Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

¿Por qué hay damnificados del sismo en CDMX que siguen fuera de casa?

© Sputnik / Eliana Gilet Luisa Aguirre damnificada del sismo de 2017 posa para foto, sigue sin poder volver a casa
Luisa Aguirre damnificada del sismo de 2017 posa para foto, sigue sin poder volver a casa - Sputnik Mundo, 1920, 19.09.2021
Síguenos en
Al cumplirse cuatro años del último gran sismo que afectó a la capital mexicana, todavía hay familias que no han podido regresar a su casa. Sputnik te explica cómo el hallazgo de una 'grieta' desconocida volvió inhabitable un conjunto de colonias, en el límite entre las alcaldías de Tláhuac e Iztapalapa.
Luisa Aguirre tiene 63 años y lleva los últimos cuatro viviendo en la calle, en una de las carpas que el Gobierno de la República Popular China donó a México durante las primeras horas de la crisis que causó el segundo gran terremoto de septiembre de 2017.
© Sputnik / Eliana Gilet Luisa Aguirre, dentro de la carpa donde vive, donada por el Gobierno chino en 2017
Luisa Aguirre dentro de la carpa dónde vive, donada por el Gobierno chino en 2017 - Sputnik Mundo, 1920, 19.09.2021
Luisa Aguirre, dentro de la carpa donde vive, donada por el Gobierno chino en 2017
Como un fantasma que atravesó las décadas, el 19 de septiembre de 2017 la tierra tembló con apenas seis horas de diferencia de lo ocurrido el mismo día de 1985, cuando un sismo de 8.1 en la escala Richter cambió para siempre al entonces Distrito Federal mexicano, hoy Ciudad de México.
La casa que Luisa Aguirre habitó durante más de 30 años en la colonia La Planta fue demolida por la alcaldía Iztapalapa, debido al daño que había recibido producto del temblor de 2017.
Su casa estaba ubicada sobre uno de los cuatro andadores vecinales (sin tránsito vehicular) del barrio que fueron dictaminados de alto riesgo, debido al agrietamiento del subsuelo que lo vuelve inhabitable. Esta situación afecta a un número indeterminado de familias de las colonias La Planta, Cananea, la Colonia del Parque y la Colonia del Mar.
Esperanza coloca neumáticos en las calles dañadas de la Colonia del Mar tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. - Sputnik Mundo, 1920, 19.07.2018
América Latina
Así es el inédito estudio de suelo de Ciudad de México en zona afectada por el sismo
Aunque el portal para la reconstrucción de la Ciudad de México presenta datos estadísticos que señala que 25.581 viviendas están consideradas para los programas de rehabilitación y reconstrucción, esta cifra no incluye a los vecinos que deben ser reubicados, como el caso de Doña Luisa y sus vecinos.
Esto en parte se debe a que a cuatro años de perder su hogar, no tienen aún plena certeza de que vayan a recibir la indemnización que les corresponde: o bien un departamento de 65 metros cuadrados en otro punto de la CDMX o el monto de 520.000 pesos mexicanos (unos 25.000 dólares) por renunciar al derecho posesorio del terreno donde vivían.
Según explicaron los afectados a Sputnik, estas demoras se produjeron en la expedición de un dictamen jurídico que les permita reconocer con testigos la posesión de sus terrenos, de los que no existen escrituras. Esto se debe a que estas colonias —entre muchas otras de la megalópolis— fueron fundadas por los propios vecinos a partir de la toma de tierras, respondiendo a una necesidad de vivienda acuciante en la capital mexicana, la otra emergencia que se vivió tras el de sismo de 1985.

Damnificados Unidos

Catalina Agustín dice que fue una vez que se unió al grupo de Damnificados Unidos "y que empezamos a luchar juntos" con otros vecinos, cuando se logró que su casa fuera reconstruida. La señora Catalina es otra de las fundadoras de la colonia La Planta y dice que la calidad de su vivienda ha mejorado ahora con la reconstrucción, respecto a la que ella y su familia habían levantado con mucho esfuerzo durante tres décadas.

"Nada más hicimos nuestra casita de láminas, no construimos bien porque no teníamos dinero. Trajimos algo de material de donde vivíamos e hicimos nuestras barditas de tabique, nada más con arena y cal. Lo techamos con láminas de cartón primero, luego ya compramos láminas de asbesto. Así estuvimos mucho tiempo", explicó la vecina en entrevista con Sputnik.

