En directo
    América Latina
    URL corto
    Caso Petrobras (121)
    0 23
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El exdirector de Abastecimiento de la empresa semiestatal Petrobras, Paulo Roberto Costa, uno de los cabecillas de la trama corrupta y el primer delator de la Operación Lava Jato, ya roza la situación de libertad, apenas dos años y medio después de ser detenido.

    El juez Sérgio Moro decretó que a partir de este jueves Costa ya no tiene que usar la tobillera electrónica que hacía que la Policía Federal le mantuviera localizado en todo momento.

    A partir de ahora tan solo tendrá que prestar cuatro horas semanales de servicios comunitarios hasta noviembre de 2019, pero por lo demás podrá hacer vida normal.

    Costa fue detenido en marzo de 2014, justo cuando arrancó la operación policial que desvelaría el mayor escándalo de corrupción de la historia reciente de Brasil.

    Desde octubre de 2015 cumplía su condena en régimen semiabierto: tenía que volver a su casa en Itaipava (Río de Janeiro) todas las noches y no podía salir los fines de semana.

    Costa fue uno de los primeros directivos de Petrobras en ser detenido, acusado de recibir de la empresa Odebrecht unos 100 millones de reales (31 millones de d en concepto de soborno y de esconder ese dinero en cuentas secretas en Suiza.

    Tras su detención el directivo decidió colaborar con la Justicia e inauguró la tendencia que dominó la Operación Lava Jato en los últimos años: confesiones a cambio de reducciones de condena, las conocidas como "delaciones premiadas".

    Gracias a ello los investigadores supieron que partidos como el Partido de los Trabajadores (PT), el Partido Progressista (PP) o el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) se quedaban entre el 1% y el 3% de los valores que las empresas proveedoras firmaban con Petrobras.

    Además de aportar nombres y datos después de ser detenido Costa devolvió todo el dinero que ganó de forma irregular en Petrobras, así como los bienes que había comprado con esos sobornos, como una lancha y un Land Rover Evoke, según recoge el diario Folha de São Paulo.

    Por otro lado, el Tribunal Supremo Federal determinó este miércoles que la multa pagada por otro de los miembros de la trama, el exdirector de Internacional de Petrobras Néstor Cerveró, vaya directamente a las arcas de Petrobras.

    Lea más: Canciller brasileño recibió dinero de la trama corrupta de Petrobras en cuentas en Suiza

    Cerveró, que también está detenido desde hace meses, se comprometió a devolver cerca de 17 millones de reales (5,2 millones de dólares) para reparar los daños causados a la petrolera.

    En un principio la Fiscalía acordó que el 80% del valor debía ir a la empresa y el 20% restante al Estado —al entender que también se había visto perjudicado porque Petrobras es una empresa semipública— pero finalmente el Supremo consideró que toda la indemnización debe ir para la empresa.

    Tema:
    Caso Petrobras (121)

    Además:

    Petrobras está en una trayectoria de “consistente recuperación”
    Fiscal cree que los partidos se organizaron para saquear Petrobras
    Detienen al exministro de Lula y Rousseff en la Operación Lava Jato
    El Supremo pide investigar una citación que involucra a Temer en la Lava Jato
    Etiquetas:
    Operación Lava Jato, Petrobras, Paulo Roberto Costa, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook