Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Dicen y Diremos - Sputnik Mundo
Dicen y Diremos
¿Qué dicen los medios dominantes de EEUU y Europa sobre las noticias de agenda? ¿Qué dicen los medios de Rusia sobre los mismos tópicos? Dos miradas que enfocan el mismo punto. Dicen y Diremos. Presentan: Dmitri Polikárpov y Javier Benítez.

Las aguas territoriales de la discordia

Las aguas territoriales de la discordia
Síguenos en
En esta ocasión les acompaña Dmitri Polikárpov. En esta edición de nuestro programa hablaremos de la amenaza de la Tercera Guerra Mundial, según los medios internacionales.
No se trata de una broma, ni mucho menos. Nick Carter, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas británicas, dijo en una entrevista concedida a 'Sky News' que la creciente crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus podría desembocar en un conflicto militar a gran escala.
"Existe el riesgo de que haya una nueva guerra mundial si los conflictos actuales de menor escala se descontrolan atrayendo a más países y armas. Si hay una escalada, se implica a más gente, más armas y antes de que se pueda contener se llega a una guerra total abierta", vaticinó el señor Carter.
El general anunció también un plan de futuro algo apocalíptico respecto a las fuerzas británicas para que dentro de diez años haya 90.000 soldados humanos y 30.000 robots en sus filas.
"La tercera guerra mundial por COVID-19 'es un riesgo real': General Británico", titula a una de sus crónicas 6TV que hace eco de las declaraciones del señor Carter.
Lo que más sorprende es que apenas ha habido reacciones a las declaraciones del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas británicas, Nick Carter. Y eso que un alto cargo militar de una de las primeras potencias mundiales nos advierte de que nos estamos acercando a un conflicto global. Pero parece que a nadie le interesa, a nadie le preocupa.
La tercera guerra mundial ya está en marcha, según experto - Sputnik Mundo
Hoy con nosotros
La tercera guerra mundial ya está en marcha, según experto
Es que a lo mejor ya no hay nada que pueda sorprender al público harto de previsiones pesimistas, humor negro y noticias falsas. Sin embargo, Aitor Guisasola, el popular abogado español conocido como 'Un Abogado Contra la Demagogia' por su canal de YouTube, considera que las palabras del general británico merecen atención porque es una persona que "sabe lo que dice", según dice en su comentario en la página web argentinatoday.org.
Pues, el panorama que nos está dibujando el abogado español Aitor Guisasola también parece apocalíptico, pero la realidad es que da toda la razón a las advertencias del general británico Nick Carter que nos advierte del riesgo de la Tercera Guerra Mundial. Otra cosa es que pocos se atreven a poner juntos todos estos componentes de la crisis actual para analizar a donde nos podrían conducir y con qué consecuencias. Y tiene toda la razón cuando afirma que el militar británico lo dice con todo el conocimiento de causa.
Los factores de riesgo que cita Carter parecen evidentes, igual que los antecedentes históricos e indicadores de que el mundo está cerca de un conflicto global. "Tenemos que recordar la historia para que no se repita, pero hay un ritmo y si miras atrás, al siglo pasado, antes de las guerras mundiales, es indiscutible que hubo una escalada que llevó a errores de cálculo y que provocaron una guerra a una escala que esperemos no volver a ver jamás", explicó Carter a Sky News haciendo referencia a lo que sucedió en el pasado.
Destructor estadounidense USS John S. McCain - Sputnik Mundo
Internacional
Un destructor estadounidense hace resucitar los temores de la Tercera Guerra Mundial
Y la verdad es que esta "escalada que lleva a errores de cálculo" no solo se debe a la actual crisis provocada por la pandemia del COVID-19, sino a factores ajenos y menos importantes. Es decir, que no hay que echar toda la culpa al coronavirus. Un buen ejemplo de cómo crear tensión militar es el incidente que se produjo esta semana en el golfo de Pedro el Grande.
El destructor estadounidense USS John S.McCain se ha adentrado dos kilómetros en las aguas territoriales de Rusia y ha cambiado de rumbo solo tras recibir un aviso del destructor ruso Admiral Vinográdov, de la Flota del Pacífico, informa el Ministerio de Defensa ruso.
En términos humanos esto puede significar que los dos buques de guerra estaban a punto de colisionar. "Un destructor de EEUU entra en aguas territoriales de Rusia y se aleja tras ser alertado", titula la edición en español de RT.
Cabe destacar que el destructor estadounidense no entró en aguas territoriales rusas por un error o un despiste. Y parece que los militares rusos lo sabían de antemano y estaban preparados para semejante maniobra y enseguida avisaron de que el buque ruso podría embestir al intruso para expulsarlo.
Tal y como explicaron los altos cargos militares estadounidenses el incidente que por casualidad no causó una colisión de dos buques de guerra en la realidad es parte del programa de Operaciones de Libertad de Navegación (FONOP en inglés) que La Marina de los Estados Unidos lleva a cabo habitualmente en todo el mundo.
"Marina de los EEUU realiza operaciones de libertad de navegación", titula un artículo publicado en la página web dialogo-americas.com.
Un destructor USS John S. McCain - Sputnik Mundo
Internacional
China denuncia incursión de un buque de guerra de EEUU en sus aguas territoriales
Semejante enfoque unilateral de Estados Unidos como mínimo causa preguntas. Y no solo preguntas, sino también protestas de algunos países afectados. Como, por ejemplo, es el caso de China. O de Venezuela. Es decir, que en la práctica no funciona tan bien como en la teoría. Y los que no están contentos con lo que hace Washington no solo son sus adversarios tradicionales en el escenario internacional.
Washington asegura que sus acciones se basan en la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, conocida como CDM o Convemar.
La convención que garantiza a cualquier buque el derecho de "pasaje inocente" por aguas de otros países no distingue entre buques militares o civiles.
El objetivo, según el gobierno estadounidense, es desafiar "demandas excesivas de países sobre los océanos y el espacio aéreo del planeta".
Finalmente se acordó que las aguas territoriales de un país se extienden a 12 millas náuticas, y más allá se reconoce una zona económica exclusiva que llega a 200 millas, en las que el país costero tiene derechos de explotación de pesca, hidrocarburos y otros recursos.
Algunos países exigen un permiso previo para el pasaje inocente de buques militares incluso por su zona económica exclusiva, algo que según Estados Unidos viola la convención de la ONU.
Flota rusa del mar Negro - Sputnik Mundo
Defensa
La Flota Rusa del mar Negro vigila a un grupo de buques de la OTAN
Cabe mencionar aquí un dato muy importante. Y es que aunque Estados Unidos basa sus acciones en la Convención de la ONU, que sí firmó, el Senado en Washington no ha ratificado el tratado. Eso no impide a Washington ser muy activo. Solo entre octubre de 2015 y septiembre de 2016, Estados Unidos realizó operaciones de ese tipo en más de 20 países, según datos del Pentágono.
¿Por qué Estados Unidos asegura que sus barcos de guerra pueden navegar por aguas de cualquier país como hicieron en el mar de China Meridional?, se pregunta la BBC en su página web.
En otras palabras, Estados Unidos no quiere sacrificar su poderío global para respetar las reglas de juego internacionalmente reconocidas, ni mucho menos. Aunque oficialmente el objetivo, según el gobierno estadounidense, es desafiar "demandas excesivas de países sobre los océanos y el espacio aéreo del planeta".
La pregunta clave es ¿cuál es el riesgo de que esas "operaciones de libertad de navegación" escalen en una seria confrontación internacional?
En el amor y la guerra  - Sputnik Mundo
Dicen y Diremos
En el amor y la guerra
Según la BBC, el analista británico Bill Hayton experto en Asia del Real Instituto de Asuntos Internacionales, un centro de estudios basado en Londres, no cree que las operaciones de libertad de navegación generen un riesgo serio de confrontación internacional, a menos que por ejemplo China deliberadamente decida escalar una disputa.
Sin embargo, es difícil estar de acuerdo con semejante punto de vista. La última incursión en las aguas territoriales rusas se suma a una larga lista de "operaciones de libertad de navegación" que EEUU viene realizando desde hace décadas. Si nos fijamos bien en las palabras de Nick Carter, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas británicas, sobre el riesgo de la Tercera Guerra Mundial nos daremos cuenta de que en tiempos de tensión universal provocada por la pandemia del COVID-19 semejantes incursiones en aguas territoriales aumentan el riesgo de errores de cálculo. Y precisamente uno de esos errores puede llegar a ser el detonante de un conflicto militar a gran escala.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала