En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Guatemala, que acude a las urnas este domingo para elegir presidente, no se ha librado de las secuelas de la corrupción y la violencia dejadas por una guerra civil que “desarticuló al sector social”, dijo a Sputnik Nóvosti el exministro de Finanzas, Edgar Balcells.

    “La violencia criminal sigue siendo uno de los principales problemas de Guatemala, sin embargo, ahora la población muestra una mayor inquietud por la corrupción”, explicó Balcells, economista y director del área de economía de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) de Guatemala.

    Este país centroamericano atraviesa una situación delicada, “con instituciones muy permeadas por los distintos grupos de tráfico ilegal de estupefacientes y trata de personas”, continuó Balcells, un problema de “dimensiones regionales” que se extiende a Honduras, El Salvador y México.

    Guatemala sufrió un conflicto armado interno de 36 años (1960-1996) entre el ejército y varios grupos guerrilleros de extracción indígena, cuya principal causa fue la lucha por la tierra en un contexto de Guerra Fría.

    Cuando culminó, con los Acuerdos de Paz de 1996, había dejado 200.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 100.000 desplazados, según cifras de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico establecida a instancias de las Naciones Unidas.

    Ese conflicto “desarticuló al sector social”, indicó Balcells.

    Pobreza sin erradicar

    La pobreza afecta a 70 por ciento de los 16 millones de habitantes, según el informe de 2013 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) “Panorama social de América Latina”, que mide indicadores como protección social, estándar de vida y privación de vivienda.

    “Es un problema que no se ha podido erradicar. Guatemala necesita un esfuerzo muy importante que tiene que ver con partidos políticos y con una organización más socialdemócrata”, observó el exministro, quien asegura que el 15 por ciento de la población vive en la extrema pobreza.

    Durante el Gobierno de Otto Pérez Molina (2012-2015) “se desarticularon muchas redes en términos de gasto social”, agregó.

    La contracción de la economía latinoamericana, que la Cepal situó en 0,3 por ciento para este año debido a los problemas que enfrentarán los países con un comercio fuertemente ligado a China, “es una realidad que también afecta a Guatemala”.

    “Los precios de sus commodities (materias primas) están cayendo en los mercados internacionales al igual que para otros países latinoamericanos. Se viene una época de ciertos problemas en materia de comercio internacional”, advirtió Balcells.

    En cuanto al empleo, el economista asegura que en el país existe un alto nivel de informalidad “con un 72 por ciento de la población económicamente activa que no es parte del seguro social”, según Balcells, quien califica como “risibles” los informes de desempleo del Instituto Nacional de Estadística (INE).

    Balcells lamentó la influencia que han tenido en Guatemala “las doctrinas de EEUU y los experimentos de organismos como el Banco Mundial”, que con sus reformas monetarias y de ajuste estructural de los años 90 “contribuyeron a la desarticulación del sector público”.

    “EEUU apostó por la privatización de servicios como la educación y la sanidad. Lo público ha perdido mucha fuerza. Guatemala necesita reconvertirse y por ello hay una lucha social muy fuerte por parte de los movimientos indígenas y de las mujeres”, entre otros sectores, explicó.

    Afortunadamente, continuó Balcells, hoy en día la sociedad civil guatemalteca está cada vez más fuerte y “se están desarticulando las redes de influencia de la clase política”.

    En ese sentido, destacó logros como el encarcelamiento de Pérez Molina y de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti tras ser acusados de asociación ilícita y cohecho pasivo, entre otros delitos, en el caso de defraudación aduanera conocido como La Línea.

    El caso ha generado expectativas puesto que es el primero en el que aparecen pruebas fehacientes sobre corrupción política.

    “El Gobierno de Pérez Molina ha sido pésimo, improvisó con equipos poco capacitados; han sido cuatro años muy trágicos para la administración guatemalteca. Lo positivo es que ahora la ciudadanía reclama una rendición de cuentas y hay un mejor monitoreo”, manifestó Balcells.

    Un país multiétnico

    Guatemala es un país multiétnico donde se hablan 22 idiomas (20 mayas, el xinca y el garífuna).

    Al norte comparte frontera con México, al este con Belice y al sur con Honduras y El Salvador.

    Su frontera con México es una de las más complejas y volátiles del continente: en ese territorio selvático salpicado de valiosos yacimientos arqueológicos mayas campean el narcotráfico, la emigración ilegal y el tráfico de personas.

    Tanto adultos como niños que viajan solos huyendo de Guatemala deben cruzar de sur a norte el extenso territorio mexicano para llegar a Estados Unidos poniendo en riesgo su vida.

    Las cifras de deportaciones desde México y EEUU a Guatemala en el primer semestre de este año permiten confirmar que cada hora dos niños guatemaltecos huyen solos de su país, recordó días atrás a Sputnik Nóvosti el especialista en protección de la niñez de Unicef, Justo Solórzano.

    En este contexto, Guatemala celebrará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales este domingo y deberá elegir entre el comediante derechista Jimmy Morales y la centroizquierdista Sandra Torres.

    Además:

    El triunfo de la voz del pueblo
    Candidatos cómicos, ¿en chiste o en serio?
    Procesan a uno de los líderes del caso de corrupción aduanera en Guatemala
    Una pragmática en toda regla quiere ser la primera presidenta de Guatemala
    Jimmy Morales mantiene una amplia ventaja para las presidenciales de Guatemala
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, pobreza, violencia, corrupción, La Línea, Instituto Nacional de Estadística, CEPAL, Justo Solórzano, Edgar Balcells, Otto Pérez Molina, Guatemala, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook