Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Jóvenes y policía en la capital de México: el mecanismo de la detención arbitraria

© AP Photo / Rebecca BlackwellPolicía mexicana (archivo)
Policía mexicana (archivo) - Sputnik Mundo
Síguenos en
"Ahora entiendo por qué la gente odia a la policía", fue el resumen de un joven de 21 años sobre un episodio reciente de abuso policial protagonizado por las fuerzas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital mexicana.
El relato muestra cómo una situación que debió haberse resuelto con una empresa aseguradora, acabó con cinco jóvenes detenidos arbitrariamente sin delito: el mayor que protagonizó el choque tiene 26 años, dos chicas de 22 y 20, otro joven de 19 y quien brindó el testimonio a Sputnik, de 24 años.
Esposas (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Denuncian detenciones arbitrarias y golpizas como prácticas comunes de la Policía mexicana
El joven llegó acompañado de su novia, de 19 años y al ver la situación, comenzó a filmar. Fue entonces que otros uniformados se acercaron a él, lo agredieron y esposaron en el piso. Le aplicaron por la fuerza una llave que lo inmovilizó y le quitaron sus pertenencias.
Luego de que todo el episodio concluya, en la mañana del viernes 13, este joven de 24 años levantará una denuncia por el robo de su billetera, dinero e identificaciones, así como de su celular, el cual nunca le fue devuelto.

Cinco detenidos por un choque

El joven de 24 relató a Sputnik que comenzó a grabar al ver cómo un grupo de policías golpeaba a su amigo de 19 años (copiloto del auto del choque) sin que éste estuviese haciendo nada para intervenir en la situación.
Policía mexicana (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Abuso policial para el despojo: nuevas denuncias señalan a uniformados de CDMX
"Mi amigo estaba súper tranquilo y lo tiraron al piso, lo golpearon y ahí intervenimos mi novia y yo. Les dijimos que no podían tratarlo así, que era un abuso de fuerza pero uno me dijo que le valía madres y me quitó el teléfono. Otros cinco o seis policías me tiraron al piso y me esposaron. Vi todo negro, algo que nunca me había pasado y cuando recordé ya tenía encima a los policías", explicó la fuente de la que se reserva su identidad, dado el proceso de denuncia que inició tras el episodio.
La novia del joven recordó cómo lo tenían sometido boca abajo, con la rodilla sobre la espalda y que entre varios lo jalaron y lo pusieron de pie. Entonces le quitaron una cangurera —un pequeño bolso que se usa sobre el pecho— dónde llevaba su dinero, documentos y otras pertenencias. El joven protestó, pero lo metieron dentro de la patrulla. Cada uno de los cinco jóvenes —venía otra chica en el auto del choque— fue trasladado a la sede de la alcaldía Miguel Hidalgo, dónde tras una larga espera los llevaron frente al juez xívico.
"El juez cívico nos dijo que nos podíamos ir porque los policías no habían puesto el motivo de la detención ni el cargo del que nos acusaban. Nos dijo que lo que hubiera correspondido era que nada más llamaran a la empresa de seguros para que se hiciera cargo de los daños del choque", recordó la fuente.

Desincentivar la denuncia

El joven explicó que entonces, pidió ante el Juez que lo pasara ante un médico legista que certificara los golpes recibidos para iniciar una denuncia contra los policías que habían cometido el acto de abuso de autoridad contra ellos.
Irma Zavala sale de una visita a su hijo Omar, en el Reclusorio Varonil Oriente - Sputnik Mundo
América Latina
Familiares denuncian detención arbitraria de dos estudiantes en la UNAM (fotos, vídeo)
En entrevista con Sputnik, el muchacho recordó cómo tanto el juez como el médico, buscaron desincentivarlo de continuar con la denuncia de lo sucedido, diciéndole que iba a ser un mecanismo tardado que no le iba a redituar finalmente.
Los jóvenes prosiguieron con la cuestión y lograron salir finalmente a las 8 de la mañana siguiente. Acudieron a poner su queja en la Dirección de asuntos internos de la Secretaría de seguridad ciudadana y también en la Comisión local de derechos humanos, por la detención arbitraria y el robo cometido por los policías contra un grupo de jóvenes en una mala noche.
"No nos queremos callar porque fue demasiado coraje e impotencia. Ahora entiendo cuando la gente dice qué odia a la policía. Platicando con mis amigos, a todos les ha pasado algo así", concluyó el entrevistado.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала