15:06 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Odebrecht

    Acuerdo de Odebrecht con la Fiscalía de Brasil podría causar terremoto político

    © REUTERS / Ricardo Moraes
    América Latina
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La mayor de las empresas investigadas en la Operación Lava Jato de la Justicia brasileña, el grupo Odebrecht, formalizó su acuerdo de colaboración con el Ministerio Público por el que deberá informar de todas las donaciones ilícitas realizadas a campañas políticas de los últimos años.

    Según informó este martes el diario Folha de Sao Paulo, el interés de los fiscales es tal que incluso debería declarar el expresidente de la empresa, Emílio Odebrecht, padre de Marcelo Odebrecht quien está condenado a 19 años por corrupción, algo que podría resultar en un terremoto político ya que el patriarca del grupo constructor estaría dispuesto a contarlo todo.

    "Si detienen a Marcelo tendrán que preparar tres celdas más: una para mí, otra para Lula y otra para Dilma", habría declarado Emilio Odebrecht según un reportaje publicado por la revista conservadora Época en junio de 2015.

    Sin embargo, todos los indicios apuntan a que efectivamente dinero ilícito de Odebrecht acabó financiando las campañas de 2010 y 2014.

    El pasado mes de marzo, el juez encargado de las investigaciones de la Operación Lava Jato en la Justicia Federal brasileña, Sérgio Moro, envió al Tribunal Supremo Federal (TSF) el documento contable con los nombres de 200 políticos de 24 partidos recuperado recientemente por la Policía Federal en el registro de una de las oficinas de la empresa Odebrecht.

    El documento, consistente en varias hojas de contabilidad, fue incautado durante la 26ª fase de la Operación Lava Jato realizada aquel mes y perteneció al presidente de Odebrecht Infraestructura, Benedicto Barbosa Júnior, alias "BJ", uno de los principales interlocutores del dueño de la empresa, Marcelo Odebrecht, con los representantes de los partidos políticos.

    En el mismo se recogían las cantidades recibidas por los políticos gracias a su mediación con los diferentes sectores de la semiestatal Petrobras y que resultaron en sustanciosos contratos para el grupo Odebrecht, un documento que el juez Moro definió como la prueba de los pagos "tal vez lícitos" del grupo Odebrecht a "autoridades con foro privilegiado".

    Ya la semana pasada, el expresidente de la República de Brasil, José Sarney, advirtió durante la conversación grabada con el expresidente de la Transpetro, Sérgio Machado, que la trama de corrupción en la que participó la constructora Odebrecht acabaría por afectar directamente a la presidenta suspendida, Dilma Rousseff.

    "La Odebrecht va a abrirse, lo van a contar todo, librarán a Lula y cogerán a Dilma porque fue ella con quien trataron directamente el pago de Joao Santana", afirmó Sarney en referencia al publicista de las campañas presidenciales de Rousseff en 2010 y 2014 que, según la Policía Federal, recibió seis millones de dólares de Odebrecht tras el último éxito de la presidenta.

    Sin embargo, el 25 de marzo en un encuentro con varios medios internacionales en el Palacio de Planalto la presidenta suspendida Dilma Rousseff insistió en que no tenía ninguna preocupación por una eventual confesión pacta de Santana con los investigadores de la Operación Lava Jato: "No me preocupa Joao Santana, no tiene nada que delatar de mi campaña presidencial".

    Además:

    Ministro brasileño prometió frenar la Operación Lava Jato tras el 'impeachment' a Rousseff
    Etiquetas:
    corrupción, Operación Lava Jato, Odebrecht, Fiscalía General de Brasil, Marcelo Odebrecht, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik