Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

Khashoggi: Europa se preocupa más por un bloguero estafador, que por un periodista descuartizado

Khashoggi: Europa se preocupa más por un bloguero estafador, que por un periodista descuartizado
Síguenos en
EEUU decidió no imponer sanciones contra Mohamed bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudí, pese a que un informe de la inteligencia norteamericana lo implica en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Mientras, la UE guarda silencio sobre este tema, pero sí ha anunciado el inicio del procedimiento de sanciones a Rusia por el caso Navalni.

Trastorno metabólico vs asesinato

De los creadores de 'Alexéi Navalni es un preso de conciencia y no se le respetan los derechos humanos y por eso hay que sancionar a Rusia, y además fue envenenado', cuando en realidad está tras las rejas por estafa y apropiación ilícita de fondos, y no por ser 'preso de conciencia', tal como lo constató Amnistía Internacional, y de cuyo presunto envenenamiento nunca presentaron pruebas, porque nunca existió, llega ahora: 'Para el príncipe heredero de Arabia Saudí Mohamed bin Salmán no hay sanciones por haber ordenado asesinar al periodista Jamal Khashoggi, quien además fue descuartizado'.
La confluencia de novedades —con una diferencia de pocas horas entre sí— sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi por un lado, y sobre el 'caso Navalni', por el otro, estarían ubicando en el punto exacto y de manera definitiva los principios morales y de derechos humanos por los que se rigen EEUU y la Unión Europea: el de la infamia y el cinismo.
Y es que el pasado 26 de febrero se hacía público un informe de la inteligencia de EEUU que apunta que el príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán aprobó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, fundamentándolo en una serie de cuestiones. Entonces, salió el inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, a confesar que antes de que la información viera la luz, había mantenido una conversación con rey de Arabia Saudí, Salmán bin Abdulaziz, a quien en un pasaje de la misma espetó: "Le dejé en claro que las reglas están cambiando y que vamos a anunciar cambios significativos hoy y el lunes. Los haremos responsables de los abusos contra los derechos humanos".
¿Y qué pasó? No había llegado el lunes, cuando el domingo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, declaraba que para EEUU no hacía falta sancionar al príncipe por el asesinato que le adjudican. "Creemos que hay medios más eficaces para asegurarse de que esto no va a volver a ocurrir y también para ser capaces de dejar lugar al trabajo con los sauditas en las áreas donde hay mutuo acuerdo, donde hay intereses nacionales de EEUU". Pero no explicó cómo sabe que esto no volverá a ocurrir, ni mencionó a qué se refería con "hay medios más eficaces". Sin embargo, la segunda parte de la frase sí que arroja luz sobre los verdaderos motivos de no sancionarlo: "dejar lugar al trabajo con los sauditas en las áreas donde hay mutuo acuerdo, donde hay intereses nacionales de EEUU". Clarísimo.
"No podemos olvidar que Arabia Saudí es un aliado estratégico de EEUU en varios temas: Medio Oriente, el Levante, el petróleo, el gas. […] Por supuesto que esto es un escándalo internacional y Biden en eso no ha cambiado su política exterior. No va a haber sanciones [para el príncipe] porque ellos [EEUU] necesitan de Arabia Saudí", reflexiona al respecto Eduardo Luis Moggia, profesor de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad Mar del Plata, y consultor en Relaciones Internacionales.

El pedido de la novia de Khashoggi

Tras todo eso, este lunes se hizo público un comunicado de Hatice Cengiz, quien fuera la última novia de Khashoggi: "Es imperativo que el príncipe heredero, que ordenó el brutal asesinato de una persona inocente, sea castigado sin demora". ¿Qué declaró EEUU al respecto? Nada. ¿Qué declaró la UE? Nada. Mutis. Porque en realidad la UE tenía algo 'más importante' que anunciar este lunes: "el inicio del procedimiento de sanciones a Rusia por el caso Navalni". Claro, es más importante sancionar a ciudadanos rusos por un envenenamiento que nunca existió, y por unos derechos humanos y libertad de expresión de un convicto preso por estafa, al que nunca le faltaron, ni una cosa, ni la otra.
Moggia advierte que "esto sólo se entiende desde el punto de vista de que Europa sigue los intereses de la OTAN, y de la rusofobia. […] No se puede comparar la gravedad del caso de Khashoggi, que hasta hicieron desaparecer su cuerpo, con un señor que fue a Alemania [Navalni], y 'la juega' de perseguido político. […] ¿Dónde está la Comisión Europea de los Derechos Humanos, dónde está la condena de los gobiernos europeos?", se pregunta Eduardo Luis Moggia.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала