En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) 241, que establece un techo en los gastos públicos para los próximos 20 años, abre la puerta al debate social sobre cómo organizar el presupuesto.

    Así opina el profesor de la Escuela Brasileña de Administración pública y Empresas (Ebape) Fernando Rezende, que en una entrevista con Sputnik defendió que esta ley es necesaria para abrir un debate que en Brasil nunca se había producido: "en qué gastamos el dinero que tenemos".

    "En Brasil eso históricamente no se ha discutido, como sí pasaba en los países de la OCDE (…) Aquí se llevaba una propuesta al Congreso Nacional y ya está. La población tendrá que aprender a ver el valor del presupuesto", dice Rezende.

    La medida impulsada por el Gobierno de Michel Temer ha sido duramente criticada por quienes consideran que vincular el gasto público a la inflación en la práctica significa reducir la inversión social, en especial en sanidad y educación.

    Muchos ponen como ejemplo el caso del salario mínimo: si la PEC 241 estuviera en vigor desde 1998 el salario mínimo de los brasileños hoy sería de 400 reales en lugar de los 880 actuales (274 dólares).

    La ley del techo de gastos también recibe críticas por tener un plazo de validez de 20 años, que muchos consideran excesivo, aunque Rezende vaticina que "no durará tanto" y que simplemente es "un instrumento para restaurar la calidad de la discusión presupuestaria".

    "La PEC 241 crea un ambiente político propicio y empuja hacia otras reformas, como la laboral", dice el profesor, que considera que en general el impacto de la ley será positivo para la economía y recuperará la confianza del mercado hacia Brasil.

    Su opinión no es generalizada. El profesor del Instituto de Economía de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), João Sicsú, asegura que la PEC 241 "interrumpe el desarrollo brasileño y coloca al país en una ruta de regresión".

    "Disminuirá el gasto público per cápita porque tales gastos estarán congelados, pero habrá un crecimiento de la población", pronostica.

    Según Sicsú, en la última década el gasto per cápita aumentó un 44% en sanidad y un 102 por ciento en educación y con la entrada en vigor del techo de gastos la tendencia podría ser la contraria y llegar a una reducción del 6 por ciento en ambas áreas.

    La aprobación de la PEC 241 en la Cámara de Diputados es un triunfo para el Gobierno de Michel Temer, que en los últimos días había redoblado los esfuerzos para convencer a sus aliados.

    Ahora deberá votarse de nuevo en la Cámara a finales de este mes y después en el Senado; si todos los trámites se producen según lo esperado podría aprobarse en diciembre y entrar en vigor el año que viene, según estimó el presidente del Senado, Renan Calheiros.

    Además:

    ¿En qué consiste la ley que limita el gasto público en Brasil durante 20 años?
    "Brasil está viviendo la crisis más severa de su historia"
    Etiquetas:
    gastos públicos, presupuesto, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook