12:48 GMT +316 Diciembre 2019
En directo
    Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, después de firmar el documento

    Contendores en Venezuela sin acuerdo para respetar resultados electorales

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El oficialismo y la oposición de Venezuela permanecen enfrentados acerca de un acuerdo para respetar los resultados de la elección parlamentaria del 6 de diciembre, aun después de que el presidente Nicolás Maduro estampara su firma ante la autoridad electoral.

    "Voy a proponerle al pueblo, gobernadores, alcaldes, diputados e instituciones del país, que este documento lo saquemos en las plazas públicas para que sea firmado en jornadas populares por todo el pueblo. ¡A firmar por la paz!", dijo Maduro tras suscribir el lunes el acuerdo que, a su pedido, redactó el Consejo Nacional Electoral (CNE).

    El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) "avanza en la búsqueda de elementos que aglutinen a sus seguidores, que no les permitan abstenerse, desentenderse o sufragar por la oposición" en los próximos comicios, observó a Sputnik Nóvosti el politólogo Luis Salamanca, rector de la Comisión de Participación Política y Financiamiento del CNE entre 2006 y 2009.

    En la anterior elección parlamentaria de 2010, el PSUV y sus aliados reunieron 5,4 millones de votos (48 por ciento) frente a 5,3 millones (47 por ciento) de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD).

    Pero el sistema de elección de diputados por circuitos favoreció al oficialismo con 98 bancas frente a solo 65 de la MUD.

    En los comicios presidenciales de 2013, Maduro venció con 7,58 millones de votos (50,6 por ciento) al opositor Henrique Capriles, quien alcanzó 7,36 millones (49,1 por ciento).

    Tema: Elecciones presidenciales en Venezuela

    Capriles desestimó este martes la firma de un nuevo acuerdo pues "lo que tiene que hacer el gobierno es respetar las leyes. ¡Qué acuerdo y qué carrizo! En 2013, Maduro se comprometió a abrir las cajas electorales y a una auditoría y al día siguiente se le olvidó", dijo el dirigente a medios de comunicación.

    El acuerdo de marras es un texto breve en el que candidatos y partidos se comprometen a actuar con respeto a la Constitución, acatar los lineamientos del CNE, respetar sin condiciones los resultados que presente en sus boletines oficiales u oponerse a ellos solo por la vía de los tribunales, con renuncia a la violencia o a vías de hecho.

    Aunque se trata de un acuerdo voluntario, "es una muestra de la paz y estabilidad a la que apuestan los partidos políticos, y de respeto por las instituciones y la voluntad de los electores", destacó la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

    El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, número dos del PSUV, sostuvo que "la MUD no firma porque ellos no van a reconocer los resultados, quieren caos".

    Maduro también dijo en un pequeño mitin a las puertas del CNE que "la oposición no se está preparando para unas elecciones, sino para un golpe contrarrevolucionario a partir del 6 de diciembre".

    Por ello, el mandatario pidió a sus seguidores "declarar en emergencia a la revolución bolivariana y prepararnos para ganar como sea".

    Pero la oposición descartó avalar el texto y el coordinador de la MUD, Jesús Torrealba, calificó el gesto de Maduro como "una comiquita (tira cómica). Hemos hecho propuestas serias para la respetabilidad de los resultados y el CNE ni siquiera nos ha contestado".

    En la base del desacuerdo está la desconfianza de la MUD hacia el CNE, dirigido por cinco rectores de los cuales cuatro son pro-oficialistas, en el desdén de este a denuncias de que hay ventajismo con recursos del Estado en favor del oficialismo, y en el rechazo del Consejo a la observación internacional de entidades con las que no simpatiza Venezuela, como la Organización de los Estados Americanos y la Unión Europea.

    Del lado oficial se impulsa el acuerdo para garantizar que el resultado electoral no sea el pistoletazo de salida para protestas u otras acciones que puedan degenerar en desórdenes con riesgo para la paz, en un entorno económico y social marcado por escasez y carestía de productos básicos y por deficiencias en servicios esenciales.

    "Acuerdos de este tipo son útiles porque contribuyen a bajar la tensión en un país tan polarizado y ofrecen confianza a la ciudadanía", comentó a Sputnik Nóvosti el sociólogo Leopoldo Puchi, ex secretario general del centrista Movimiento al Socialismo.

    "Lástima que se presentó inoportunamente, cuando se inicia la campaña y la oposición ya no quiere mostrarse como que acepta los términos del gobierno", añadió.

    Ernesto Samper, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas que conformará la principal misión de acompañamiento electoral para diciembre, ya expresó apoyo a la firma del compromiso sobre resultados del CNE.

    La campaña electoral, de cuatro semanas, comenzará formalmente el 13 de noviembre, con 19,5 millones de electores mayores de 18 años convocados a elegir a los 167 miembros de la Asamblea Nacional.

    Además:

    Venezuela presenta escenario inédito hacia elecciones de diciembre
    Unasur organiza observación electoral en Venezuela, incógnita sobre presencia OEA
    Etiquetas:
    elecciones parlamentarias, Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik