En directo
    América Latina
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Un fiscal federal argentino pidió que se rechace la solicitud de nulidad, presentada por el informático Diego Lagomarsino, único imputado en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman por haber sido quien le prestó el arma con que perdió la vida, destaca un informe de la Gendarmería.

    "El fiscal federal Eduardo Taiano pidió denegar el pedido de nulidad de Lagomarsino", informaron este miércoles a Sputnik fuentes judiciales.

    Una vez den su opinión todas las partes, el recurso de nulidad será resuelto por el juez federal Julián Ercolini, instructor del expediente por el caso por la muerte de Nisman, encontrado sin vida el 18 de enero de 2015 en su vivienda de Buenos Aires.

    "Evidente era que de estos nuevos estudios pudieran surgir nuevas circunstancias no vistas con anterioridad, y ello llevar a nuevas conclusiones a las partes intervinientes", señaló en su dictamen Taiano.

    En caso contrario, "qué sentido hubiera tenido realizar un nuevo y más exhaustivo análisis, si los peritos no hubieran podido tener en cuenta sus resultados a fin de fundamentar sus argumentaciones técnicas sobre lo ocurrido", añadió Taiano al considerar que debe rechazarse el pedido del informático.

    Contexto

    Nisman, quien estuvo entre 2005 y 2015 al frente de la investigación del atentado de 1994 a la mutual judía AMIA en el que murieron 86 personas, fue hallado tendido con un tiro en la sien detrás de la puerta cerrada de su baño.

    El pasado 22 de septiembre, una junta interdisciplinaria del cuerpo de Gendarmería (policía de fronteras con facultades policiales) entregó un informe a la justicia en el que concluía que Nisman había sido víctima de un homicidio.

    El informe pericial realizado por esa fuerza federal, solicitado por la justicia, concluyó que el fiscal fue golpeado por dos personas, drogado con ketamina y posteriormente asesinado.

    En su pedido de nulidad, la defensa de Lagomarsino alegó que es imposible que la ketamina se hubiera conservado en el cuerpo de Nisman durante dos años y medio.

    El cadáver no se conservó a una temperatura de 20 grados bajo cero, y las vísceras de Nisman fueron almacenadas todas juntas en un recipiente de plástico inadecuado, lo que habría contaminado las pruebas, sostuvo la defensa.

    En relación a la hora de la muerte del fiscal, la defensa la sitúa entre las 8 y las 12 de la mañana el 18 de enero de 2015, de acuerdo al estado de descomposición, a la rigidez cadavérica del cuerpo, y a su temperatura, y no a las 3 de la madrugada como sostuvieron los peritos de la Gendarmería.

    En conclusión, la defensa de Lagomarsino sostuvo que Nisman se disparó a sí mismo, y no existe evidencia ni clara ni científica de que el fiscal haya estado bajo los efectos de la ketamina.

    Los expertos de la defensa coinciden con la autopsia realizada en 2015 por los 13 miembros del Cuerpo Médico Forense, organismo bajo la órbita de la Corte Suprema.

    Lea más: Imputado en causa por muerte de fiscal argentino Nisman defiende la tesis del suicidio

    Cuatro días antes de morir, el fiscal denunció a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) por supuesto encubrimiento de altos cargos iraníes acusados por la justicia argentina de haber planificado el atentado a la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina).

    Nisman apareció sin vida un día antes de tener que sustentar su denuncia ante el Congreso. 

    Además:

    Gendarmería argentina entrega a la justicia informe sobre la muerte de fiscal Nisman
    Gobierno argentino pide extremar prudencia en caso del fiscal fallecido Alberto Nisman
    Corte Suprema de Argentina se distancia de informe que descartó homicidio de fiscal Nisman
    Nuevo peritaje concluye que el fiscal argentino Nisman fue asesinado
    Etiquetas:
    Alberto Nisman, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook