Widgets Magazine
20:04 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

    Incidente en destacamento de Caracas "no amenaza estabilidad de Venezuela"

    © REUTERS / Miraflores Palace
    América Latina
    URL corto
    La marcha del 23-E en Venezuela (112)
    4434
    Síguenos en

    En la madrugada del 21 de enero un "reducido grupo" irrumpió en un destacamento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Caracas e intentó sustraer armas de guerra pero fue detenido. Según analistas consultados por Sputnik se trató de un "montaje", "un espectáculo" de la "estrategia de desgaste" y "acoso" internacional contra el Gobierno.

    En un comienzo, medios internacionales magnificaron el hecho e informaron sobre un presunto alzamiento militar. El episodio, sin embargo, fue rápidamente controlado por las fuerzas de seguridad del Estado venezolano.

    "Los venezolanos ya estamos acostumbrados a esto, no es la primera vez que se dan estos espectáculos […]. Quizá todo esto sirvió para motivar [una] estrategia mediática contra el país, de desastre, de acoso […] y por tanto sirvió también para presionar", dijo a Sputnik el analista internacional venezolano Basem Tajeldine.

    Sergio Rodríguez Gelfenstein, también analista internacional, coincidió en que "todos los hechos sobre Venezuela son magnificados" por los medios de comunicación internacionales, y que el incidente ocurrido en la madrugada del 21 de enero "es parte de la agresión que no solamente se manifiesta en términos bélicos y económicos, [sino también] en la presión psicológica".

    Más: "Rendidos y capturados" los militares que tomaron el comando del oeste de Caracas

    Los integrantes implicados en el hecho de la GNB (una fuerza policial militarizada) eran todos de rango bajo: robaron armas de guerra y secuestraron a cuatro oficiales, pero poco después fueron "retenidos y capturados", informó el ministerio de Defensa en un comunicado.

    "Ni siquiera se trata de un componente completo de una fuerza, sino de un grupo de un poco más de 14 efectivos que tomaron las armas y se sublevaron […]. Hay mucho dinero de por medio. Se les está pagando muy bien a quienes se atrevan a sublevarse, pero ninguno allí tiene razón de kamikaze, porque rápidamente, cuando son rodeados, entregaron las armas", indicó Tajeldine.

    "No deja de ser un montaje […]. Esto forma parte de esta estrategia de desgaste contra el Gobierno", añadió.

    A su vez, Rodríguez Gelfenstein señaló que se debe tener en consideración "el llamado que ha hecho el Departamento de Estado [de EEUU], el propio presidente Donald Trump, a que los militares se subleven contra el Gobierno constitucional, el electo, legítimo, de Venezuela, el de Nicolás Maduro".

    Además, cabe recordar que el hecho se dio el mismo día en que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela declaró inválida la nueva directiva de la Asamblea Nacional, encabezada por la oposición, que la semana pasada había aprobado un acuerdo en el que declaró que Maduro estaba "usurpando" el cargo.

    Lo ocurrido el 21 de enero en la unidad de la GNB "es un hecho preocupante pero no relevante en términos de la estabilidad del Gobierno", concluyó Rodríguez Gelfenstein.

    También: Gobernante Partido Socialista pide a la ONU investigar ataque a venezolanos en Ecuador

    "En términos políticos podría tener relevancia si esto tuviera continuidad, evidentemente el mando de las Fuerzas Armadas tiene control total de la situación", indicó.

    Tema:
    La marcha del 23-E en Venezuela (112)
    Etiquetas:
    militares, Guardia Nacional de Venezuela, Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik