Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Variante delta tiene a Colombia pensando en cuarto pico de la pandemia

© AP Photo / Ivan ValenciaCoronavirus en Colombia
Coronavirus en Colombia - Sputnik Mundo, 1920, 06.08.2021
Síguenos en
BOGOTÁ (Sputnik) — Colombia no acaba de salir del tercer y más letal pico de la pandemia de COVID-19 y ya piensa en afrontar una cuarta ola como consecuencia de la variante delta detectada el 3 de julio en un paciente de la ciudad de Cali, pero que sólo hasta el miércoles fue registrada en Bogotá con cuatro casos de personas ya vacunadas.
Las razones para preocuparse no son pocas, particularmente en la capital del país, la ciudad más afectada con la pandemia desde que el virus llegó al país en marzo de 2020 y que desde entonces y a la fecha totaliza 1.420.779 casos, pues el embate de un cuarto pico significaría ver de nuevo cifras alarmantes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que sólo en junio pasado se pusieron en alerta roja, con el 97% de ocupación.

"Es muy posible que en Colombia se llegue al cuarto pico porque este virus sigue circulando y más aún ahora con las diferentes variantes, fundamentalmente la delta", advirtió en diálogo con Sputnik la representante en Colombia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la doctora Gina Tambini.

Si bien el primer pico de la pandemia en Colombia se dio entre el 3 y el 9 de agosto de 2020, los otros dos se dieron este 2021, por lo que en las primeras 27 semanas del año (contadas del 1 de enero al 11 de julio) se presentaron 15.313 más muertes por el virus que durante 2020, para un total de 67.056 decesos por COVID-19 confirmados en los primeros siete meses del presente año.
Vacunación en Colombia - Sputnik Mundo, 1920, 24.07.2021
América Latina
Colombia confirma la presencia de la variante delta de COVID-19
El dato, que fue revelado el pasado 31 de julio por el estatal Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), prendió las alarmas de la comunidad médica del país, que persiste en el llamado para que más colombianos acudan a vacunarse y así mitigar la aparición de un cuarto pico, pero la sugerencia tiene suficientes detractores.

Resistencia a vacunarse

Hoy en día el país tiene 4,2 millones de dosis disponibles contra el COVID-19, pero alrededor del 27% de colombianos (de un total de 50 millones de habitantes) no están dispuestos a vacunarse, según una encuesta revelada el pasado junio por Global COVID-19 Trends and Impacts Survey, de la Universidad de Maryland.
Es así como tres meses después de que se abrió la vacunación para personas entre 60 y 69 años, sólo el 56% de ese grupo etario tiene su esquema completo, mientras que del grupo de personas entre los 50 y 60 años solamente el 61% se ha aplicado la primera dosis.
Ante esa realidad "es necesario acelerar el proceso de vacunación", advierte Tambini, quien sostiene que se debe lograr completar más del 80% de cada grupo de edad vulnerable, "como son los mayores de 60 años y las personas con enfermedades crónicas".
Vacuna contra el coronavirus Pfizer-BioNTech - Sputnik Mundo, 1920, 01.07.2021
América Latina
Arriban a Colombia 2,5 millones de vacunas contra el COVID-19 donadas por EEUU
Aún así la resistencia a la vacuna es evidente en redes sociales y en las calles, donde el adagio de que "la cura resulta más mala que la enfermedad" se ha popularizado, pese a los llamados del propio Gobierno a inmunizarse.
Amparo Burbano, una ama de casa de 64 años, vio morir a sus dos hermanos con sólo un mes y medio de diferencia en Cali (suroeste), sólo por el hecho de que ellos creyeron "en mitos pendejos" sobre la vacuna, comentó ella a esta agencia vía telefónica.
Sus dos parientes, uno de 62 años y el otro de 53, declinaron vacunarse bajo el argumento de que el virus no existe y que la inmunización es sólo "un método para controlar la humanidad, matarla al cabo de dos años o de modificarle el ADN a la raza humana".
La decisión de ambos hermanos resultó fatal, con el agravante de que el menor de ellos creyó incluso en alternativas caseras para contrarrestar el COVID-19, por lo que pese a que la enfermedad ya le había avanzado lo suficiente, prefirió ingerir Clorox con zumo de limón por encima de cualquier tratamiento médico, lo que al final le produjo una falla renal que precipitó su muerte.
"La vacuna es segura, certificada en calidad, y hay que acudir a la vacunación", dice Tambini al respecto.

Probabilidad latente

La especialista peruana sugiere que es casi un hecho concreto que Colombia llegará al cuarto pico, lo que falta por resolver es cuándo ocurrirá y la intensidad que manifestará.

"La variante delta sí puede precipitar la llegada del cuarto pico al país, sobre todo por su característica principal: la alta capacidad de transmisión, mucho mayor incluso que las otras variantes, y es por eso que puede haber un incremento de los casos", advierte.

Agrega que "el tiempo en el que eso ocurra dependerá, en todo caso, de cómo se aplican las medidas de protección personal, el distanciamiento y por la detección de casos y contactos para cortar las cadenas de transmisión".
En la actualidad en el país se han identificado las variantes alfa, gamma y delta, justamente las de mayor preocupación clasificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a lo que se le suma la circulación de otras variantes locales detectadas por el estatal Instituto Nacional de Salud, con lo cual el caldo de cultivo para un cuarto pico de la pandemia parece servido en bandeja de plata.
Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz en Barranquilla, Colombia - Sputnik Mundo, 1920, 21.05.2021
América Latina
Colombia restringe el ingreso de viajeros provenientes de la India por una variante de COVID-19
Ante esa alta posibilidad, la representante de la OPS en Colombia sugiere "estar preparados" y evitar que la nueva ola no sea tan prolongada ni fatal como la tercera, que se dio entre el 19 y el 25 de abril y entre el 14 y el 20 de junio, y que llegó a cobrarse hasta 4.000 vidas por semana.
Para afrontarla, asegura, es necesario contar con "la responsabilidad de cada uno de los ciudadanos y del trabajo que haga la autoridad sanitaria territorial y nacional".
La meta que ahora se ha trazado el Gobierno colombiano es inmunizar a 40 millones de ciudadanos (80% de la población) frente al objetivo inicial de 35 millones (7% de la población), con lo cual alcanzaría la inmunidad de rebaño al finalizar el 2021. El problema, claro está, radica en convencer a un grueso de ciudadanos de que la vacuna no es tan mala como la pintan.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала