Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El reclamo de las madres de mujeres desaparecidas y asesinadas en México

© Foto : Cortesía Ernesto ÁlvarezMaría del Carmen Volante durante la marcha del 8 de marzo del 2021 en la Ciudad de México
María del Carmen Volante durante la marcha del 8 de marzo del 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo, 1920, 09.03.2021
Síguenos en
Búsquedas expeditas y condena a los responsables son los reclamos que se repiten caso a caso entre las familias que han tenido a una hija víctima de la violencia en México. Sputnik las acompañó durante la marcha en el Día internacional de la mujer.
María del Carmen Volante cree que ella no es una madre activista, aunque en el fondo lo sea. Cuando su hija Guadalupe Pamela Gallardo Volante cumplió un año de haber sido desaparecida, convocó a un acto en la puerta de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México a que todas las madres que tuviesen una hija o hijo en desaparición pudieran hacer uso de la voz públicamente en la protesta.
Varias familias acudieron al llamado a manifestarse para exigir una respuesta sobre los suyos y meses después, se unieron para parir el primer Colectivo de familiares de personas desaparecidas en la Ciudad de México, al que bautizaron Hasta Encontrarles.
La colectividad les abrió una vía para poder llegar a las autoridades.
Mural de Sarahí Maricarmen López Pérez, desaparecida el 27 de agosto del 2018. El memorial está ubicado en la calle Canal Camino San Juan de Aragón de la colonia Casas Alemán en la alcaldía Gustavo A. Madero. - Sputnik Mundo, 1920, 12.02.2020
Murales de desaparecidos en Сiudad de México: visibilizar el grave problema del país
"La fuerza de muchas mujeres y madres en búsqueda hace que nos escuchen, porque si llegas como particular, te van mintiendo. No hacen búsquedas inmediatas, cambian constantemente a los encargados de los casos, a los agentes del ministerio público y a los policías de investigación. En este caminar colectivamente, hacemos fuerza para que eso no pase", relató Volante a Sputnik.
Este 8 de marzo, Carmela como la llaman en su familia, caminó junto a otras miles de mujeres en la marcha por el Día internacional de la mujer en la Ciudad de México, portando el cartel con el retrato de su hija, Pamela, que lleva tres años y tres meses de haber sido desaparecida en la capital mexicana.

El caso de Pamela

El sábado 4 de noviembre de 2017, Pamela fue con un grupo de amigos al festival de música electrónica Soul Tech Festival, que se realiza cada año en distintas partes de México, en lugares abiertos en que los DJ´s se turnan para poner música sin parar durante todo un fin de semana. Pamela fue al que se realizó en un complejo deportivo llamado Sport Área, en el pueblo San Miguel Ajusco, en los bordes de la Ciudad de México.
Esto lo rastreó la familia: ubicaron el punto en el kilómetro 13,5 de la carretera Picacho-Ajusco, que sube la montaña de la que recibe su nombre. Junto al sitio hay tiendas y un par de restaurantes pequeños.
"No ha cambiado nada hasta el momento", contó su hermano Esteban en entrevista.
También consiguieron detalles del evento e incluso un croquis de cómo estaba armada la fiesta para brindárselo a la autoridad, pero no obtuvieron la respuesta que esperaban en tiempo y forma.

"La Fiscalía (especializada) de desaparecidos y la Comisión de Búsqueda de la Ciudad de México no tiene estudiado los contextos que permitan hacer una búsqueda de Pamela. Ha sido un luchar constante contra esto, porque a tres años y tres meses, quieren seguir buscándola dónde fue desaparecida, cuando Pame ya no va a estar ahí", expresó su madre.

Para la familia es clave cómo la dilación de las investigaciones operaron en que hasta el momento no se haya avanzado en saber qué pasó con la jovencita, que entonces tenía 23 años.
La investigación de su caso ha pasado por tres instancias diferentes en tres años de búsqueda: del Centro de Atención para personas extraviadas y ausentes — a dónde les tomaron la denuncia hasta el 7 de noviembre, dos días después que dejaron de saber de ella — a la Fiscalía Anti-Secuestro (FAS) por órdenes del entonces procurador general de la CDMX, Edmundo Garrido.
Desde el año 2019, la investigación está a cargo de la Fiscalía especializada en desaparecidos (Fipede) que comparte sede con la FAS, en la colonia del gas, en la Alcaldía Azcapotzalco.
Cientos de mexicanas conmemoraron un 8M entre protestas, muros y gases lacrimógenos - Sputnik Mundo, 1920, 09.03.2021
América Latina
Cientos de mexicanas conmemoraron un 8M entre protestas, muros y gases lacrimógenos
"La Fipede se convirtió en nuestro segundo hogar de tanto tiempo que pasamos allí, insistiendo", señaló su hermano.
Durante estos tres años de búsqueda la familia ha develado varios pliegues institucionales que complican y enlentecen los casos. El primero de ellos, que comentaron con este medio, fue que aunque la desaparición ha sido sancionada en México como un delito desde fines del año 2017, las autoridades no asumen la perspectiva de la comisión de un delito cuando las familias denuncian un caso.
"La autoridad no sabe decirnos qué tanto más cerca estamos de hallar a Pamela, sabemos el día que salió de casa, que estuvo en el evento, se han hecho distintas búsquedas en el Ajusco en estos tres años, pero los acuerdos con la Fiscalía se cumplen aletargadamente y no con la urgencia que se necesita cuando se está frente a un posible delito", agregó su hermano.

Análisis de contexto

Lo otro que aprendieron en "este caminar", como se refiere Carmela a la pelea por la verdad y la justicia para su hija menor, es aprender a exigir.

"Los funcionarios actúan como si no les importara tu situación, su justificación es que no tienen recursos o que hay más casos como el nuestro, pero esa tampoco es nuestra responsabilidad. Esta situación es un constante desafío con los policías de investigación y los agentes del ministerio público", señaló su hermano.

Para su madre, la clave está en que los protocolos de búsqueda no contemplan un análisis del contexto de la criminalidad del sitio donde sucedió el hecho, sino que "lo primero que se juzga es cómo es la persona, a qué se dedica y el entorno social familiar que tenía", explicó.
Recordó cómo una agente del ministerio público la responsabilizó a ella y a su hija por lo sucedido, porque la chica fue desaparecida tras haber ido a una fiesta. Fue gracias al apoyo de amigos cercanos y a la representación legal que les brindan dos abogados, Karla Micheel Salas y David Peña, del Grupo de acción por los derechos humanos y la justicia social, que pudieron desmontar esa revictimización que la autoridad les impuso.
Sin embargo, más allá de esa actitud criminalizante hacia la víctima y su familia, las autoridades no han relacionado éste con otros casos ocurridos en la misma zona. Las familias insisten en que estas desapariciones no se resuelven buscando en el pasado de la víctima, sino analizando el contexto dónde sucedieron. En este caso, fue en el Ajusco, una zona boscosa y semirural de la capital mexicana.
Dos horas más tarde de la entrevista, cuando Carmela Volante llegó al Monumento a la Revolución de la CDMX, estaban allí otras madres de mujeres asesinadas y desaparecidas en distintos puntos de la República mexicana.
Entre ellas, una familia que sufrió un crimen en el mismo sitio que Pamela fue desaparecida. Araceli Mondragón Sánchez es la madre de Mayra Abigail Guerrero Mondragón, que tenía 20 años cuando fue asesinada. Estaba próxima a recibir su titulación en la carrera de derecho cuando el 11 de diciembre de 2016 fue sustraída de su casa por tres hombres que llegaron a una reunión familiar.
© Foto : Cortesía de Ernesto ÁlvarezAraceli Mondragón durante la marcha del 8 de marzo de 2021en la Ciudad de México
Araceli Mondragón durante la marcha del 8 de marzo de 2021en la Ciudad de México - Sputnik Mundo, 1920, 09.03.2021
Araceli Mondragón durante la marcha del 8 de marzo de 2021en la Ciudad de México
"Primero se desapareció mi hija, hasta que la encontramos sin vida en un lote baldío en San Miguel Ajusco, en la alcaldía de Tlalpan", explicó su madre a Sputnik.
Su caso fue tipificado como un feminicidio agravado y uno de los responsables del crimen fue sentenciado a 45 años de cárcel, aunque apeló la condena recibida. Ese proceso está aún abierto.
"Pido que se haga justicia en el caso de mi hija y de todas las chicas que han perdido la vida en manos de misóginos, que no tienen piedad hacia las mujeres. También pido que esta persona no tuviese derecho a apelación, porque ni con todos los años de cárcel le devolverá la vida a mi hija. Aunque su caso concluya, seguiré en esta lucha, gritando por las que no tienen voz, para pedir verdad y Justicia para todas", concluyó Mondragón.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала