Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Abuso infantil, la cara oculta del COVID-19 en América Latina

© Foto : Pixabay/ Alexas_FotosNiña triste (imagen referencial)
Niña triste (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 21.05.2021
Síguenos en
QUITO (Sputnik) — La pandemia del COVID-19 y las medidas de confinamiento han agravado los factores de riesgo para las niñas en América Latina, que incluyen el embarazo precoz, agresiones físicas, sexuales y sicológicas, una situación que empeora con el cierre de escuelas y el deterioro de la condición económica de las familias.
"Se han agravado los factores de riesgo de abuso de los derechos de las niñas y se han deteriorado los factores de protección, como la falta acceso a mecanismos de denuncia, pérdidas de vínculos sociales y sistemas de protección debilitados, lo cual ha generado un contexto aún más desfavorable para las niñas", dijo a Sputnik la directora regional de la ONG Plan Internacional Américas, Débora Cobar.
La mayoría de los abusos sexuales en la región se producen en niñas menores de 18 años, y en la mayor parte de los casos, el agresor pertenece al entorno cercano.
Un 75% de los abusos sexuales en El Salvador ocurren antes de los 17 años, el 74,72% en Colombia se producen antes de los 14 años, y el 64% de los casos en Ecuador son antes de los 18 años.
Por el confinamiento, este flagelo se ha incrementado, así como el embarazo temprano.
En América Latina, los embarazos tempranos se dan en niñas menores de 15 años. A modo de ejemplo, en Ecuador 7 niñas de entre 10 y 14 años dan a luz cada día como consecuencia de una violación.

Educación y controles

Desde hace 10 años, Ecuador ostenta un deshonroso segundo lugar en Latinoamérica: la más alta tasa de embarazos en adolescentes después de Venezuela.
Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos del país (INEC), el 50% de los egresos hospitalarios en niñas y adolescentes de entre 10 y 17 años está relacionado con el embarazo, parto y etapas posteriores.
Un estudio de Unicef basado en datos obtenidos en 2017, encontró que dentro del grupo de mujeres que fueron madres en Ecuador con menos de 15 años de edad, el 73,5% tenía solo educación básica, mientras que tan solo el 25,5% contaba con educación media (bachillerato).
Una niña pequeña (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 14.12.2018
Internacional
Los casos de abuso sexual infantil más 'sonados' del mundo del espectáculo
Además de relacionarse con el nivel de instrucción de las mujeres, el embarazo en la adolescencia también está asociado a diferencias en el acceso a los servicios de salud de estas y sus hijos. Las madres adolescentes suelen ser las que menos controles prenatales tienen.
Las niñas en la región están afectadas no solo por los peligros externos sino por patrones culturales que profundizan la violencia. Por ejemplo, ahora que las niñas no van a la escuela en el hogar se les asigna el cuidado de sus hermanos y los oficios domésticos.
Un riesgo adicional al que ahora se enfrentan las niñas es Internet y las redes sociales, que según Plan Internacional mantienen campañas de violencia, y han naturalizado el uso de la violencia física en el confinamiento, en medio del estrés y problemas que afectan a los padres de familia.

Creemos en las niñas

Plan Internacional mantiene la campaña regional Creemos en las niñas, que busca sensibilizar, llamar a la acción y visibilizar la situación de las niñas en 11 países de la región: Bolivia, Brasil, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y República Dominicana.
El objetivo de la campaña es lograr la protección y el empoderamiento de las niñas, e impulsar a creer en ellas.
En el caso de Ecuador, con un aporte de 10 dólares mensuales, explica a Sputnik Rossana Viteri, directora de Plan Internacional Ecuador, se puede lograr que un niño o niña se mantenga en la escuela.
"Hago un llamado a todos los actores a darnos la mano y trabajar en conjunto para que no nos vayamos para atrás en la educación para los niños. La educación es un factor de protección muy importante para el presente y el futuro", destaca Viteri.
En Guatemala, El Salvador, Honduras y México se trabaja sobre todo en la prevención para que los niños y jóvenes no tengan migrar.
Además, hay programas para niños venezolanos migrantes en diferentes países.
Con la convicción de que la educación es la única forma de romper ciclos de pobreza y de reducir los riesgos para la infancia, Plan Internacional llama a buscar y fortalecer mecanismos para que los niños no abandonen sus estudios, pues se teme que si lo hacen no regresarán en el futuro.
Una niña llorando (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 13.10.2020
El abuso y la explotación sexual infantil en el contexto de la pandemia de COVID-19
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала