En directo
    América Latina
    URL corto
    0 26
    Síguenos en

    El polémico expresidente de Brasil y líder histórico del Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB), Fernando Henrique Cardoso, volvió a aprovechar la situación de debilidad que atraviesa el Gobierno de Dilma Rousseff para acusarla de haber "vendido su alma al demonio" para conseguir mantenerse en el poder en su segundo mandato presidencial.

    En una entrevista publicada este viernes por el diario Folha de Sao Paulo, Cardoso criticó con dureza las últimas concesiones de Rousseff a su principal socio de Gobierno, el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), el cual podría recibir cinco ministerios a cambio de que sus diputados en el Congreso Nacional se posicionen con unanimidad a favor del nuevo plan de ajustes del ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

    "Ahora ofrece cinco ministerios al PMDB ¿Cómo piensa gobernar? No lo hará, sino que será gobernada", dijo el expresidente en referencia al nuevo pacto con el PMDB, sigla que para Cardoso "es natural que esté con dudas" debido a que "el PMDB se encuentra dividido en dos direcciones, los que creen que vale la pena mantenerse con el Gobierno y los que creen que la alianza está agotada", una clara referencia al presidente de la Cámara Baja del Congreso, Eduardo Cunha.

    "El tiempo de Rousseff se está agotando. Tiene que pensar en la historia y saber que no conviene ser recordada como la presidenta que no consiguió gobernar o que vendió su alma al diablo para poder gobernar", sentenció el político neoliberal quien no perdió la oportunidad para lanzar su propia versión de lo que debería ser la petición de "impeachment" (moción de censura) que podría ser aceptada para su votación en el Congreso Nacional en las próximas semanas.

    "El impeachment depende de tener una argumentación convincente, no solo en el Congreso sino también de cara al pueblo. Quienes defienden el impeachment no lograron todavía ser convincentes. Lo que se debe hacer es demostrar que las maniobras fiscales del Gobierno tuvieron una relación directa con el uso de recursos electorales", sugirió Cardoso en referencia a la investigación llevada a cabo ante el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU).

    Por último, el expresidente, que no se mostró especialmente partidario de un impeachment durante la entrevista, sugirió que Rousseff se presente como "coordinadora de un gran pacto" que lleve a cabo las reformas necesarias como "modificar el sistema electoral, contener el gasto público y reformar las pensiones", algo que según Cardoso "sería una salida histórica para ella", debido a que su plan incluiría la salida de la presidenta en el plazo de un año y tras concluir las reformas que diesen estabilidad a un nuevo Gobierno.

    Lea más: Expresidente de Brasil aprovecha el auge del dólar para atacar a Lula y Rousseff

    "Es utópico, lo sé", admitió Fernando Henrique Cardoso quien solamente un día antes aprovechó la insostenible situación del real brasileño frente al dólar norteamericano, llegando a devaluarse un 2,3 por ciento hasta los 4,23 reales por dólar, para atacar tanto a Rousseff como a su rival histórico, el expresidente Lula da Silva, y defender el legado económico de su Gobierno a pesar de que la inflación a finales de 2012 superaba el 12 por ciento frente al 9 por ciento actual.

    Además:

    El golpismo contra Rousseff es similar al que sufre Maduro o Correa, avisa miembro del PT
    Hablar de impeachment a Rousseff es “prender fuego” al país, según presidente del Senado
    Un dólar fuerte es una mala noticia para América Latina
    Admiten que no hay motivos para el 'impeachment' contra Rousseff
    Etiquetas:
    PSDB, Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil, Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), Fernando Henrique Cardoso, Eduardo Cunha, Joaquim Levy, Dilma Rousseff, Luiz Inacio Lula da Silva, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook