En directo
    América Latina
    URL corto
    122
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Los representantes de la educación de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Argentina decretaron un paro de 24 horas para este martes luego de ser reprimidos mientras organizaban una asamblea por los 400 contratos que no fueron renovados en el Ministerio de Educación.

    "Frente a los hechos de violencia y a la falta de respuestas por el reclamo de los 400 despedidos, la asamblea del Ministerio de Educación y Deportes convocó para mañana (por el martes) un paro de 24 horas y a un abrazo simbólico", dice la nota de prensa publicada en la web del sindicato.

    Los trabajadores habían llamado a una asamblea el lunes para debatir sobre los 400 contratos que vencieron el 31 de diciembre.

    La reunión sindical debió ser en la sede del Ministerio de Educación y Deportes pero el edificio se encontraba vallado para impedir el ingreso de los funcionarios.

    "La mayoría de los compañeros que se acercaron al ministerio para participar de la misma (asamblea), se encontraron con vallas en todos los accesos del edificio, y a la policía lista para reprimirlos ante cualquier intento para ingresar a su lugar de trabajo", señala el comunicado de ATE.

    Los trabajadores habían ocupado otra sede del ministerio el jueves y el viernes con el fin de lograr la reincorporación de los 400 compañeros, informa el diario Página/12.

    Si bien las autoridades del sector de Educación se habían comprometido a darles una respuesta, los representantes todavía no fueron citados a una reunión. 

    Además:

    Trabajadores bancarios en Argentina realizan paro por 24 horas
    Trabajadores públicos de Argentina anuncian éxito del paro contra el Gobierno
    Trabajadores estatales anuncian paro contra Gobierno argentino
    Trabajadores de Argentina entran en paro y marcharán por todo el país
    Etiquetas:
    paro, educación, Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook