Widgets Magazine
02:13 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Dólares (imagen referencial)

    Precios suben en Venezuela hasta en dólares ante dificultad para pagar

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Los productos, bienes y servicios en Venezuela se mantienen en constante aumento, pero ya no solo en bolívares (moneda local), sino también en dólares, y el economista Tony Boza explicó a Sputnik que este fenómeno se debe a la ausencia de medios de pago.

    "En el momento que vas a comprar un bien en Venezuela te encuentras con un obstáculo, ¿con qué lo pago?, no hay medios pago, no puedes traducir tu dinero del banco a una forma de pagar y ¿qué sucede?, que se creó una especie de impuesto y es que, como no tienes medio de pago, yo te voy a afectar, porque tú me vas a tener que dar más dólares por el mismo bien", explicó el economista egresado de la Universidad del Zulia.

    Mildred Mantilla, quien desde hace dos años reside en España y con frecuencia envía remesas a sus padres, explicó a Sputnik que cada vez lo que envía les alcanza menos.

    "Mi madre hace semanalmente las mismas compras y cada vez el monto en dólares que paga es superior, antes les enviaba 100 dólares por mes y ahora debo enviar 200, para que les medio alcance", apuntó.

    Desde finales de 2017, el acceso a bolívares en efectivo se hizo difícil, y el Gobierno eliminó ceros a la moneda y distribuyó nuevos billetes para equilibrarlo, pero la masa monetaria acaba siendo insuficiente en menos de cinco meses, ante el ritmo de la hiperinflación.

    Por su parte, Jaquelín Vásquez, de 38 años, residente del este de Caracas, contó a esta agencia que recientemente compró un repuesto para su auto, y observó esta diferencia en los precios, de acuerdo a los medios de pago.

    "Compré la batería del carro en un comercio y me dijeron que si pagaba con mi tarjeta internacional costaría 45 dólares, pero si la pagaba con zelle (una red de pagos digitales de Estados Unidos) o en efectivo me costaría 55 dólares, no entendía, pero me ha pasado en otras ocasiones que cuando tengo que pagar con dólares me están cobrando más", añadió.

    Esta situación hace casi imposible realizar pagos de más de 5 o 10 dólares en bolívares en efectivo, mientras que los límites diarios de compra con tarjetas de débito y crédito nacionales también son insuficientes.

    De acuerdo con la Asamblea Nacional (parlamento unicameral de mayoría opositora) la inflación acumulada de 2019, es de 3.326% y la inflación interanual medida desde octubre 2018, hasta septiembre, es de 50.100%.

    Boza señaló que en este caso los medios de pago se están transformando en una mercancía.

    "Es decir, el medio de pago se convierte en una mercancía, si quieres comprar un bien, me vas a pagar con más dólares o no te lo vendo, un bien que en cualquier país te vale 10 dólares, aquí te lo venden en 20 dólares", apuntó.

    Por ello, sostiene que lo que sucede en la nación caribeña rompe con las reglas.

    "Contrario a lo que dicen las fórmulas monetaristas, que la inflación es producto de falta de liquidez, o de la producción de dinero inorgánico, el origen de la inflación y la hiperinflación venezolana es la manipulación cambiaria", agregó.

    El economista hizo referencia a los dólares a precio preferencial que vendían el Estado para la importación de productos y que fueron introducidos al mercado por los mismos sectores favorecidos, pero a un precio mucho mayor, obteniendo así un enriquecimiento ilícito.

    Sin embargo, en este momento, la caída de la producción de crudo, principal ingreso de Venezuela, obligó al Estado a dejar de vender divisas preferenciales y la mayoría de las monedas extranjeras que se están comercializando en el país, tienen un origen distinto.

    "Ahora, en este momento, quienes tienen recursos internos y tienen las divisas, están buscando o se está generando un equilibrio en el mercado, porque ya no es la rebatiña de las divisas públicas, sino que va a tener que comprarla en el mercado real de oferta y demanda de divisas", agregó.

    Pero en medio de esta situación no hay suficientes dólares para abastecer el mercado, lo que provocó, expuso Boza, un estancamiento que se suma a un salario mínimo de dos dólares al mes, que pulveriza la capacidad adquisitiva de la población.

    Por ello, insistió en la necesidad de que el Gobierno ancle el bolívar al petro (criptomoneda venezolana) como una divisa, que permita fijar los salarios al cambio de esta, para establecer una retribución real del esfuerzo de los trabajadores.

    "A la retribución correcta del trabajo, vendría una demanda real de bienes y servicios que los trabajadores venezolanos haría y esto haría también que los productores de bienes y servicios pudieran recuperar su nivel, porque muchos tienen una capacidad ociosa altísima, producto de la restricción severa de la demanda", dijo.

    Boza señaló que urge resolver esta distorsión, que, según expuso, es similar a pagarles a 150 trabajadores venezolanos con lo mismo que gana un trabajador en Nicaragua.

    Etiquetas:
    Venezuela, dólar
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik