Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Hachi, la perra de Paraguay que cuida a las almas perdidas por el COVID-19

© Foto : Gentileza Edith Ortiz, ONG Pako Rescate ParaguayHachiko en su nuevo hogar
Hachiko en su nuevo hogar - Sputnik Mundo, 1920, 16.06.2021
Síguenos en
MONTEVIDEO (Sputnik) — Los números, útiles para medir contagios y vacunas, pacientes y muertes, son absurdos para describir la tristeza y el desamparo que millones de personas han sufrido en el mundo entero por culpa de la pandemia de COVID-19.
Sin embargo, entre tantas historias de desencuentros y soledades, hay otras que parecen equilibrar un poco las cosas.
"Quien haya estado en el hospital de la ciudad de Paraguarí seguro conoce a Hachiko", asegura, en diálogo con Sputnik, Edith Ortiz, alma mater de la organización no gubernamental Pako Rescate Paraguay, que en los últimos seis años sacó a 4.500 animales de la calle.
Uno de esos animales es Hachiko, o Covicha, como llamaron los trabajadores del hospital a esta perra de entre 5 y 7 años que permaneció durante meses deambulando por pasillos y salones, a la espera de su dueña, una paciente que tras 10 días de internación falleció por COVID-19.
La nariz de un perro (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 15.12.2020
España
La insólita historia de Angus y Dolce: los dos perros andaluces que detectan el COVID | Fotos, vídeo
La pequeña perra blanca con manchas marrones se hizo parte del paisaje habitual en este hospital público ubicado a 80 kilómetros de Asunción, cuyo deterioro es avanzado y, producto de ello, es de fácil acceso para cualquiera.
Hachiko fue bautizada así por Ortiz en homenaje a un perro japonés que esperaba a su dueño en la estación de Shibuya, en Tokio, y que inspiró la película Siempre a tu lado (2009).
Ortiz luego se enteraría que aquella mujer por quien esperaba Hachiko no fue la única paciente a la que acompañó.
"Me contactaron muchos familiares a contarme su experiencia con esta perra, que luego de la muerte de su dueña acompañó a las tres personas que ocuparon esa cama, de quienes se convirtió en un ángel", relata la mujer, que además es abogada.
Hachiko entraba a la noche cuando no había más guardia y se metía debajo de la cama, escondida, a ofrecerle compañía a quienes —por razones epidemiológicas— no podían tenerla.

Nueva vida para Hachiko

© Foto : Gentileza Edith Ortiz, ONG Pako Rescate ParaguayHachiko junto a Edith Ortiz, fundadora de la ONG Pako Rescate Paraguay
Hachiko junto a Edith Ortiz, fundadora de la ONG Pako Rescate Paraguay - Sputnik Mundo
1/6
Hachiko junto a Edith Ortiz, fundadora de la ONG Pako Rescate Paraguay
© Foto : Gentileza Edith Ortiz, ONG Pako Rescate ParaguayHachiko en el Hospital de la Ciudad de Paraguarí
Hachiko en el Hospital de la Ciudad de Paraguarí - Sputnik Mundo
2/6
Hachiko en el Hospital de la Ciudad de Paraguarí
© Foto : Gentileza Edith Ortiz, ONG Pako Rescate Paraguay

Hachiko esperando frente a la puerta del hospital por la cual ingresó su dueña cuando fue internada

Hachiko esperando frente a la puerta del hospital por la cual ingresó su dueña cuando fue internada - Sputnik Mundo
3/6

Hachiko esperando frente a la puerta del hospital por la cual ingresó su dueña cuando fue internada

© Foto : Gentileza Edith Ortiz, ONG Pako Rescate Paraguay

Hachiko conmovió a todo el personal del hospital

Hachiko conmovió a todo el personal del hospital - Sputnik Mundo
4/6

Hachiko conmovió a todo el personal del hospital

© Foto : Gentileza Edith Ortiz, ONG Pako Rescate ParaguayHachiko con Malena, su nueva dueña, en su nueva vida
Hachiko con Malena, su nueva dueña, en su nueva vida - Sputnik Mundo
5/6
Hachiko con Malena, su nueva dueña, en su nueva vida
© Foto : Gentileza Edith Ortiz, ONG Pako Rescate ParaguayHachiko en su nuevo hogar
Hachiko en su nuevo hogar - Sputnik Mundo
6/6
Hachiko en su nuevo hogar
1/6
Hachiko junto a Edith Ortiz, fundadora de la ONG Pako Rescate Paraguay
2/6
Hachiko en el Hospital de la Ciudad de Paraguarí
3/6

Hachiko esperando frente a la puerta del hospital por la cual ingresó su dueña cuando fue internada

4/6

Hachiko conmovió a todo el personal del hospital

5/6
Hachiko con Malena, su nueva dueña, en su nueva vida
6/6
Hachiko en su nuevo hogar
Los trabajadores del hospital enseguida se conmovieron con la perrita que esperaba la salida de su dueña por la misma puerta en la que había ingresado con la ambulancia.
Cuidaron de ella, le pusieron un nombre, y hasta se organizaron para encontrarle un destino. Ahí es cuando aparece Edith Ortiz, quien administra dos refugios y tiene 40 perros listos para ser adoptados.
"La gente del hospital, cuando me llama para pedirme ayuda por la perra, me comenta que ellos habían intentado mucho a los números telefónicos que se tenían de la paciente. Los llamaron varias veces y de la familia dijeron que iban a ir a buscarla pero nunca pasaron", relata Ortiz.
Los médicos del hospital contaron que, durante esos meses, la perra fue llevada a una veterinaria, de la cual escapó para volver a la misma puerta de siempre, a sentirse cerca de su dueña.
Hacen una inyección a un perro - Sputnik Mundo, 1920, 26.05.2021
La vacunación de mascotas contra el COVID-19 arranca en Rusia
Pero la historia se cierra con Malena Martínez, una mujer de 77 años, que perdió a su perra Tara hace dos meses, justo en tiempos de confinamiento doméstico, cuando la compañía se vuelve más necesaria que nunca.
"Soy muy amante de los animales y del perro más todavía. Siempre para mí fue una gran compañía, sobre todo desde que me jubilé", cuenta Martínez a esta agencia.
"Con Tara (una mezcla de bóxer con dogo) estuve cinco años, pero falleció el 22 de abril. Fue muy repentino, un tumor con una hemorragia interna y me dejó muy mal", relata.
Jubilada bancaria desde hace muchos años, Malena vive junto a su marido en la misma casa que habitaron sus padres y tiene un hijo de 39 años. Lleva apenas dos días con Hachiko, la perra que llegó a ver en las noticias cuando aún vivía en el hospital, aunque ella prefiere llamarla simplemente "nena", como a sus antecesoras.
Un perro de servicio, referencial - Sputnik Mundo, 1920, 19.04.2021
América Latina
El Salvador entrena perros para detectar COVID-19 con método español
"Es chiquita, delicada y suavecita", describe. "Es hermosa y se nota que es sumamente inteligente. Ya identifica hasta el sonido del vehículo de mi marido y me avisa cuando viene. Tiene su camita al lado de la mía y la primera noche durmió plácidamente. Al día siguiente se levantó, inspeccionó la casa y recorrió por todos lados. No parece atemorizada, enseguida se acostumbró y ya conoce la casa entera".
Malena espera su segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 mientras extrema su cuidado y el de su familia, y busca distracciones para soportar un encierro que, a partir de ahora, será con ladridos.
Y antes de cortar la llamada, asegura: "Esta perrita es un regalo de Dios para mí en estos momentos".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала