Widgets Magazine
En directo
    Soldados del Ejército de Brasil (archivo)

    Polémica en Brasil por un general que insinúa estar listo para un golpe de Estado

    Fotos Públicas / Gcom-MT / Mayke Toscano
    América Latina
    URL corto
    0 12

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La sombra de un golpe militar planea en Brasil desde que el secretario de Economía y Finanzas del Ejército, el general Antonio Hamilton Martins Mourao, asegurara que las Fuerzas Armadas están listas para "imponer" una solución al problema de la corrupción, desatando una intensa polémica.

    "[El discurso] no solo no respeta los reglamentos disciplinarios, sino que hiere frontalmente a la Constitución y amenaza seriamente la democracia", reaccionó en un comunicado el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), que condenó duramente las palabras del militar.

    La principal formación de la oposición también criticó la "omisión" del Gobierno de Michel Temer, que hasta el momento no desautorizó públicamente la intromisión del general en asuntos políticos.

    La declaración de Mourao surgió en una conferencia de una entidad masónica en Brasilia, después de que una persona del público le preguntara sobre si era el momento de una "intervención" de las Fuerzas Armadas ante la corrupción desatada en los poderes Ejecutivo y Legislativo.

    "Nosotros tenemos planes, muy bien hechos, así que en el presente momento lo que vislumbramos es que los poderes tendrán que buscar la solución; si no lo consiguen llegará la hora en que nosotros tendremos que imponer una solución", dijo Mourao y añadió: "Y esa imposición no será fácil, traerá problemas, ténganlo claro".

    El general también criticó la Constitución de 1988, porque en su opinión garantiza muchos derechos a los ciudadanos y pocos deberes, y a la dirigencia política, a la que acusó de repartirse los cargos en los ministerios para "fabricar dinero".

    Sus palabras no fueron criticadas únicamente por partidos de la oposición.

    La organización no gubernamental Fórum de la Seguridad Pública, una de las más respetadas por sus estadísticas de índices de violencia, emitió el 17 de septiembre un comunicado expresando su "preocupación y extrañeza".

    La declaración es "muy grave" porque el general la hizo uniformado, es decir, representando formalmente a las Fuerzas Armadas, observó el Fórum de la Seguridad Pública.

    Más aquí: "Si el brasileño de a pie estaba mal hace un año, lo más factible es que hoy esté peor"

    También destacaron que el general es el responsable de administrar los recursos de la fuerza militar, por lo tanto sus palabras "podrían sonar como un chantaje a los poderes constituidos en un momento de restricción presupuestaria".

    Consultadas por Sputnik fuentes del Ministerio de Defensa aseguraron el 18 de septiembre que el ministro del ramo, Raul Jungmann, convocó al comandante del Ejército, general Eduardo Villas Boas, para "aclarar los hechos".

    "Las Fuerzas Armadas están plenamente subordinadas a los principios constitucionales y democráticos y al respeto a los poderes constituidos; hay un clima de absoluta tranquilidad y seguimiento de los principios de disciplina y jerarquía", aseguró un comunicado ministerial.

    Brasil vivió una dictadura militar entre los años 1964 y 1985, después del golpe perpetrado contra el Gobierno democrático de Joao Goulart.

    La crisis económica, política e institucional que vive Brasil dio alas a los que piden que los militares vuelvan a intervenir en la política.

    Los grupos a favor de una "intervención militar", a pesar de ser minoritarios, estuvieron presentes en prácticamente todas las marchas a favor de la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016).

    Además, el candidato ligado al Ejército, el líder ultraderechista y exmilitar Jair Bolsonaro (del Partido Patriota), aparece en segundo puesto en las encuestas de intención de voto para las elecciones del próximo año.

    Lea más: Reforma política en Brasil se traba y podría no entrar en vigor en las elecciones de 2018

    Bolsonaro fue, de hecho, uno de los políticos que se manifestaron a favor de las polémicas palabras del general, justificándolo como un brasileño más indignado con la corrupción.

    "No es nada importante (…) es libertad de expresión", dijo Bolsonaro en declaraciones recogidas por el diario Gazeta do Povo. 

    Además:

    Lula ganaría las elecciones de 2018 en todos los escenarios
    Un año de Temer en Brasil: las reformas y obstáculos que cambiarán el rostro del país
    "Brasil es una dictadura disfrazada de democracia"
    Etiquetas:
    polémica, golpe de Estado, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik