06:29 GMT +316 Diciembre 2018
En directo
    Juan Ramón Quintana, ministro de la presidencia de Bolivia

    Ministro boliviano de la Presidencia cuestionado por legisladora oficialista

    © AP Photo / Christophe Ena
    América Latina
    URL corto
    0 20

    LA PAZ (Sputnik) — El ministro de la presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, bajo fuego tras conocerse que no entregó a la justicia el teléfono móvil en el que habría intercambiado mensajes comprometedores, debe ser evaluado para determinar si es un "factor positivo o negativo", dijo este viernes la senadora oficialista Nélida Sifuentes.

    "Seguramente vamos a hacer una evaluación… Ya ustedes conocen, algunas organizaciones han pedido cambio de ministros, eso se tomará en el momento más oportuno", dijo la legisladora, citada por la Agencia de Noticias Fides.

    La senadora del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) se mostró favorable a realizar una "evaluación muy fría" de Quintana.

    El ministro, uno de los más influyentes del Gobierno de Evo Morales, está en el ojo del huracán a raíz de las dudas sobre el vínculo que sostenía con la ex pareja del mandatario, Gabriela Zapata, presa en el Centro de Orientación Femenina de Miraflores en un caso de tráfico de influencias.

    La relación entre Zapata y el presidente Morales pasó a estado público en febrero, cuando un periodista sostuvo que la empresa china en la cual trabajaba la mujer, CAMC, había obtenido jugosos contratos con el Estado por cuenta de un supuesto tráfico de influencias.

    Lea más: Vicepresidente de Bolivia asegura que se caen acusaciones contra Morales

    La denuncia se completaba asegurando que Morales y Zapata habían tenido un hijo.

    El ministro Quintana reconoció entonces en rueda de prensa que el mandatario había sostenido una relación con Zapata, concluida hace años, que el hijo que tuvieron juntos había fallecido y que el presidente no favoreció con negocios a CAMC.

    El 29 de marzo comenzaron a circular por las redes sociales un presunto intercambio de mensajes de WhatsApp entre el ministro Quintana y Zapata, que indicaban la existencia de un vínculo más que amistoso.

    Quintana negó en una nueva conferencia de prensa que conociera "ni por un segundito" a Zapata y menos aún que hubiera intercambiado con ella mensajes de corte amoroso.

    El 7 de abril, Quintana entregó a la fiscalía su celular en sobre cerrado para que se comprobara mediante pericias técnicas si existió tal intercambio de comunicaciones.

    Pero este viernes la agencia Fides publicó que Quintana entregó a los fiscales un teléfono móvil distinto, y no el personal que antes utilizaba y que presuntamente extravió en noviembre, según declaró el propio ministro a la fiscalía de La Paz.

    La oposición salió a criticar al funcionario.

    El senador de Unidad Demócrata, Pablo Klinsky, señaló que "lo que realmente perdió el ministro de la Presidencia es la credibilidad… no ha tenido la ética de renunciar".

    El Gobierno de Morales ha cerrado filas en torno a Quintana y ha señalado que el caso Zapata es parte de una "gran conspiración" opositora para afectar la imagen del presidente.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Nélida Sifuentes, Juan Ramón Quintana, Bolivia