Fotografía de la masacre del 10 de junio del 1971 en el metro Normal - Sputnik Mundo, 1920, 15.04.2019
América Latina
Los costos (y daños) de ampliar el segundo metro más saturado del mundo
Catalina y su familia llegaron a poblar esa zona de los bordes de la alcaldía Iztapalapa, que tiene a la Avenida Tláhuac como principal arteria de acceso, cuando no había ciudad consolidada. De hecho, la zona tiene de referencia a la estación del metro Olivos (inaugurado en 2012) donde se suscitó el derrumbe del puente elevado de la línea 12 en la noche del lunes 3 de mayo, matando a 26 personas y dejando decenas de heridos y pérdidas materiales, simbólicas y sensibles.
Con tres niños pequeños y embarazada de su cuarta hija, Catalina y su familia llegaron desde otra ocupación en la colonia Valle de Luces, en Culhuacán, ubicado también en el sureste de la capital, pero un poco más al centro de donde está ahora.

"Ahí vivíamos como paracaidistas (ocupantes), pero nos empezamos a unir, hicimos una organización y por medio de la lucha, una persona se encargó de permitirnos llegar a este terreno en La Palma. Pero cuando llegamos aquí, nadie sabía que el suelo estaba mal, que había grietas", explicó Catalina.

La organización se llamó Casa A.C y quien los apoyó para llegar a La Palma fue Humberto Vallejo, "él fue quien nos ayudó para venirnos para acá", relató.
"No recuerdo cuántos éramos, pero sí que cuando llegamos no había nada. Nos dieron nuestro lote, nos dijeron que teníamos que venirnos a la de ya porque ya estaban los terrenos y entramos así como estaba. Como pudimos nos trajimos nuestras cosas de Valle de Luces, como pudimos llegamos hasta aquí y nos plantamos en nuestro lotes. Ahora sí que hicimos nuestras chocitas para empezar", recordó la mujer.
Esos hechos ocurrieron en el año 1989 y, desde entonces, la colonia creció hasta que fue tomada por la mancha urbana de la Ciudad de México.
Vecinos de la Asamblea de pueblos y barrios de Coyoacán al suspender la obra de Quiero Casa en el predio de Av. Aztecas 215, Ciudad de México. - Sputnik Mundo, 1920, 28.03.2019
América Latina
La pelea de un pueblo de México por defender su agua de la especulación inmobiliaria (fotos)
Tras el sismo de 2017, Catalina pasó dos años y medio rentando, hasta que la obra de su casa quedó terminada. Le dijeron que allí no pasa la grieta de la zona y que, por lo tanto, con el tratamiento que se le dio al suelo alcanza.
"Fue muy difícil rentar y dejar todo lo que uno está acostumbrado. Mi casa fue de reconstrucción y ahora ya regrese, pero hay muchos compañeros de reubicación que no les han resuelto nada, tras cuatro años siguen en las mismas. Las personas que se van a ir de la ciudad, están esperando el dinero que les corresponde y los que se van a reubicar aquí, pienso que no es justo que les den un departamentito de 65 metros cuadrados, a familias que tenían 200 metros construidos", apuntó.

Cuatro años

Hace un par de meses, un automóvil se metió para la carpa china donde Doña Luisa vive y que en ese momento estaba ubicada sobre tenía sobre la calle Rosalita, justo donde desemboca la calle Benito Juárez.
A finales de abril de 2021, había recibido una notificación de parte de la alcaldía Iztapalapa anunciando que sería desalojada de la vía pública, tras el reclamo de un vecino, aunque debido a la presión ejercida por la denuncia pública, se abortó la intención de desalojar a una mujer damnificada de la tercera edad, que vive en una carpa por no haber recibido la atención necesaria.
Terremoto de 2017 en México - Sputnik Mundo, 1920, 19.09.2019
América Latina
¿Por qué es tan lenta la reconstrucción de Ciudad de México tras el sismo de 2017?
Como la situación se volvió más tensa, Doña Luisa tomó la difícil decisión de mover su carpa de regreso al terreno de su casa derrumbada, el de la grieta.
"Mi vida ha cambiado, mis hijos se fueron con mis nietos, uno está en Tecámac y otro en Chalco. Es muy difícil separarse de la familia, ellos me dicen que me vaya, pero son treinta y tantos años con mi terreno, no voy a dejarlo nada más así", explicó en entrevista.
Ella ha decidido pedir la indemnización económica para irse a vivir al Estado de México, en la zona metropolitana de la capital, porque no se acomoda a instalarse en un departamento como los que le ofrecen.
"Vamos a seguir apoyándonos porque todavía somos muchos los que no podemos regresar. La pandemia paró todo porque no pudimos hacer marchas, por el peligro del contagio, y así ha sido como hemos conseguimos todo, las casas que se han reconstruido y rehabilitado han sido gracias a la protesta. Por eso este 19 vamos a movilizarnos, porque no todos hemos vuelto a casa, pues", concluyó.
Este domingo 19 de septiembre de 2021, Damnificados Unidos convocó a una misa al mediodía en el predio de Chimalpopoca y Bolívar, en el predio donde se derrumbó un edificio en el que funcionaban distintas empresas de importación de productos desde Asia y fallecieron 21 personas. A las 13:14 horas se realizará un minuto de silencio en memoria de las víctimas.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала