Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Simpatías extranjeras a la Revolución de 1917 ayudaron a la Inteligencia de la URSS

© REUTERS / Eduard KorniyenkoBandera con la imagen de Vladímir Lenin, ex líder de la URSS (archivo)
Bandera con la imagen de Vladímir Lenin, ex líder de la URSS (archivo) - Sputnik Mundo
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — Las simpatías de numerosos intelectuales extranjeros hacia los ideales de la Revolución rusa de 1917 ayudaron bastante a la Inteligencia soviética en la preguerra y la postguerra, declaró el director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Serguéi Narishkin.

Señaló que el carácter de las ideas de igualdad social y de un orden mundial justo, posibilitaron el surgimiento en todo el planeta de numerosas personas que simpatizaban con la Unión Soviética.

"Como jefe de la actual Inteligencia rusa diré que en los períodos de antes y después de la II Guerra Mundial la Inteligencia soviética se apoyó bastante sobre una colosal red de ayudantes en Europa, América del Norte y Asia procedentes del medio intelectual", reveló en una reunión que la Academia de Ciencias de Rusia dedicó al centenario de este acontecimiento histórico, y adujo como ejemplo el famoso núcleo conocido como Los Cinco de Cambridge.

Eran los egresados del Colegio Trinity de la Universidad de Cambridge, que entre las décadas 1930 y 1950 colaboraron con la inteligencia soviética: Kim Philby, Guy Burgess, Donald Maclean, Anthony Blunt y John Cairncross, que ocupaban altos puestos en los servicios secretos y el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido.

Украшение города ко Дню Победы - Sputnik Mundo
La increíble historia de Glenn Souther, el agente estadounidense de la KGB
La URSS recibió de estas personas mucha información valiosa sobre los principales problemas internacionales.

El líder de Los Cinco, Kim Philby, transmitió a Moscú muchos datos de gran valor estratégico, en particular sobre el programa nuclear estadounidense.

El propio Philby decía que su logro principal era el material sobre los planes nazis para la Batalla de Kursk de 1943, lo que ayudó al Ejército Rojo a obtener la victoria y con eso cambiar a su favor el curso de la II Guerra Mundial.

Le puede interesar: Superhombres 'soviéticos': el Pentágono estudió si había espías rusos con superpoderes

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала