Widgets Magazine
11:34 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    Una horca

    Multitud lincha y ahorca al violador y asesino de una niña en Bolivia

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    6144
    Síguenos en

    Una horda de personas entró a la comisaría del pueblo de Reyes (Bolivia), donde estaba recluido el violador y asesino de una pequeña de cuatro años. Lo arrastraron a la plaza pública y lo ahorcaron a la vista de todos.

    La víctima inicial, de cuatro años y de iniciales C.I., había desaparecido el 12 de noviembre. Su cadáver fue hallado con "signos de violencia sexual" en los genitales y manchas de sangre, indicó a Sputnik el mayor Iván Zambrana Fernández, director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen del departamento boliviano de El Beni.

    El sospechoso del crimen, Elvis César Alcázar, de 37 años, fue aprehendido por la Policía y se declaró "autor confeso" de la violación y el homicidio de la pequeña. El mayor Zambrana dijo a Sputnik que la detención se realizó con "todas las pruebas en su contra".

    Una vez preso en el destacamento policial de Reyes, donde solo trabajan seis efectivos policiales, Alcázar fue capturado por una masa enardecida por la muerte y el estupro de la niña.

    ​"Se reunió bastante gente en la población. Fueron y lo sacaron con violencia. Les pegaron a los policías. Rompieron la celda, atraparon a Alcázar y lo arrastraron desnudo y de manera violenta por las calles. Llegaron a una plaza, donde lo colgaron y falleció", narró el funcionario policial.

    ​Según el jefe de la Fuerza de Lucha, "es la primera vez que ocurre" algo similar en esta población. La acción de la multitud "enardecida, muy enojada por la violación y la muerte de una niña", desbordó a los policías de Reyes. La localidad, en el noreste boliviano, tiene unos 7.000 habitantes y apenas seis agentes del orden. En este momento, hay dos efectivos hospitalizados, que no lograron detener a los atacantes.

    Según informaron medios locales, se trataría de unas 250 personas las que se tomaron la justicia por su mano. Además de los policías, el sacerdote del pueblo intentó parar a la masa infructuosamente.

    La desaparición y la violación de la niña se dieron mientras los habitantes de la localidad participaban en un acto religioso por la muerte de una vecina. En ese momento, Alcázar se llevó a la pequeña y perpetró el crimen.

    Etiquetas:
    horca, castigo, asesinato, niños, violación sexual, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik