Widgets Magazine
En directo
    Un hombre con la bandera de Nicaragua

    Ministro: acuerdo con oposición nicaragüense es imposible por su radicalismo

    © REUTERS / Oswaldo Rivas
    América Latina
    URL corto
    0 31

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Un acuerdo con la oposición de Nicaragua es imposible porque es muy radical en sus planteos y considera que la única salida es que el Gobierno renuncie, dijo a Sputnik el titular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Edward Francisco Centeno.

    "Es imposible llegar a acuerdos porque el planteamiento de la derecha y del grupo que buscaba derrocar al Gobierno a través de un golpe de Estado precisamente es que la única salida es que el Gobierno renuncie; ante ese planteamiento no hay salida", dijo el ministro.

    La Mesa de Negociación, instalada a inicios de marzo entre Gobierno y oposición, ha sido interrumpida unilateralmente en varias ocasiones por la Alianza Cívica alegando una falta de voluntad política del Gobierno.

    Sin embargo, Centeno respondió que la falta de voluntad política en realidad viene de la oposición.

    "El comandante Daniel (Ortega) llamó al diálogo, pero el grupo de la derecha, que es financiado por los EEUU y por el gran capital, ya lleva tres ocasiones que no se presentan, dicen que no se avanza porque no hay voluntad política del Gobierno, pero ni siquiera llegan a la Mesa de Negociación", dijo a Sputnik.

    Señaló que la lucha del pueblo nicaragüense ha estado "marcada" por la "intervención de EEUU".

    "Para ellos hoy todavía no es aceptable tener un movimiento como el Frente Sandinista, quieren destruirlo (...) Desde el primer día en que el Frente Sandinista tomó el poder en 2007 ya se decía que lo que había en Nicaragua era una dictadura (...) Inventan, porque en esto hay que decirlo con todas las letras: lo que más está prevaleciendo es la mentira", agregó.

    Logros del Gobierno

    El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ha tenido dos períodos de Gobierno, el primero entre 1979 y 1990 y el segundo desde 2007 hasta la actualidad.

    Centeno sostuvo que el FSLN "surge por la dignidad y dependencia de Nicaragua" y consideró que es el partido "más fuerte y mejor organizado del país".

    Cuando en 1979 el Frente Sandinista asumió su primer Gobierno, lo primero que hizo fue impulsar una reforma agraria, destacó el jerarca.

    "Miles hectáreas de tierras fueron a parar en manos campesinas, se formaron cooperativas y unidades de producción estatal; luego vino una época compleja, que fue del 90 al 2006, en la que se hicieron contrarreformas (...) Todo lo que olía a revolución, el liberalismo trató de deshacerlo", agregó.

    Además, destacó que Ortega al asumir nuevamente en 2007 lo primero que hizo fue decretar la gratuidad de la educación y de la salud.

    "Eran gratuitas en la primera revolución del 79 al 90, pero en la época del neoliberalismo fueron privatizadas y la mayoría del pueblo, que estaba en la pobreza extrema, no podía acceder a ellas", agregó.

    Centeno dijo que uno de los logros del Gobierno es generar que el 80% de la producción del país esté en manos de la economía familiar.

    "Seguimos en una lucha permanente por las reivindicaciones, derechos de los campesinos, mujeres y de las familias; es una batalla de todos los días porque lo enemigos de estos movimientos de izquierda están siempre al acecho", agregó.

    El ministro dijo a Sputnik que el tema del trabajo de la tierra es de agenda permanente del Gobierno.

    El 45% de la población vive en el campo en Nicaragua gracias a que el Gobierno tiene una política y un plan de desarrollo para que las personas no migren a la ciudad, dijo el ministro.

    "El 97,3% de la población nicaragüense tiene acceso a la energía; hace doce años, la mitad de la población no la tenía (...) Además, tenemos 16 hospitales nuevos, se ha invertido en la salud, en la educación y todos esos servicios que están desparramados por el territorio le dan un mayor atractivo para estar en el campo", agregó.

    Nicaragua vive una crisis política desde mediados de abril de 2018, cuando una reforma al sistema del seguro social desató violentas protestas contra la administración de Ortega, acompañadas de actos que el Gobierno tildó de "terroristas".

    Entonces fue convocado un diálogo nacional auspiciado por la Iglesia Católica, que se suspendió dos meses después.

    Las negociaciones se retomaron este año y el Gobierno dijo el 9 de abril que mantenía reuniones informales con los delegados de la opositora Alianza Cívica, tras culminar oficialmente el diálogo a principios de mes sin alcanzar consenso en varios puntos medulares de su agenda.

    Más aquí: Gobierno de Nicaragua ratifica voluntad de cumplir acuerdos adoptados con la oposición

    Etiquetas:
    gobierno, oposición, acuerdo, Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik