En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El exdictador boliviano Luis García Meza, condenado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por delitos de lesa humanidad, busca salir en libertad luego de permanecer gran parte de su sentencia en un hospital militar, dijo a Sputnik Nóvosti el rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín.

    "La justicia no puede permitir que el exdictador salga de la cárcel para evadir una condena (impuesta en 1993) por crímenes de lesa humanidad" y daños económicos al Estado, explicó Albarracín.

    La autoridad recordó que durante la dictadura de García Meza los grupos paramilitares ocuparon las universidades públicas, asesinaron, detuvieron a docentes y estudiantes, violando la autonomía universitaria.

    El exmilitar fue detenido en Brasil y extraditado a Bolivia en marzo 1995 y desde ese año debía cumplir su sentencia en la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro en el departamento de La Paz.

    Sin embargo, García Meza pasó más tiempo de su condena en una pieza reservada en el hospital militar de la Corporación de Seguro Social Militar (Cossmil), advirtió el rector.

    De los 21 años de condena, el exdictador ha permanecido 10 internado, informa La Razón, y espera continuar ahí los 9 restantes.

    "Él no ha cumplido ni las dos terceras partes de la pena, se ocupó de evadir la condena a través manipulaciones para no estar en la cárcel y permanecer hospitalizado en base a certificados médicos poco creíbles", declaró Albarracín.

    Si hay algo que hay que hacer notar, continuó la autoridad universitaria, "es que los militares actúan corporativamente, por tanto hubo una permanente actitud de protección con García Meza".

    Albarracín fue parte del equipo de abogados de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia y víctimas de la dictadura que tras la reapertura democrática en 1982 impulsó un juicio de responsabilidades contra García Meza y sus cómplices que culminó en 1993.

    Asesinatos cometidos

    García Meza fue enjuiciado por el asesinato del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz y el dirigente sindical Carlos Flores durante el golpe del 17 de julio de 1980 en lo que se conoció como el asalto a la sede de la Central Obrera Boliviana (COB).

    Durante el Gobierno de García Meza, el 17 de enero de 1981, un grupo de paramilitares comandados por el entonces ministro del Interior, Luis Arce Gómez (conocido como el "ministro de la cocaína"), asesinaron a la cúpula del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) que sostenía una reunión clandestina en La Paz.

    Al exmilitar se le atribuye además el asesinato del sacerdote jesuita Luis Espinal en marzo de 1980, cuatro meses antes del golpe de Estado que asestó en Bolivia.

    El rector de la universidad paceña aseguró que emprenderá acciones legales para que evitar que el exdictador salga en libertad condicional.

    Etiquetas:
    dictadura, Luis García Meza Tejada, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook