03:00 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Metro de Buenos Aires, Argentina (imagen referencial)

    Un funcionario argentino reconoce la compra de trenes con un producto cancerígeno

    © AFP 2019 / Eitan Abramovich
    América Latina
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El presidente de la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Eduardo de Montmollin, admitió que en 2011 la compañía de la capital argentina compró a España 36 trenes que contenían asbesto, una materia cancerígena, cuya presencia estaba detallada en los manuales técnicos de los vagones.

    "Es cierto que hay documentación que dice eso pero no había manera de afirmar o validar si eso era cierto", reconoció el funcionario en una entrevista con CNN.

    La alarma por la presencia de amianto o asbesto en los vagones del subterráneo de Buenos Aires surgió cuando Metro de Madrid, que vendió 36 unidades a SBASE entre 2011 y 2012, reconoció que los componentes eléctricos de los vagones CAF 5000 estaban fabricados con este mineral cancerígeno.

    Los planos de los trenes que adquirió SBASE reconocen la presencia de este componente, reconoció el titular de SBASE.

    "La documentación técnica de un tren puede llegar a ser manuales así [de grandes] y de repente lo que dice eso es una letra chiquita en la página 473 del tomo 4 del manual de descripción de partes", se justificó el titular de la empresa.

    El funcionario señaló que no había podido garantizar que los técnicos de SBASE se hubieran leído "absolutamente todas y cada una de las páginas de los manuales técnicos".

    "Pero la posición conceptual es que asumimos que, si en la documentación figuraba algo, el metro de Madrid había tomado ya partido y que lo que estaban vendiendo era algo que ellos estaban en condiciones de vender", sostuvo De Montmollin.

    Dado que en la Unión Europea también está prohibida la comercialización de equipamiento con asbesto, los trenes fueron adquiridos "asumiendo que estaban en condiciones, porque de hecho a nivel de la Unión Europea hay una ley que prohíbe" su uso, añadió el presidente de la compañía estatal.

    Once trabajadores con asbesto

    Once trabajadores del subterráneo de Buenos Aires han sido diagnosticados con placas pleurales ocasionadas por el contacto con amianto o asbesto, confirmó este 15 de octubre a Sputnik la secretaria de organización de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), Virginia Bouvet.

    Los operarios afectados debido a la inhalación de fibras de amianto trabajan en los talleres de Rancagua y Villa Urquiza, pertenecientes a la línea B del subterráneo.

    Hasta el momento han sido evaluados 180 empleados que trabajan en estos dos lugares, y que desempeñaban sus labores como planta de base y como supervisores, a través del relevamiento de agentes de riesgo de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART),

    Todavía falta que otros cien empleados de los talleres sean examinados.

    El amianto, un mineral de origen metamórfico, también puede producir varios tipos de cáncer y asbestosis, una clase de fibrosis pulmonar.

    Estas afecciones, que llegan a ser letales, pueden tardar hasta 20 años en manifestarse.

    Riesgos

    En estudios propios realizados por los sindicatos se examinaron piezas de varias flotas y se detectó presencia de asbesto en formaciones de otras líneas, advirtió la secretaria de organización del sindicato del subte.

    • A la luz de esos resultados, están comprometidas las 16 formaciones de la línea E, cada una compuesta por cuatro vagones, que pertenecen a las marcas General Electric y Fiat.
    • Lo mismo sucede con cuatro formaciones Nagoya, de la serie 300, en la línea C, integrada por seis coches cada una.
    • También se detectó amianto en vagones de la marca Siemens que se utilizan para transporte de materiales, en la línea H.

    Una comisión integrada por Metrovías, operadora privada concesionaria del servicio; Sbase; la Subsecretaría de Trabajo del Gobierno de la ciudad; la Defensoría del Pueblo; la Agencia de Protección Ambiental, y por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, además de los gremios, mantiene reuniones para resolver qué medidas se adoptan para eliminar el contacto de los trabajadores con el asbesto.

    En septiembre, el ingeniero en Seguridad Ambiental e inspector de la subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, Edgardo Castro, presentó una denuncia contra el actual presidente Mauricio Macri, que al momento de la compra era alcalde de Buenos Aires (2007-2015); contra Horacio Rodríguez Larreta, que asumió en su reemplazo, y contra el presidente de Sbase, entre otros funcionarios.

    El Gobierno actual compró cada vagón por 550.000 dólares y no sólo no se cercioró de la presencia de asbesto en las formaciones, sino que al descubrirlo trató de ocultarlo, de acuerdo a la denuncia.

    También fueron acusados el presidente de Metrovías, Esteban Verra, y el director de la Dirección General de Protección del Trabajo, José Cohen, en una causa que tramita el Juzgado Criminal y Correccional Federal nº2.

    Los funcionarios han sido acusados de los delitos de violación de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y encubrimiento.

    Etiquetas:
    España, Argentina, compra, tren, asbesto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik