En directo
    El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo sudanés, Omar Bashir

    Sudán vs. Egipto: las cinco razones por las que suben las tensiones

    © REUTERS / Mohamed Nureldin Abdallah
    África
    URL corto
    251

    El medio ruso Vesti analizó la actual situación de las relaciones entre El Cairo y Jartum y nombró las cinco razones que podrían desatar un conflicto militar egipcio-sudanés.

    El 4 de enero, medios turcos informaron que Egipto había desplegado tropas en Eritrea, en la frontera con Sudán.

    El mismo día, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Sudán retiró a su embajador de El Cairo y, dos días más tarde, declaró el estado de emergencia en el estado de Kassala, en la frontera con Eritrea. Además, cerró la frontera sin explicar los motivos de la medida. Testigos oculares dijeron que una gran cantidad de tropas sudanesas se desplazaba hacia la frontera.

    El aumento de la tensión entre los dos países se produjo pocas semanas después de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, visitara Jartum —capital de Sudán—.

    El Cairo no comentó oficialmente la visita de Erdogan, pero los medios progubernamentales egipcios acusaron al presidente turco de conspirar contra la seguridad nacional de Egipto. Jartum, por su parte, niega las acusaciones de El Cairo y afirma que Egipto no tiene derecho a interferir en los asuntos de Sudán.

    Vesti enumeró las principales razones que han causado el conflicto diplomático entre las naciones.

    • Presencia de Turquía

    La creciente cooperación entre Sudán y Turquía, en particular dos recientes acuerdos, han puesto a Egipto en alerta.

    El primero de los acuerdos se refiere a la isla sudanesa de Suakin, en el mar Rojo, alquilada recientemente a Turquía por un período de hasta 99 años, con el objetivo de estimular el turismo en la región.

    Medios egipcios, sin embargo, apuntan que Sudán y Turquía acordaron secretamente crear una base militar en la isla, lo que permitiría controlar las vías navegables del mar Rojo.

    El segundo acuerdo permite a Turquía mantener una presencia más activa en las aguas territoriales de Sudán, presuntamente para la protección de los buques de guerra sudaneses, así como para la lucha contra el terrorismo.

    Según varias estimaciones, la expansión de la presencia de Turquía en el mar Rojo genera gran preocupación en los países árabes en alianza con Arabia Saudí, en particular en Egipto.

    • Fronteras disputadas

    Además de la cuestión eritrea, otras dos disputas territoriales han generado tensión en las relaciones entre Sudán y Egipto en los últimos 50 años.

    Desde hace cerca de dos décadas, Darfur, ubicado al oeste de Sudán, es el escenario de un conflicto. Pese a que no hay datos oficiales, se acredita que el conflicto haya dejado entre 300.000 y 400.000 muertos y al menos 2,7 millones de refugiados, apunta Vesti.

    En mayo de 2017, el presidente de Sudán, Omar Bashir, afirmó que el Ejército sudanés había incautado algunos vehículos de combate egipcios durante enfrentamientos en Darfur. Por su parte, Abdelfatá Sisi, presidente de Egipto, rechazó las acusaciones y subrayó que El Cairo no desempeña ningún papel en el conflicto de Darfur. Los líderes rebeldes también negaron las afirmaciones de Bashir.

    Otra cuestión que genera desacuerdo entre Sudán y Egipto es el Triángulo de Hala'ib, ubicado en la frontera entre los dos países. La soberanía sobre la región, rica en minerales y petróleo, se disputa por ambas naciones.

    La zona del Triángulo de Hala'ib, en gris
    La zona del Triángulo de Hala'ib, en gris
    • Alianzas del golfo Pérsico

    La crisis del Golfo, iniciada a mediados de 2016, dividió Oriente Medio en dos bloques. De un lado, países como Arabia Saudí, Bahréin, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto se unieron contra Catar. Del otro lado, se unieron los partidarios de Doha, como Turquía e Irán.

    Lea más: Sudán urge una distensión entre Catar y los países que rompieron sus lazos con Doha

    El medio sudanés Alshorooq, consideró que Sudán "claramente persigue un objetivo pragmático, pasando de un lado a otro" en relación a la crisis del golfo Pérsico. Su único objetivo sería salir del "aislamiento", por eso el país va cambiando de lealtades de una manera bastante libre.

    • La presa más grande de África

    Egipto ve con preocupación la construcción de la Presa del Renacimiento sobre el río Nilo, en Etiopía, cerca de la frontera con Sudán. La presa, que será la más potente de África, podría afectar al suministro de agua a Egipto, situado aguas abajo.

    La obra tiene el objetivo de impulsar el crecimiento económico de Etiopía. Pero en Egipto, donde la mayor parte de la población vive en las orillas del Nilo o cerca de ellas, existe la preocupación de que la disminución del agua causada por el surgimiento de la presa cause un impacto negativo en los cultivos agrícolas del país.

    Otro motivo de preocupación para El Cairo son las posibles negociaciones acerca de la presa de Sudán, por donde fluye el Nilo, con Etiopía. A finales de 2017, algunos medios etíopes informaron que Egipto, incluso, había propuesto excluir a Sudán de las negociaciones relacionadas con la presa. Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio rechazó tales afirmaciones.

    Le puede interesar: Primer ministro de Etiopía asegura que la presa en construcción no afectará a Egipto

    • Hermanos Musulmanes

    El actual presidente egipcio, Abdelfatá Sisi, llegó al poder tras el derrumbe del Gobierno de su predecesor, Mohamed Mursi, en julio de 2013. Mursi estaba vinculado al movimiento de los Hermanos Musulmanes, ahora prohibido en Egipto y cuyos miembros han sido sometidos a múltiples juicios.

    Diversos medios progubernamentales egipcios han acusado reiteradamente a Sudán de albergar a los miembros egipcios de la Hermandad Musulmana, una acusación que fue rechazada por las autoridades sudanesas.

    Las tensiones relacionadas con la hermandad podrían ser señal de una brecha ideológica entre el Gobierno islamista de Sudán y el liderazgo en Egipto. Algunos expertos creen, además, que Sudán estaría en colusión con Turquía y Catar contra Egipto. Turquía apoya a los Hermanos Musulmanes.

    Lea más: Apoyo de Turquía a los Hermanos Musulmanes frena las relaciones con Egipto

    • ¿Una guerra inminente?

    Pese a los desacuerdos entre Egipto y Sudán acerca de la presa, de los Hermanos Musulmanes, de la isla y de los bloques de poder, la mayoría de los expertos cree que ningún de los dos países tiene un interés real en desatar un conflicto armado.

    Abdul Moniem Abu Idris, analista político sudanés, cree que es poco probable que la tensión actual escale de la esfera de la diplomacia y de los medios de comunicación a un conflicto militar.

    Según él, ambos países sufren profundas crisis económicas, lo que reduce grandemente su capacidad de combate. Idris opina que, de hecho, cada uno de los rivales "está tratando de crear un enemigo imaginario para desviar la atención de sus poblaciones de sus necesidades reales".

    Etiquetas:
    Abdelfatá al Sisi, Omar Hasan Ahmad al-Bashir, Recep Tayyip Erdogan, Qatar, Sudán, Eritrea, Turquía, Egipto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik