23:14 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Una mano

    Superhombres 'soviéticos': el Pentágono estudió si había espías rusos con superpoderes

    CC0 / Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    5176
    Síguenos en

    En pleno declive de la Unión Soviética, los integrantes del Ministerio de Defensa de EEUU estaban convencidos de que los científicos de la URSS habían conseguido dotar con poderes sobrenaturales a algunas personas.

    Los documentos recién desclasificados relativos al Proyecto StarGate indican que el Departamento de Defensa de EEUU creía que los espías soviéticos eran capaces de crear 'rayos globulares' usando sus cerebros como 'superconductores' en la década de 1990.

    Según los documentos, un miembro de la Agencia de Inteligencia de la Defensa se interesó por un artículo publicado en la Revista China de Ciencia Somática, que en realidad era una traducción resumida de un artículo aparecido en una revista soviética. El agente tradujo al inglés el texto chino y lo incorporó al Proyecto StarGate.

    La nota se enfocaba en las personas con 'supersensabilidad', dotadas de 'superpercepción' y 'capacidades asombrosas', que les permitían diagnosticar y curar diferentes enfermedades con sus propias manos. Los resultados de este tratamiento, según se afirma, eran mejores que los cosechados por los propios médicos. 

    El texto recoge que estos individuos eran capaces de sentir las 'energías' de otras personas simplemente colocando sus manos a pocos centímetros de ellas. Con el paso del tiempo, estos poderes sobrenaturales, supuestamente, aumentaban.

    El artículo pone de relieve que las 'energías' de estos superhombres podían sextuplicarse cuando una persona con estas capacidades se concentraba en algo.

    'Superconductor cerebral' 

    La publicación apuntaba a que el cerebro humano podía actuar como un 'superconductor' capaz de crear un 'rayo globular' a través de un 'canal' de energía: para ello, bastaría con concentrarse. Además, los superhumanos, presuntamente, podían resucitar plantas muertas. 

    Lea más: Kim Philby, el agente soviético que trabajó en la inteligencia británica

    El documento afirma que para obrar el 'milagro', una de estas personas tan solo necesitó extender sus manos a una distancia de entre 15 y 20 centímetros de unas hojas marchitas y "al parecer, fue capaz de dar vida a las células muertas".

    El autor del artículo concluía que quienquiera que pusiera en duda la veracidad sobre estas capacidades sobrenaturales era "un estúpido".

    "¿Para qué existe la mecánica cuántica? ¿Creen que todos los animales son tan simples como ustedes? Hemos entrado en un nuevo reino. La piel es una máquina biológica viva muy compleja. Es el objeto principal de nuestros estudios. Las fuentes eléctricas del cuerpo provienen de la electricidad generada por la fricción", concluía el artículo.

    El Proyecto StarGate se inició en 1978 en Estados Unidos para estudiar cómo podían utilizarse los fenómenos sobrenaturales en favor de los servicios de inteligencia y del Ejército de EEUU. 

    Además:

    Científicos ya saben cómo maximizar el trabajo del cerebro
    Falta la inteligencia: los peores fracasos de la CIA
    Altamente clasificado: lo que la CIA ocultaba sobre el asesinato de Kennedy
    Etiquetas:
    superpoder, inteligencia, CIA, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik