occidental.

    View this post on Instagram

    A post shared by Maximiliano Mateu (@maxmateu) on

    El pez león considera estas aguas su casa y sin un depredador natural que los mantenga a raya, el impacto en las poblaciones de las especies de peces nativos ha sido devastador. Es un espécimen exótico resistente a elementos naturales y un cazador nato.

    Hongo quítrido

    El hongo quitridio ha estado causando muertes masivas de anfibios en todo el mundo desde la década de 1980, debido a la enfermedad micótica de quitridiomicosis, que ataca las secreciones de la piel de los anfibios.

    Originario de Sudáfrica, este hongo llegó a Centroamérica en 2004 y ha tenido un fuerte impacto en Panamá, donde las poblaciones de muchas especies de anfibios fueron se redujeron al mínimo. Entre las víctimas se encontraban las ranas arlequín y las ranas comunes. 

    View this post on Instagram

    A post shared by Aℓҽ.ᖇҽϲaℓ∂ҽ (@alerekald) on

    Etiquetas:
    plaga, especies, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik