Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Defensa
Últimas noticias e información relevante sobre defensa y todas las novedades de la industria militar.

EEUU ha perdido más de 2.000 armas en una década, incluidos rifles y lanzagranadas

© STNGR IndustriesSTNGR AR-15 rifle
STNGR AR-15 rifle - Sputnik Mundo, 1920, 17.06.2021
Síguenos en
Entre 2010 y 2019 unas 2.060 armas, incluidos rifles de asalto y lanzagranadas, han sido robadas de los arsenales de las Fuerzas Armadas de EEUU. Sin embargo, la cifra podría ser aún más alta ya que la Fuerza Aérea se negó a revelar cuántas armas perdió en ese período.
El informe publicado por la agencia AP, revela que algunas de esas armas fueron utilizadas para cometer crímenes violentos, mientras que otras fueron abandonadas en espacios públicos.
Entre las causas mencionadas por las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas para justificar estas pérdidas están las "puertas sin cerrar, robos, personal militar que se quedó dormido o fallos en la vigilancia y otros sistemas de seguridad".
Sin embargo, el volumen de armas perdidas que refleja el informe podría ser aún mucho mayor. La Marina y el cuerpo de Marines dieron sus propias cifras a AP, pero el Ejército y la Fuerza Aérea se negaron a revelar cuántas armas han salido de sus arsenales de manera ilegal.
Para completar la investigación, AP tuvo que hacer una solicitud oficial al Ejército valiéndose de Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés) para archivos de casos penales militares.
La Fuerza Aérea, por su parte, se negó a revelar la cantidad de armas que ha perdido.

Los números en detalle

Según el informe de AP, de las más de 2.000 armas reportadas como perdidas o robadas 1.504 pertenecían al Ejército, 204 al cuerpo de Marines y 39 a "otro" organismo que no se especifica. La agencia presume que se trataría de la Guardia Costera o la Agencia de Protección de la Fuerza del Pentágono.
De todas estas armas, 1.179 serían rifles, 694 pistolas, 74 ametralladoras, 11 escopetas. Además, cerca de 100 serían lanzagranadas, lanzacohetes o morteros.
El informe también destaca que "algunas de las ametralladoras extraviadas pueden disparar hasta 1.000 rondas por minuto y serían absolutamente devastadoras si se usaran en un acto criminal o terrorista".
Las restantes siete armas perdidas fueron clasificadas como "otras". Según AP, estas armas podrían ser cualquier cosa, desde un cuchillo hasta una bomba nuclear, lo cual no resulta descabellado si tenemos en cuenta que a lo largo de la historia EEUU ha perdido hasta seis armas nucleares y cuatro de ellas nunca han sido recuperadas.

Las repercusiones del informe

Hasta 2017 el Pentágono estaba obligado a revelar la cifra de armas que se perdían de los arsenales de EEUU cada año.
Sin embargo, tras la publicación del informe de AP algunos congresistas han llamado a restablecer esta exigencia al Pentágono.
El senador Richard Blumenthal (Connecticut) calificó el informe de "absolutamente espeluznante" durante una audiencia con la secretaria del Ejército, Christine Wormuth, celebrada el 15 de junio, el mismo día en el se publicó el informe.
"1.900 armas militares perdidas o robadas está lejos de ser un 'número pequeño'. Estas pistolas, armas de asalto y lanzagranadas faltantes aparentemente no se han contabilizado ni informado a las agencias necesarias. Hoy, exigí al Ejército que investigue estas escalofriantes estadísticas”, escribió el político demócrata en su cuenta de Twitter.
Wormuth aseguró a Blumenthal que el Ejército "se está tomando el asunto en serio y lo estudiará".
Por su parte, el portavoz del Pentágono, John Kirby, reconoció la existencia del problema durante una entrevista con AP.
"Nos tomamos esto muy en serio y creemos que hacemos un muy buen trabajo. Eso no significa que no haya pérdidas. No significa que no se hayan cometido errores", dijo el funcionario.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала