En directo
    América Latina
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El racismo contra ciudadanos bolivianos en Argentina es un debate pendiente en el país del altiplano, dijo a Sputnik el representante de promoción de derechos humanos de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, Juan Carlos Ballivián.

    "Uno de los temas que hay que trabajar mucho con Argentina es el referido al racismo contra los ciudadanos bolivianos en ese país", dijo el funcionario.

    El representante de la Defensoría del Pueblo hizo esa declaración al referirse a los anuncios de las autoridades argentinas de endurecer su política migratoria de ciudadanos provenientes de Bolivia, Perú y Paraguay que hayan cometidos delitos en sus países.

    El funcionario advirtió los anuncios de Buenos Aires para expulsar de su territorio a extranjeros que comentan delitos en Argentina, es una advertencia a todo ciudadano que desee fijar como residencia en ese país.

    Señaló que al vincular el delito de narcotráfico con migrantes provenientes de Bolivia, Perú y Paraguay se está "echando un velo de duda sobre los ciudadanos de esos países".

    "Debemos trabajar en políticas integrales que estén respaldadas por mecanismos que contribuyan a enfrentar de manera conjunta delitos como el transporte de drogas o la trata y tráfico de personas", declaró.

    En criterio del representante de la Defensoría del Pueblo, "las medidas restrictivas no hacen otra cosa que menoscabar de los derechos de las personas y emitir mensajes discriminatorios hacia la ciudadanía".

    De acuerdo con la normativa argentina, los ciudadanos que buscan residencia en ese país por más de un año, deben presentar un certificado de antecedentes policiales.

    El Instituto Nacional de Estadística de Bolivia no cuenta con datos oficiales sobre la cantidad de ciudadanos de este país que viven en Argentina, sin embargo se estima que superan el millón de personas.

    Etiquetas:
    Juan Carlos Ballivián, Argentina, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook