10:59 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    El lazo rojo, símbolo de la lucha contra el VIH y el sida

    Una de cada cuatro personas con VIH en América Latina no sabe que está infectada

    © Flickr / Niaid
    América Latina
    URL corto
    134
    Síguenos en

    El 1 de diciembre es el Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

    En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), los organismos internacionales de Salud llaman a la población a enfrentar el problema.

    En América Latina y el Caribe, aproximadamente dos millones de personas viven hoy con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), pero un 25% todavía no lo sabe, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

    En diálogo con Sputnik, el asesor regional de la OPS para la Atención y Tratamiento del VIH, Giovanni Ravasi, resaltó la importancia del diagnóstico temprano que "mejora las expectativas de vida de las personas con el virus", aunque señaló que "cerca de una de cada cuatro personas con VIH en América Latina y el Caribe todavía no sabe que tiene la infección". La meta para el año 2030 es lograr que por lo menos el 95% de las personas infectadas lo sepan.

    De acuerdo con Ravasi, la situación latinoamericana es "un poco mejor" que la mundial, donde "alrededor de una de cada tres personas" desconoce su diagnóstico. El desconocimiento de la infección incide en el acceso a los tratamientos. "Todavía tenemos una brecha de un 45% de personas con VIH que no están en tratamiento", observó.

    El experto remarcó además la actual recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que el tratamiento antirretroviral esté disponible en los servicios públicos de salud para todas las personas con VIH.

    "En la región tenemos algunos ejemplos de países, como Argentina, Brasil y México, que están adoptando esa nueva recomendación. Esperamos que con estas nuevas políticas se pueda cerrar la brecha", afirmó Ravasi.

    Para el asesor regional de la OPS, el mayor acceso a los servicios de atención y al tratamiento antirretroviral posibilitó "una reducción del 25% en el número de muertes anuales por sida".

    "Gracias a ese acceso, las personas con VIH están viviendo más y con mejor calidad de vida", consideró.

    "En los últimos años empezamos a hablar de poner fin a la epidemia. No estamos hablando de erradicar el VIH porque el virus va a seguir en nuestras comunidades, pero queremos reducir el número de nuevas infecciones, inclusive de transmisión vertical [de madre a hijo] y reducir el número de muertes por sida a un nivel tal que el VIH no represente más un problema de salud pública", explicó el responsable al hablar sobre las campañas de los organismos internacionales y de las autoridades sanitarias.

    Respecto a las nuevas infecciones, Ravasi observó "una reducción de alrededor del 24% desde el 2000".

    "Sin embargo, en los últimos años, el número de nuevas infecciones, que es de alrededor de 100.000 por año en la región, se ha estabilizado. Si hacemos un análisis por género vemos que la reducción es gradual para mujeres y en hombres se ha observado un aumento en los últimos cinco años. Creo que eso es un llamado para que se intensifique el trabajo de prevención en varones", alertó.

    El referente detalló que cerca del 64% de las nuevas infecciones se dan en las llamadas "poblaciones clave, o sea, hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, mujeres transgénero, usuarios de drogas inyectables, trabajadoras sexuales y sus parejas".

    "Si queremos realmente tener un impacto en la epidemia, las políticas y las intervenciones de prevención necesitan un enfoque específico hacia esas poblaciones", afirmó.

    Ravasi defendió la necesidad de "eliminar el estigma y la discriminación en nuestras comunidades y también en los servicios de salud para que las personas con VIH y las personas de las poblaciones clave puedan acceder a servicios seguros".

    Según el médico, combatir el estigma es uno de los ejes de la campaña para el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, cuya consigna para este año es "Acepta el reto. Terminemos con el sida".

    Entre los avances en la región, Ravasi recordó que Cuba eliminó en 2015 la transmisión del VIH de madre a hijo, algo que también está en proceso en otros países caribeños. "Hemos observado muchos progresos y una reducción de las tasas de transmisión vertical con alrededor de 28.000 infecciones evitadas desde 2010", destacó.

    Etiquetas:
    SIDA, OPS para la Atención y Tratamiento del VIH, Organización Mundial de Salud (OMS), Giovanni Ravasi, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik