En directo
    Noticias: 75 aniversario de la Gran Victoria
    URL corto
    1171
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los sacrificios hechos por el pueblo de la Unión Soviética para conseguir la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial nunca deben ser olvidados, declaró en entrevista con Sputnik el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

    "Los sacrificios hechos por el pueblo de la antigua Unión Soviética para derrotar el nazismo —y no solo vidas, sino también sacrificios de todo tipo—jamás se deben olvidar", dijo.

    El secretario general de la ONU apuntó que "la Segunda Guerra Mundial fue una época de atrocidades innombrables y humanidad perdida", y "tuvo un alto precio para muchos países, incluidos los de la antigua Unión Soviética, que sufrió el mayor número de víctimas".

    Según algunas estimaciones, se trata de unos 27 millones de muertos, aunque existen fuentes que hablan de casi 42 millones de personas fallecidas.

    Guterres apuntó que debido a la tragedia de la Segunda Guerra Mundial la comunidad internacional se unió para crear la ONU.

    "Creo que la cooperación entre los países, reflejada en el establecimiento de las Naciones Unidas, ha ayudado y continúa ayudando a evitar los horrores de una nueva guerra mundial", destacó.

    Recordó que, de acuerdo con la Carta de la ONU, el objetivo del foro mundial es "proteger a las generaciones venideras del flagelo de la guerra".

    Inicialmente Guterres tenía previsto llegar a Rusia este 9 de mayo para asistir a las celebraciones del 75 aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria, pero debido a la pandemia de coronavirus tuvo que cancelar esos planes.

    "Estoy entusiasmado por participar en las ceremonias conmemorativas en Moscú una vez afrontemos con éxito el COVID-19", afirmó.

    Armisticio mundial por coronavirus

    Guterres volvió a llamar a todos los países a declarar un alto el fuego mundial para aunar los esfuerzos en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

    Apuntó que la ONU, creada tras la Segunda Guerra Mundial, hasta la fecha ha logrado evitar una nueva guerra mundial, pero "los conflictos continúan en muchos rincones del mundo".

    "Esto ha sido la base del llamamiento que hice en marzo a un alto el fuego global, para que podamos centrarnos en nuestro enemigo común, que es la pandemia del COVID-19. Sigo llamando a todos los países a sumarse al armisticio", dijo.

    El secretario general de la ONU señaló que su llamado fue apoyado por "más de un centenar de gobiernos, así como organizaciones regionales, líderes religiosos y otros", pero el nivel de desconfianza entre las partes de conflicto, admitió, "sigue siendo alto, y por ello será difícil empezar a implementarlo".

    "Espero que el Consejo de Seguridad encuentre unidad y tome decisiones que contribuyan a establecer armisticios duraderos y una paz sostenible", indicó.

    Según el secretario general de la ONU, la pandemia de coronavirus provocó una crisis global que requiere una respuesta sin precedentes para afrontarla.

    "Este virus no tiene precedentes en nuestra época y requiere una respuesta sin precedentes", dijo.

    Guterres indicó que la ONU está "plenamente comprometida con la lucha para salvar vidas, evitar el hambre, aliviar los sufrimientos y diseñar un plan para la recuperación".

    "Lo que se necesita más que nada en la lucha contra la pandemia es unidad, unidad entre los gobiernos y pueblos", subrayó.

    Preguntado sobre la planeada cumbre de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, el secretario general de la organización mundial expresó la esperanza de que tal reunión tenga lugar.

    Guterres reiteró que es "absolutamente esencial que los países se unan y que las grandes potencias sean capaces de superar sus dificultades, para que el Consejo de Seguridad sea más activo y más eficaz en las cuestiones de paz y seguridad relacionadas con el COVID-19".

    "Es muy difícil superar esas dificultades, pero necesitamos unidad y fuerza de la comunidad internacional", destacó.

    Mundo poscoronavirus

    Además, Guterres declaró que la comunidad internacional debe comenzar a planear cuál será nuestro mundo después de la pandemia del coronavirus.

    "De momento la tarea clave en la que todos debemos centrarnos es derrotar esta pandemia que está causando numerosos sufrimientos en todo el mundo, pero también debemos empezar a pensar y planear un mundo tras el COVID-19", dijo.

    Guterres confía en que "la recuperación del COVID-19 ayude a dirigir el mundo hacia un camino más seguro, más saludable, más sostenible y más inclusivo".

    "Será crucial atender las fragilidades, hacer frente a las desigualdades y las brechas en la protección social que han sido expuestas de manera tan dolorosa, y poner al frente y priorizar a las mujeres y la igualdad de género, si queremos fomentar la resiliencia ante futuras conmociones", apuntó.

    El secretario general de la ONU abogó por que el proceso de recuperación tras la pandemia se realice en paralelo con la lucha contra el cambio climático.

    "Llamo a los gobiernos a garantizar que los gastos destinados a revitalizar las economías aceleren la descarbonización de todos los aspectos de nuestra economía y prioricen la creación de empleos verdes", exhortó.

    En opinión de Guterres, el mundo postcoronavirus necesitará "un multilateralismo interconectado, que reforzará la coordinación entre todas las organizaciones multilaterales internacionales". También subrayó la importancia de la contribución que deberán hacer las organizaciones regionales.

    Necesitaremos "un multilateralismo inclusivo, basado en una cooperación profunda con la sociedad civil, las empresas, las autoridades locales y regionales y otros interesados", propuso el secretario general de la ONU, al subrayar que "la voz de la juventud debe ser decisiva en la formación de nuestro futuro". 

    Etiquetas:
    coronavirus, ONU, Rusia, Antonio Guterres, sacrificio, Segunda Guerra Mundial, URSS
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook