Widgets Magazine
15:21 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Organización de Estados Americanos

    13 países, en contra de frenar el proceso por referendo revocatorio en Venezuela

    CC BY-SA 2.0 / Cancillería del Ecuador / OEA 5 LAC
    América Latina
    URL corto
    2312
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Un grupo de 13 países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) se pronunciaron en contra de la paralización del proceso de recolección de firmas, necesarias para activar un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, ordenada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela.

    Los 13 países expresan su preocupación por "la paralización del proceso" de recolección de firmas para activar el referendo —previsto a realizarse entre el 26 y 28 de octubre próximos-, y también por "la decisión del Poder Judicial de Venezuela de prohibir la salida de territorio venezolano de los principales líderes de la oposición de ese país", dice un comunicado conjunto difundido el sábado por la cancillería de México.

    La declaración es respaldada por "Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EEUU, Guatemala, Honduras, México, Perú, Uruguay y Paraguay", dice el comunicado conjunto enviado a los corresponsales de la prensa extranjera acredita en México.

    Los Gobiernos que suscriben el comunicado "expresan su profunda preocupación por la decisión adoptada por el CNE de la República Bolivariana de Venezuela (máxima autoridad electoral) de postergar el proceso de recolección del 20 por ciento del padrón electoral requerido para activar el referéndum revocatorio" sobre el mandato presidencial (2013-2019).

    Los estados miembros de la OEA plantean su posición sobre los acontecimientos recientes en la República Bolivariana de Venezuela tras el freno al proceso ordenado el jueves pasado, "reafirmando su firme compromiso con los principios y valores democráticos y la defensa de los derechos humanos".

    Esa decisión afecta la posibilidad de establecer un proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición que permita una salida pacífica a la crítica situación que atraviesa esa hermana nación", dice el texto respaldado por los trece gobiernos del continente americano.

    En el marco de la OEA, son notables las ausencias de países aliados de Venezuela, como Bolivia, Ecuador, Nicaragua y El Salvador, gobernados por formaciones políticas de izquierdas.

    Los Gobiernos que suscriben el comunicado reiteran además su "llamado a todos los actores políticos en ese país para que concreten a la brevedad y en un clima de paz, los esfuerzos de diálogo nacional, de manera directa o con apoyo de facilitadores".

    El objetivo del diálogo es "encontrar soluciones duraderas en favor de la democracia y la estabilidad social, garantizando el pleno respeto de los derechos humanos, la separación de poderes y el fortalecimiento institucional", puntualizan los 13 gobiernos en su posicionamiento conjunto.

    La decisión del CNE

    La declaración de los países latinoamericanos y EEUU es la primera reacción colectiva ante la decisión del CNE de Venezuela, tomada luego de que tribunales regionales acordaran medidas cautelares contra el proceso de recolección de firmas, por denuncias de presunto fraude en la primara fase del proceso, cuando fue presentada una lista con el 1 por ciento de los electores.

    "Estas decisiones tienen como consecuencia la paralización, hasta nueva orden judicial, del proceso de recolección del 20 por ciento de las manifestaciones de voluntad (firmas), que estaba previsto para el 26, 27 y 28 de octubre próximos", informó el CNE que encabeza Tibisay Lucena, señalada por la oposición de ser una funcionaria oficialista.

    La solicitud de autorización legal para recolectar el requerido 20 por ciento de padrón hecha por la colación de partidos de oposición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), fue paralizada luego de que tribunales regionales ordenaron medidas cautelares por denuncias de supuesto fraude en la fase anterior.

    La MUD considera que la dilación busca proteger a Maduro; y argumenta que las firmas objetadas no fueron contabilizadas para sumar el 1 por ciento como requisito preliminar, que el CNE ya había validado al dar luz verde y establecer fecha para la nueva jornada de recolección de apoyos.

    El principal líder de la bancada legislativa oficialista Diosdado Cabello —que es minoría en el Congreso de Venezuela-, anunció el viernes nuevas opciones judiciales que no han sido utilizadas contra la oposición, ante lo que considera un fraude en la primera fase de recolección de firmas.

    "Lo que está haciendo la justicia es mandándolos a reparar (el proceso), cosa con la que yo no estoy de acuerdo; pero la justicia los está mandando a reparar ¿qué más flexibilidad quieren?", interrogó Cabello, político y militar que fue presidente interino en 2002, durante un golpe de Estado fallido contra el desaparecido expresidente Hugo Chávez.

    El diputado instó a los militantes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV, gobernante) a salir a las calles a desmentir el supuesto "golpe judicial" que denuncia la oposición por la decisión de los tribunales judiciales.

    Por su parte, el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, rechazó el viernes la decisión del CNE: como "dilaciones antidemocráticas".

    "Hoy estamos más convencidos que nunca del rompimiento democrático en Venezuela. Es hora de tomar acciones concretas", escribió Almagro, quien fue canciller durante el gobierno izquierdista de José Mujica.

    Además:

    Si recolección de 20% falla en un estado, no habrá referendo revocatorio en Venezuela
    "Venezuela sufre la falta de comprensión entre Gobierno y oposición"
    Vicepresidente de Venezuela acusa al parlamento de "bloquear" el país
    Etiquetas:
    referendo revocatorio, Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Organización de Estados Americanos (OEA), Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik