Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Migrantes venezolanas, víctimas de la creciente explotación sexual transnacional

© Foto : Pixabay/ Free-PhotosUna mujer triste (imágen referencial)
Una mujer triste (imágen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 08.03.2021
Síguenos en
BOGOTÁ (Sputnik) — Las mujeres y niñas migrantes venezolanas son una víctima cada vez mayor de la trata de personas con fines de explotación sexual en Colombia y en varios países de la región, una realidad palpable para las organizaciones sociales, pero prácticamente invisible en los registros oficiales sobre este delito.
La situación, aunque no es nueva en Colombia, donde durante décadas se ha practicado la trata de personas entre municipios, sí se ha agudizado como consecuencia de la diáspora de venezolanas que a diario atraviesa la frontera hacia Colombia, lo que ha incrementado los casos de la trata internacional.
"Las mujeres y niñas venezolanas que cruzan o intentan cruzar por la frontera venezolana hacia Colombia son víctimas de trata de personas y explotación sexual", indicó un reporte de la organización Women's Link Woldwide (WLW) conocido por Sputnik.
Según el Ministerio del Interior de Colombia, desde el 2013 hasta julio de 2020 en el país se han registrado 686 casos de trata de personas, de los cuales el 82% corresponde a mujeres y el 18% a hombres, y de esa cantidad alrededor del 80% fue captado con fines de explotación sexual, un delito cuyos tentáculos subrepticios no permiten conocer la magnitud real de la situación.
Niña protegiéndose - Sputnik Mundo, 1920, 26.10.2020
América Latina
La situación de miles de niños venezolanos víctimas de explotación sexual en Colombia
"El mayor problema radica en que la trata es un fenómeno bastante invisibilizado y por eso las cifras que se observan no reflejan la dimensión real del problema. Hay muchos subregistros, ya que las personas no denuncian y, además, la Fiscalía no investiga apropiadamente este delito, lo que deriva en una amplia vulneración de derechos humanos", dijo a Sputnik la abogada Ana Margarita González, de WLW.
Los principales captadores de niñas y mujeres venezolanas inmigrantes son los grupos armados ilegales que operan en ambos territorios y que controlan las fronteras.
Entre ellos se señalan, del lado colombiano, la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (disidencias paramilitares) y las bandas criminales (bacrim).
Del lado venezolano, El Tren de Aragua, una banda transnacional de trata de personas que mediante supuestas ofertas de trabajo formal engaña a mujeres, a quienes les retienen sus documentos una vez viajan de Venezuela a Colombia y son obligadas a laborar en actividades sexuales.

Captación y explotación

La ruta de la captación comienza, por lo general, en los estados venezolanos de Táchira (oeste) y Apure (sur), desde donde son trasladadas por organizaciones criminales venezolanas hacia los municipios colombianos del departamento de Norte de Santander (nordeste), donde son acogidas por los grupos armados locales.
Una vez allí, tales grupos las transportan a municipios colombianos localizados en el sur del departamento de Bolivar (norte) y a otros mucho más distantes, como Pasto e Ipiales (Nariño, suroeste), en la frontera con Ecuador.
"En esas zonas de Colombia es donde se registra la mayor cantidad de minería ilegal de oro y, a su vez, se da una demanda muy alta -por decirlo de algún modo- de servicios sexuales por parte de los labriegos, la cual es cubierta por las niñas y mujeres venezolanas llevadas hasta allí para tal fin por las organizaciones criminales", explica González.
Cadenas - Sputnik Mundo, 1920, 11.12.2020
América Latina
OIM: cierre de fronteras por COVID-19 aumenta el tráfico de personas en el mundo
Los alcances de la trata no son son sólo municipales, añade la abogada, que nombra a otra banda conocida como 'Los Venecos' de ser responsable de la trata de personas hacia Aruba, Curazao y Trinidad y Tobago.
Asimismo, agrega que incluso familias enteras, sin antecedentes criminales, se suman al delito en la actualidad.
"Tenemos el caso de una mujer que fue trasladada desde Aragua (Venezuela) hasta Cúcuta (Colombia) y en este caso no está involucrado el crimen organizado, sino familias que se dedican a eso", dijo.

Delito sin atajar

Pese a las alertas tempranas que sobre el particular ha emitido la Defensoría del Pueblo, la trata de personas no logra ser atajada por las autoridades migratorias del país, que sólo entre 2014 y 2018 atendieron a 243 presuntas víctimas de delitos como explotación sexual, laboral o matrimonio servil.
"Las mujeres en condición de movilidad afrontan una serie de vulnerabilidades mucho mayores que en el caso de los hombres, situaciones relativas a violencia de género, dificultad a acceso a medios de vida, y están cada vez más expuestas al tráfico con fines de explotación sexual", dijo a este agencia Bibiana Aida Almagro, representante de ONU Mujeres en Colombia.
Según la funcionaria, en la región se evidencia "un nivel de violencia alto contra la mujer", de tal modo que seis de 10 de ellas la sufren, "y en las zonas de frontera se incrementa a siete de cada 10".
Una mujer intenta protegerse (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 19.11.2020
Internacional
América Latina, en emergencia feminista
Bibiana Almagro destacó que en la actualidad ONU Mujeres trabaja en conjunto con el Gobierno colombiano y con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) para consolidar un proyecto binacional con Ecuador que prioriza en la "construcción de comunidades y cuestiones relativas al empoderamiento económico", partiendo del hecho de que la vulnerabilidad de las mujeres a la trata de personas se incrementa por su "falta de acceso a medios de vida y a su situación de pobreza".
Sin embargo, la situación parece que no avanza de igual modo en la frontera con Venezuela (nordeste), quizás debido al rompimiento de relaciones entre Bogotá y Caracas, lo que deja la puerta abierta para que la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual siga creciendo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала