En directo
    América Latina
    URL corto
    70ª sesión de la Asamblea General de la ONU (72)
    0 20
    Síguenos en

    El presidente de Guyana, David Granger, denunció largamente este martes ante la Asamblea General de la ONU las "agresiones" de Venezuela, en contraste con su par venezolano Nicolás Maduro, quien se refirió brevemente al conflicto para acoger la "diplomacia de paz" que les ofreció el secretario general Ban Ki-moon.

    "Queremos terminar con la agresión venezolana. Queremos desarrollar nuestro país, todo nuestro país, de acuerdo con la legislación internacional", dijo Granger.

    Maduro sostuvo que "contra Venezuela se ha intentado una operación tenaza, que pretende llenar de conflictos nuestras fronteras con Colombia y Guyana, pero con una diplomacia de paz estamos despejando esas amenazas".

    Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
    © REUTERS / Miraflores Palace/Handout via Reuters

    En el caso de Guyana, Maduro argumentó que esa diplomacia comprende "acciones que deben ser trabajadas en el marco regional" y agradeció al secretario general Ban, quien propició un encuentro con Granger en Nueva York, por dar pasos para "canalizar exitosamente un reclamo que tiene Venezuela desde 1835".

    Venezuela reivindica el Esequibo, un territorio de 159.000 kilómetros cuadrados que representa casi tres cuartas partes de la actual Guyana, cuya ocupación Gran Bretaña inició en 1835 y la completó con un laudo arbitral, favorable a su entonces colonia, en 1899.

    Recientemente, Venezuela ha objetado concesiones de petróleo otorgadas por Guyana a la corporación ExxonMobil en el área marina que proyecta la zona en reclamación, e incluso su Armada expulsó a un buque que realizaba prospecciones petroleras en aguas sin delimitar.

    "Durante 50 años se ha impedido a nuestro pequeño país explotar completamente nuestros ricos recursos naturales; Venezuela ha amenazado y disuadido a inversores y frustrado nuestro desarrollo económico", deploró Granger.

    El gobernante alegó que "la frontera se estableció hace 116 años; todo el mundo, menos la República Bolivariana de Venezuela, acepta nuestras fronteras".

    Granger pidió que las Naciones Unidas mantengan atención sobre el conflicto más allá de designar un buen oficiante para canalizarlo, como requirió Maduro en la reunión con Ban.

    La tesis guyanesa es que esa vía de multiplicar contactos está agotada y se debe recurrir a la Corte Internacional de Justicia para una solución definitiva.

    Maduro dedicó mucho más tiempo de su intervención a pedir que en las Naciones Unidas "aprovechemos el fracaso de las cuatro guerras de esta década y media", las de Afganistán, Irak, Libia y Siria, "para hacer una nueva alianza de paz".

    "Apoyamos la propuesta del presidente (ruso, Vladímir) Putin, uno de los grandes líderes del mundo hoy por hoy, para hacer una nueva alianza de paz", que en el caso de Siria "impediría una tragedia mayor y más espeluznante que las que hemos visto".

    Tema:
    70ª sesión de la Asamblea General de la ONU (72)

    Además:

    Lavrov llama al arreglo pacífico entre Venezuela y Guyana
    Maduro pide a la ONU mediar en el contencioso de Venezuela con Guyana
    Maduro llama a consultas a la embajadora venezolana en Guyana
    Con Guyana, firmeza estratégica y flexibilidad táctica
    Etiquetas:
    70 Asamblea General de la ONU, David Granger, Nicolás Maduro, Guyana, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook