Widgets Magazine
17:42 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador

    AMLO califica de "sabotajes" los juicios contra aeropuerto en base militar

    © AFP 2019 / ALFREDO ESTRELLA
    América Latina
    URL corto
    340
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, señaló que los juicios en contra de la construcción de un nuevo aeropuerto internacional en la base militar Santa Lucía por un supuesto incumplimiento de normas ambientales y aeronáuticas son "sabotajes".

    "No vamos a violar los procedimientos legales, lo único que digo es que hay casos en los que se ha dado una especie de sabotaje legal, pero no dejo de hablar de que es legal", el procedimiento de organizaciones civiles para oponerse a la construcción, dijo el jefe del Ejecutivo.

    Según el colectivo "No más derroches", fueron abiertos 147 "juicios de amparo" que condujeron a decenas de suspensiones provisionales de las obras, y nueve "suspensiones definitivas" de las obras.

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México (archivo)
    © REUTERS / Edgard Garrido
    Los opositores "quieren políticamente que no cumplamos los compromisos, que quedemos mal y no se haga el aeropuerto, no es por el medio ambiente, no es oposición de los pobladores, porque se hace un aeropuerto donde ya hay uno, que es una base militar que funciona desde hace 60 años", señaló el mandatario.

    Agregó que la consejería jurídica de la Presidencia y la secretaría de la Defensa Nacional se encargan de responder "a todos los abogados del conservadurismo".

    Un juez del Estado de México, que rodea la capital, donde se localiza la base militar, concedió el 21 de agosto la novena "suspensión definitiva" de la construcción.

    Ese dictamen judicial descarta la autorización de bajo impacto ambiental, otorgado a finales de julio por la secretaría federal de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

    López Obrador expresó que "es su derecho, son conservadores […], no quieren que cambie el régimen de corrupción, injusticias y privilegios que ellos quieren conservar".

    Para el jefe de Estado, los procesos admitidos por el Poder Judicial "son un asunto político, no jurídico [...], no se dan cuenta de que intentan afectar el desarrollo del país, porque debemos resolver el problema de la actual saturación del aeropuerto".

    Un prolongado pulso

    Cuando asumió el cargo, el 1 de diciembre pasado, el líder de la izquierda nacionalista ordenó cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional Nacional (NAIM), la principal obra con inversión público-privada de la administración federal anterior, que encabezó Enrique Peña Nieto (2012-2018).

    Esa obra de diseño futurista, fue trazada sobre el lago disecado de Texcoco por el reconocido arquitecto británico, Norman Foster, cerca del viejo aeropuerto de la Ciudad de México, que atiende a más de 45 millones de pasajeros al años, un 30% más que su capacidad original.

    El presidente dijo este 22 de agosto que no continuarán "con la corrupción como ellos proponían, de hacer el aeropuerto en el lago de Texcoco, para que se hundiera y costara miles de millones de pesos, que estaba estimado en 300.000 millones de pesos (unos 15.000 millones de dólares)", y terminaría por costar "hasta tres veces".

    La orden de cancelar las obras fue dada esgrimiendo una consulta no vinculante, que López Obrador organizó siendo presidente electo con apoyo de sus simpatizantes, a la cual acudió un millón de los 90 millones de personas inscritas en el padrón federal.

    "Nos iban a quebrar el Gobierno, dejaron la deuda pública hasta las nubes; pero están obnubilados, ojalá cambien de parecer, no vamos a permitir la corrupción, se acabó la asociación delictuosa entre poder económico y poder político", puntualizó el gobernante.

    El primer día de su gobierno el presidente ordenó pagar 6.000 millones de dólares, intereses y bonos por cancelación adelantada de la deuda pública contratada para la obra.

    El NAIM llevaba más de 30% de avance, según los inversionistas privados, entre quienes destaca el mayor magnate del país, Carlos Slim, y 20% según el nuevo Gobierno.

    El colectivo de varias organizaciones civiles ganó la nueva batalla legal ante un juez federal, cuyo dictamen señala que la propia cartera federal de Medio Ambiente reconoce que el aeropuerto que la Defensa construiría en la base militar "ocasionará daños y afectaciones al ecosistema actual" y daños de difícil reparación en perjuicio de las comunidades.

    Etiquetas:
    aeropuerto, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik