Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Juicio a las Juntas Militares constituye un "hecho histórico sensacional"

CC BY 3.0 / Agência Brasil/Vladimir Platonow / Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo (archivo)
Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo (archivo) - Sputnik Mundo
Síguenos en
BUENOS AIRES (Sputnik) — La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, sostuvo en una entrevista que el juicio a las Juntas Militares del que se cumpió su 35 aniversario constituyó un hito decisivo gracias a la valentía de los testigos que denunciaron los delitos de lesa humanidad de la dictadura cívico-militar.
"En este 22 de abril reivindicamos como un hecho histórico sensacional el juicio a las Juntas Militares", sentenció la titular de una de las organizaciones humanitarias más prestigiosas en todo el mundo.

El juicio a las Juntas Militares de 1985 "dejó marcada la lucha de un pueblo y la valentía de mucha gente que habiendo estado secuestrada, incluso mujeres que dieron a luz en campos de concentración, declaró ante la presencia de los asesinos, culpándolos", afirmó Carlotto.

Documentos (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Organismos de DDHH en Argentina lanzan página con archivos desclasificados de la dictadura
Así quedó señalado "desde la justicia ordinaria y de la democracia en quiénes caía la responsabilidad, que eran los jefes de estas tres Juntas", describió esta argentina de 89 años.

Fue una contradicción, sin embargo, que el tribunal no investigase los crímenes de la cuarta Junta Militar liderada por el dictador Reynaldo Bignone (1982-1983), señaló la titular de Abuelas.

"No entendí que no fuera juzgada la cuarta Junta de la que estaba a cargo el general Bignone, tan asesino como los demás, ni que le entregara la banda presidencial a un Gobierno democrático", observó De Carlotto en referencia a la asunción de mando del primer presidente de la democracia, Raúl Alfonsín (1983-1989), quien a los tres días de asumir ordenó el juicio sumario de los nueve máximos cargos militares responsables de la dictadura.

Inicios

De Carlotto fue una de las 833 testigos que brindaron su testimonio ante el tribunal.

"Fue un juicio muy restringido para la visión exterior porque de cada organismo iban una o dos personas que debían presentar certificados de asistencia para poder entrar, y la información era muy acotada, más allá de la repercusión fenomenal que tuvo porque fue muy bueno, pues se pudo señalar y llevar pruebas", señaló.

Dentro de la sala de audiencias, "había que hacer silencio, no se podía expresar nada, debíamos estar como estatuas, y no se podía entrar con el pañuelo blanco ni había ninguna insignia identificatoria", describió.

Un hincha con la bandera de Argentina - Sputnik Mundo
La "Revolución argentina", la dictadura permanente que inauguró el terror
En este proceso "interesantístimo e histórico", la sustracción de los hijos de opositores políticos que habían nacido en cautiverio fue uno de los horrores que se dieron a conocer.

Las integrantes de Abuelas "nos turnábamos para entrar, y aunque todavía no éramos una organización constituida muy formalmente, estábamos ya trabajando en la búsqueda de niños, pero en ese juicio no se reconoció la desaparición forzada de menores, o sea, el robo de bebés en centros clandestinos", destacó la mujer.

De Carlotto presentó una doble situación, "porque primero secuestraron a mi esposo por 25 días, entonces di nombres, situaciones, y lugares, y después di también nombres y circunstancias sobre la desaparición de Laura, mi hija, cuyo cuerpo me entregaron solo el día de su muerte", contó.

Durante su testimonio, la presidenta de Abuelas explicó a los jueces que su hija Laura estaba esperando un hijo.

"Ella desapareció en noviembre de 1977 y recién en abril de 1978 una liberada que compartió el campo de concentración con Laura llegó hasta el negocio de mi marido para decirle que nuestra hija estaba esperando un bebé con un embarazo de seis meses", relató De Carlotto.

También declaró ante el tribunal sobrevivientes de los centros de exterminio y gente exiliada que envió sus declaraciones o que volvió al país, "así que quedó probado lo que decíamos los padres".

Abuelas de Plaza de Mayo - Sputnik Mundo
Dictadura argentina: "ser mujer en un campo de concentración es mucho peor que ser hombre"
Cuando los militares fueron desfilando para negar una a una las acusaciones, "sentí nervios y angustia porque estaban mintiendo, y nosotras teníamos que tener pruebas para testimoniar", recordó.

También hubo algún que otro juez mostró una actitud corrosiva al interpelar a las integrantes de Abuelas "con preguntas molestas que parecían dudar más de nosotras que de los propios asesinos", observó la presidenta de Abuelas.

"Los integrantes de la junta eran personas muy serias, pero algunos eran bastante insidiosos en sus preguntas y hubo quien nos trató como madres de delincuentes al hacernos repetir determinadas situaciones que no era necesario decirlas", indicó.

Delante de los jueces, recordó Carlotto, se sentaban "madres con hijos asesinados con la presencia del cadáver, como era mi caso y el de otras pocas, y madres que querían saber dónde estaban sus hijos y qué habían hecho con ellos".

Un bajorrelieve recuerda el Cordobazo, un hito en la historia de los movimientos estudiantiles y obreros de Argentina - Sputnik Mundo
50 años del Cordobazo, la "pueblada" que inició el fin de una dictadura en Argentina
Al término del juicio, "fue muy profunda la emoción al triunfar la justicia sobre la impunidad que pretendían tener los genocidas", a tal punto que al concluir la audiencia "explotó la sala de gritos y llantos y aplausos y ahí detuvieron a algunas Madres de Plaza de Mayo", recordó.

El terrorismo de Estado en Argentina causó 30.000 desaparecidos y se apropió de unos 500 hijos de mujeres secuestradas que dieron a luz en cautiverio.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала