Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Un artista callejero uruguayo propone una nueva forma de vivenciar la muerte

© Sputnik / Martín GonzálezEpitafios del artista uruguayo Gastón Rosa, conocido como Untonga
Epitafios del artista uruguayo Gastón Rosa, conocido como Untonga  - Sputnik Mundo, 1920, 05.11.2021
Síguenos en
Su nombre es Gastón Rosa, pero es conocido como Untonga, el responsable de llenar las paredes de la ciudad de Montevideo con "tumbitas" (lápidas) que contienen mensajes positivos. Altares y una especie de velorio en comunidad, son algunas de sus propuestas para despedir a quienes fallecieron.
Para Gastón, quien también es publicista y escritor de varios libros que hablan sobre la diversidad, en Uruguay hemos perdido los rituales: "Estos van desapareciendo cada vez más de nuestro cotidiano".
La pandemia contribuyó también a que se limitara la celebración de velorios públicos como medida preventiva frente al coronavirus. La instancia de despedida se reservó solo para familiares directos.
Muchas personas perdieron seres queridos sin la posibilidad de despedirse. Gastón fue uno de ellos tras el fallecimiento de un amigo.

"No tuvimos la instancia del velorio y es raro, porque te queda como un vacío. En ese cerrar, el velorio a veces te ayuda como a concretarlo", dijo Rosa.

Es por eso que, inspirado en la cultura mexicana, el artista propuso, en el marco de la celebración del Día de los muertos, realizar un altar para celebrar el recuerdo de los seres queridos que partieron.
Desde sus redes sociales compartió una guía para realizarlo que tuvo como resultado que decenas de uruguayos replicaron la iniciativa y la difundieron en sus redes sociales.
"La respuesta fue muy linda (...) es como tocar una fibra", dijo Gastón, quien no se imaginó la rápida repercusión, y agregó que "la idea es tomar el ritual y adaptarlo a nuestra cultura quizás, o a lo que cada persona considere".
"Cuando construís el altar, empezás a poner las cosas que a esta personas le gustaban, los gustos , objetos y hay una búsqueda en la casa, una recopilación de fotos (...) también cocinar la comida que les gustaba empieza a operar en el recordar, que es volver a vivir".

Una despedida en comunidad

Este jueves 4 de noviembre, el artista convocó a través de su Instagram al público en general, independientemente de la religión, a despedir a sus seres queridos.
La reunión es "experimental" según Gastón, puesto que no hay una programación o un lineamiento de cómo llevar a cabo la actividad, sino que tiende a descubrir el sentir del dolor en sociedad. "Va a suceder lo que la gente que asista haga suceder", dijo.
Con velas, flores, música y, por supuesto, mensajes de las tumbitas de Untonga, como "toda la fe en tus muertos" o "reparar un corazón", tuvo lugar la cita, previo a la puesta del sol, en el Patio Andaluz del Parque Rodó de Montevideo.
"Creo que es una buena oportunidad de encontrarse (..) creo que el duelo llevado a la comunidad tiene algo lindo de compartir".

Chile y México como inspiración

El comienzo de Gastón como Untonga tiene mucha relación con estos dos países latinoamericanos.
"Tiene que ver con México y un 2 de noviembre, tiene que ver con la muerte de mi abuela, que era la más directa en mi infancia y adolescencia. También tiene que ver con haberme ido del país. Me fui a vivir a Chile por amor digamos y toda esa mezcla sumada a la revuelta social en el país, me generó la necesidad de empezar a escribir mensajes en las calles", sostuvo.
Sus mensajes tienen un fuerte significado solidario y de reflexión. En Chile, el artista pegó su primera lápida con la consigna "pensar, aunque te tiren gas", motivada por la represión policial frente a las manifestaciones populares.
En un primer momento no tenía claro cuál sería el soporte, pensó en puertas, en lápidas y se decidió por las últimas aunque "de alguna manera son puertas también , las tumbitas son portales", dijo.
"Pensé que la muerte era un buen tema a trabajar, creo que nos falta como asumir a veces a la muerte, tenerla más presente, como algo natural", agregó.
La concepción de la muerte para Gastón va más allá del significado literal: es un cambio, un renacer, una transformación. Una muerte puede ser un nacimiento, una ruptura, un nuevo empleo.
Recientemente, el artista realizó una colaboración con Netflix de México en la que diseñó los epitafios de personajes que fallecieron en las series, los cuales decoraron varias paredes de Ciudad de México.
La cultura mexicana lo cautivó: "Ver a la gente en esos días [previos al 2 de noviembre], construyendo sus altares o pensando o haciendo compras de acuerdo a lo que iban a construir en honor a sus familiares (...) hace que la ciudad tenga una energía especial".
Para Gastón, el recordar a los muertos puede venir desde otro lugar, no solo desde el acompañamiento de los restos físicos —en el Día de los Muertos los uruguayos suelen llevar flores al cementerio—.
El artista apunta a "presentar otras posibilidades para poder elegir cuál es el ritual o el duelo que queremos hacer o que cada persona quiere hacer".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала